Híbridos y Eléctricos

SE PRESENTARÁ EN ABRIL EN CHINA

Este es el próximo Citroën C5 que llegará en 2021, por ahora con motorización híbrida

Las fotografías espía muestran como el Citroën C5 pierde su carácter de berlina del segmento D para unirse a las tendencias del mercado y convertirse en un SUV que podría recibir varios niveles de electrificación.

proxima generacion del Citroen C5
Fotos espía del futuro Citroën C5 camuflado publicadas por cochespias.net en el que se observa su marcado carácter SUV. Imagen: cochespias.net.

El nuevo Citroën C5 ha sido espiado en unas pruebas en las que, escondido tras el típico camuflaje de las mulas de automoción, ofrece las proporciones de un SUV reinterpretadas con el lenguaje de diseño tan característico del fabricante francés. Cediendo a las tendencias del mercado, el futuro C5 abandonará su origen como berlina del segmento D y se transforma en un SUV de gran tamaño. Construido sobre la plataforma EMP2, que por ahora solo admite versiones híbridas enchufables, aunque en un futuro podría convertirse en un coche totalmente eléctrico cuando esta arquitectura reciba las actualizaciones necesarias para poder albergar un tren motriz con esta tecnología.

El Citroën C5, lanzado en 2001, sucediendo al Xantia, era una berlina de cinco plazas que, hasta 2008 disponía de cinco puertas, pero que en su renovación se convirtió en un sedán de cuatro puertas y maletero separado. Después de 16 años en el mercado y dos generaciones muy diferentes, Citroën detuvo su producción en junio de 2017, cuando fue descontinuado y finalizó su comercialización hasta agotar el stock.

El fabricante francés lo hizo con la intención de presentar un sucesor en 2020, basado en el CXperience concept de 2016, para devolverlo al mercado en 2021. Además de europeo, su mercado potencial de mayor calado es el chino, lo que hace crecer las probabilidades de que exista una versión completamente eléctrica.

Citroën CXperience de 2016

Citroën CXperience de 2016 en el que inicialmente se iba a basar la nueva berlina en que se iba a convertir el C5.

Si bien la preferencia por los SUV es patente cada mes en los datos de ventas, China mantiene actualmente su gusto por las berlinas, lo que ha obligado a muchos fabricantes a mantener este formato a pesar de que cada vez son más irrelevantes en el resto del mundo. De ahí que el lanzamiento del Citroën C5 de próxima generación había sido considerada por la marca no solo una renovación del sedán del segmento D, sino también en el sustituto de la berlina de representación que en su día fue el Citroën C6.

El Citroën C5 de próxima generación, o como el Grupo PSA decida llamar a este nuevo modelo en el futuro, no se parecerá en nada a una berlina tradicional. Tal y como sugirió en 2018 a la revista Autocar Linda Jackson, vicepresidenta ejecutiva del Grupo PSA, “lo que no será es un nuevo C5”, sino que tendrá un diseño que no será precisamente convencional.

En principio iba a estar basado en el CXperience concept presentado en 2016, que con una longitud de 4,85 metros, recuperaba el perfil de una gran berlina de cinco puertas. Al menos esto es lo que la compañía había insinuado a los medios hasta ahora. Sin embargo, las imágenes de la futura generación del C5 filtradas por el foro cochespias.net descubren una imagen completamente diferente.

Las fotos espía sugieren un estilo de carrocería que pierde buena parte de la esencia de una berlina para ganar muchas de un crossover. La inspiración en este caso parece provenir del concepto Citroën 19_19, que conmemora los 100 años de la marca y en el que se avanzaba la tecnología y el diseño de los futuros coches eléctricos y autónomos del fabricante francés.

Citroën 19_19 Concept

El Citroën 19_19 Concept, avanza las tecnologías de los futuros coches eléctricos de Citroën.

El Citroën C5 de próxima generación, con nombre en Citroën E43 hará su debut oficial en el Salón del Automóvil de Shanghái que se celebrará en abril del próximo año y, para el mercado asiático, se fabricará, en la misma línea de montaje que su compañero de plataforma, el Peugeot 508.

Paralelamente, según la información ofrecida por la web largus.fr, por ahora tan solo se ha podido averiguar que entre las variantes de motorización existirá una versión híbrida suave que incluye una transmisión electrificada de doble embrague fabricada por Punch Powertrain, que podría ser una unidad DT2 diseñada para este tipo de mecánica y para los híbridos enchufables.

La base sobre la que se construirá el nuevo C5 es la plataforma EMP2, que, actualmente, genera los modelos compactos del segmento C, los de mayor tamaño del segmento D y los SUV grandes. Es también la que emplean el Peugeot 508, el DS 9 o el Opel Grandland X que admiten variantes híbridas enchufables, y de los que por ahora no se ha añadido una versión totalmente eléctrica.

Dada su orientación principal, que es el mercado chino y también el europeo, Citroën ofrecerá en este modelo varias opciones de electrificación. Si bien quizás no estén presentes en el momento del lanzamiento, es de esperar que en un futuro si estén presentes variantes híbridas enchufables y, quizás, cien por cien eléctricas. Para poder integrarlo,, incluyendo una batería de gran capacidad, la plataforma EMP2 requeriría de algunos cambios para convertirse en una arquitectura similar a la que se emplea en la versión eléctrica del Opel Vivaro.

Conversaciones: