SE FARBICARÁ EN 2019

Dendrobium D-1, un nuevo superdeportivo eléctrico con 1800 CV

El Dendrobium D-1 empezaría a producirse el año que viene con tecnología desarrollada en el Reino Unido y unas prestaciones impresionantes.

Dendrobium D-1, un superdeportivo eléctrico con 1.800 CV de potencia.
Dendrobium D-1, un superdeportivo eléctrico con 1.800 CV de potencia.

Dendrobium Automotive es una empresa británica fundada bajo el paraguas de la compañía Vanda Electrics, de Singapur, con un cometido muy claro: crear el D-1, un superdeportivo eléctrico que plantea una potencia de 1800 CV y un par motor de 2000 Nm, una cifra realmente increíble. La empresa británica buscará que el vehículo alcance una velocidad máxima superior a los 320 km/h y sea capaz de acelerar de 0 a 100 en solo 2,7 segundos. Según las previsiones, el D-1 será presentado a finales de verano en el Salon Privé.

Según las primeras informaciones, la intención de la marca es utilizar, cuando sea posible, baterías de estado sólido para alimentar sus motores eléctricos y toda la tecnología que montará el superdeportivo está siendo desarrollada en UK. Entre su estructura ejecutiva destacan nombres como Nigel Gordon-Stewart, extrabajador de McLaren y Lamborghini, Michael Kimberley, cofundador de Lotus Engineering y otros exempleados de Ferrari, Pagani o Rimac.

den

Primer contacto

El mundo vio los primeros detalles del Dendrobium D-1 en forma prototipo en el pasado Salón de Ginebra, en marzo. Según el medio británico Autocar, la empresa empezará a producirlo en 2019 y su precio superaría el millón de euros en el mercado. Según el fabricante, ya habrían recibido un número considerable de pedidos.

El vehículo, con sitio para dos ocupantes en su habitáculo, no era más que un puñado de esbozos en 2016. Ese año, un equipo de ingenieros de Williams Advance Engineering (WAE) convirtió los dibujos en un prototipo. Según ejecutivos de la marca, el superdeportivo se producirá en unidades limitadas. Aunque todavía no se ha confirmado el número exacto, lo más probable es que se cuenten por decenas y no por centenas, por lo que su precio irá acorde con su exclusividad.

vanda_dendrobium_024

A falta de confirmación oficial, el D-1 montará tres motores eléctricos que enviarán los 1.800 CV de potencia a sus cuatro ruedas a través de una transmisión de dos velocidades. La batería no podrá situarse entre los ejes, como pasa en la mayoría de los eléctricos, y eso obligará a que sea más pequeña de lo normal, seguramente de 30 a 50 kWh.

El diseño del vehículo ha supuesto una serie de retos complicados por su forma, parecida a una lágrima, a la necesidad de mantener expuesta la suspensión trasera y al mecanismo de apertura y cierre de las puertas. Según el medio británico, el D-1 no ha pasado aún por el túnel de viento, pero su comportamiento ya ha sido simulado por ordenador. Según ejecutivos de la empresa, fue diseñado en 1996 por alguien desconocido y fue revisado a mitad de la década pasada.

Conversaciones: