Híbridos y Eléctricos

HASTA 540 KM DE AUTONOMÍA

CUPRA Born: así es oficialmente el primer coche eléctrico de SEAT en clave CUPRA

Cupra ha presentado por fin su primer coche eléctrico. Se trata del CUPRA Born, la iteración de SEAT y CUPRA sobre la plataforma MEB del Grupo Volkswagen, y llega con hasta 540 kilómetros de autonomía.

CUPRA-BORN-AuroraBlue
Nuevo CUPRA Born eléctrico.

La firma aspiracional de SEAT ha presentado hoy, por fin, el que es su primer coche eléctrico desarrollado como tal desde cero. Se trata del CUPRA Born, un nuevo modelo que supone el inicio de una nueva etapa tanto para SEAT como para CUPRA.

Como es habitual en todos los modelos de la firma deportiva española, el CUPRA Born está concebido como un modelo deportivo, sólo que esta vez su tren de potencia se ampara en un esquema completamente eléctrico, heredado en su totalidad del Volkswagen ID.3 pero debidamente puesto a punto por CUPRA para imprimir el aire deportivo que caracteriza a todos sus modelos.

La plataforma sobre la que se basa es la misma que el eléctrico alemán, la MEB desarrollada específicamente para coches eléctricos. Mide 4.322 mm de largo, 1.809 mm de ancho, 1.537 mm de alto y tiene una distancia entre ejes de 2.767 mm. La capacidad del maletero, por su parte, es de 385 litros.

CUPRA-Born_02_HQ

CUPRA Born eléctrico.

Ha anunciado CUPRA que además del sistema de venta tradicional en concesionarios, el CUPRA Born se ofrecerá también bajo contratos de suscripción, con una tarifa mensual que incluirá el uso del propio coche eléctrico y otros servicios relativos al mismo.

Diseño

Nada más posar nuestra vista sobre la carrocería del Born sale a relucir la identidad de CUPRA, mezclando superficies fluidas con los colores de la carrocería y detalles deportivos para ofrecer una imagen atlética que adelanta su faceta prestacional.

La estética frontal descarga su peso en los faros LED de nuevo diseño, que flanquean la toda la parte delantera del Born y que según CUPRA tiene diseño de "nariz de tiburón". La entrada inferior tiene un marco acabado en el característico cobre de la firma y está pensada para canalizar el aire hacia el radiador que gestiona la temperatura de la batería. El capó incorpora formas tridimensionales para ayudar a reflejar mejor la luz y dar más vida a la parte delantera.

El lateral del Born queda marcado por la inclinación pronunciada del pilar A, propiciada por su achatado volumen frontal. Donde sí encontramos novedades es en la zaga del coche, ya que aún no teníamos ninguna imagen a modo de adelanto relativa a su trasera. Una línea de LED une ambos faros, mientras que por la parte baja un agresivo paragolpes alberga un difusor de aire (potencialmente falso).

012CUPRABORNAuroraBluehigh

CUPRA Born eléctrico.

En el interior no encontramos sorpresas, ya que vemos las mismas líneas que en el ID.3 sólo que esta vez quedan aderezadas con recursos estéticos típicos de CUPRA, quien las denomina como "líneas expresivas". La principal diferencia con respecto al alemán, además de los recursos estéticos utilizados, son los asientos deportivos, que dan un toque distintivo y deportivo al interior del Born.

Como es habitual en estos últimos compases, en el interior del CUPRA Born se respirará un ambiente eminentemente digital, principalmente a causa la pantalla central de infoentretenimiento flotante de 12 pulgadas, estándar en todos los modelos, y orientada hacia el conductor, lo que permite un fácil acceso a una variedad de funciones en un estilo simple e intuitivo. Ésta queda respaldada por el cuadro de mandos, que también queda en manos de una pantalla. 

016CUPRABORNAuroraBluehigh

Interior del CUPRA Born eléctrico.

Técnica

La gama del CUPRA Born eléctrico estará compuesta en primera instancia por cuatro variantes distintas dependiendo de la potencia del motor eléctrico y de la capacidad de su paquete de baterías de iones de litio. En todos los casos el motor eléctrico es el mismo, sólo varía su potencia a través de software. Se trata de un motor síncrono de imanes permanentes que gira hasta 16.000 revoluciones por minuto, integrado sobre el eje trasero, convirtiendo al Born eléctrico en un coche de tracción trasera.

La variante de menores prestaciones goza de un motor eléctrico de 150 CV y 310 Nm de par alimentado por una batería de 45 kWh. Gracias a ello acelera de cero a cien en 8,9 segundos y homologa 340 kilómetros de autonomía.

La segunda es el escalón intermedio de la gama en cuanto a potencia, pues rinde 204 CV y 310 Nm y se alimenta de una batería de 58 kWh de capacidad. Esta versión acelera de cero a cien en 7,3 segundos y promedia una autonomía con una carga completa de 420 kilómetros.

CUPRA-Born_05_HQ

CUPRA Born eléctrico.

El tope de gama está representado la variante de 231 CV, y se puede elegir con la batería de 58 kWh o una mayor de 77 kWh, incluida en el pack que CUPRA ha llamado e-Boost. Con la primera logra una autonomía de 420 kilómetros mientras que con la segunda llega a los 540. La aceleración de la versión de 58 kWh es de 6,6 segundos en el cero a cien, mientras que la segunda logra 7 segundos exactos.

El CUPRA Born ha sido diseñado y desarrollado por completo en España, en la ciudad de Barcelona y a la que debe su nombre. No obstante, el círculo de origen no se cerrará por completo en España, puesto que su fabricación tendrá lugar en la factoría alemana de Zwikckau, donde también se fabrica el ID.3. Su producción dará comienzo durante el próximo septiembre, con el arranque de comercialización antes de finales de año.

Conversaciones: