Híbridos y Eléctricos

C-Zero, la propuesta eléctrica de Citröen

Citroën también apuesta por la tecnología eléctrica y este mes de mayo ha presentado el C-Zero. La marca francesa tiene prevista su comercialización a partir de 2011

El C-Zero de Citroën es un vehículo cuyo motor eléctrico de 64 CV le permite alcanzar los 130 km/h.

 

Citroën también apuesta por la tecnología eléctrica y este mes de mayo ha presentado el C-Zero, vehículo con el que la marca francesa aspira a convertirse en la primera de las generalistas en comercializar un vehículo 100% eléctrico “superventas”. A sus aspiraciones nos remitimos, se ha marcado como objetivo vender 50.000 unidades en cinco años. Para conseguir ser la primera, la comercialización está cercana, Citroën tiene previsto comercializar el C-Zero en nuestro país a partir del primer trimestre de 2011.


Urbano pero con cuatro plazas reales

Profundizando en las características del C-Zero, Citroën avanza que es un vehículo compacto de 3,48 metros (cinco centímetros más largo que el C1) y cuatro plazas reales.

En cuanto al motor, pieza clave de este modelo, es eléctrico, síncrono con imanes permanentes y desarrolla una potencia de 64 CV entre 3.000 y 6.000 revoluciones por minuto. El par máximo que obtiene es de 180 Nm a partir de 2.000 r.p.m. y la potencia se traslada a las ruedas traseras a través de una transmisión reductora de una sola marcha. Con este motor, sus prestaciones son notables, alcanza los 130 kilómetros por hora de velocidad máxima, acelera de 0 a 100 km/h en 15 segundos y recupera de 60 a 90 km/h en 6 segundos. Con estas cifras, se moverá con soltura en la ciudad e incluso se podrá atrever a realizar desplazamientos fuera de ella mas si tenemos en cuenta que su autonomía es de 130 kilómetros.

Con 3,48 metros de largo, cuatro plazas reales, 166 litros de maletero y una autonomía de 130 kilómetros, al C-Zero se le puede dar un uso extra-urbano.

Unas baterías de iones de litio de última generación se encargan de suministrar la energía al motor. Ubicadas bajo el asiento de los pasajeros traseros, el sistema de baterías se compone de 88 células de 50 amperios (16 Kwh de energía) y la corriente se transmite a 330 voltios. La operación de recarga de las baterías es muy simple, basta con enchufar el cable de alimentación a un enchufe de 220V. En seis horas se obtiene una recarga completa pero Citroën subraya que, utilizando un enchufe trifásico de 400V, se puede alcanzar el 80% de la recarga en tan solo 30 minutos. Otra cuestión a tener en cuenta es que las recargas parciales no penalizan la vida útil de las baterías.

Por lo que respecta al funcionamiento del eléctrico C-Zero de Citroën, es prácticamente igual que el de un vehículo de combustión interna convencional. Girando la llave de contacto se arranca el motor eléctrico. Una vez arrancado el coche funciona igual un vehículo convencional con cambio automática. Un indicador de carga de la batería sustituye a la tradicional aguja de nivel de combustible.

Citroën destaca el silencio de marcha del C-Zero y el equipamiento del que disfrutará: dirección asistida, ABS, ASR, ESP, elevalunas eléctricos, seis airbags o climatizador. Para poder hacer escapadas fuera de la ciudad, el maletero de 166 litros será de gran utilidad.

Para obtener más información sobre este modelo eléctrico, solicitar una prueba del mismo o incluso reservar una unidad, pueden consultar la página web www.c-zero.citroen.com.

 

{yoogallery src=[/images/stories/zoo_fotogaleria/citroen_c_cero] width=[115]}

{jcomments on}

Conversaciones: