"RESTOMOD" DE UN PORSCHE ELÉCTRICO

Electra Meccanica eRoadster: el clásico Porsche 356 convertido en eléctrico

Electra Meccanica eRoadster, un restomod eléctrico que toma como base de partida una réplica del Porsche 356 Speedster.

Electra Meccanica eRoadster, el Porsche 356 eléctrico.
Electra Meccanica eRoadster, el Porsche 356 eléctrico.

Para muchos lo que vamos a mostrar sería un sacrilegio, pero para otros, el resultado obvio de los tiempos que corren. Convertir un clásico como el Porsche 356 a motor eléctrico no es una hazaña novedosa, ya que existen conversiones similares. Incluso las propias marcas, como es el caso de Jaguar, se han atrevido a realizar algo semejante de forma oficial. Pero un Porsche es un tema a parte y sus seguidores son muy acérrimos y puristas.

Sin embargo, los fanáticos de Porsche pueden estar más tranquilos, ya que no es una unidad original del Porsche 356, sino una réplica a la cual se ha instalado un motor totalmente eléctrico. El resultado es muy interesante, pues combina el placer de conducir más puro y clásico, con nuevas tecnologías y el respeto por el medio ambiente al carecer por completo de emisiones contaminantes. Una simbiosis que podría ser un nicho de mercado a estudiar para ciertas empresas.

electra-meccanica-eroadster (2)

El responsable de esta creación es Electra Meccanica, una compañía que centra su actividad en vehículos eléctricos. Han denominado a este restomod –aquellos coches clásicos que se restauran con piezas modernas– como Electra Meccanica eRoadster, un clásico deportivo de cero emisiones que esconde un propulsor eléctrico de unos 100 KW (136 CV) junto a un bloque de baterías de 50 kWh de capacidad. Esto permite unas prestaciones respetables, con una aceleración de 0 a 100 km/h en torno a los seis segundos y una autonomía de 300 kilómetros.

La creación desprende mucho cuidado por el detalle y un gusto por lo clásico destacable. Al usar un motor eléctrico no necesita, teóricamente, cambiar de desarrollos y por tanto la palanca de cambios es prescindible. Sin embargo, se conserva entre los asientos manteniendo el aspecto clásico del habitáculo. Lo único que delataría que no es un Porsche 356 podría ser la ausencia del pedal para el embrague, pero ni siquiera eso porque también lo conserva aun sin ser funcional. Esto se debe a que incorpora una transmisión manual con dos velocidades: una marcha corta para circular por ciudad y otra marcha larga para carreteras y autopistas.

electra-meccanica-eroadster (3)

Fuera, en el exterior, tampoco hay nada que pueda destacar su condición de eléctrico. Quizá la falta de tubo de escape sea algo obvio una vez nos fijamos detenidamente, pero incluso la toma de corriente para cargar la batería se ha camuflado bajo la placa de matrícula trasera.

A tenor de las fotos, se han cuidado los detalles al máximo. El habitáculo de color beige explota su lado más ‘vintage’, rematado por el bonito volante con aro de madera. El color azul pálido de la carrocería también ahonda en el clasicismo del modelo tomado como base, el Porsche 356 (el primer modelo de la marca, lanzado en 1948) y la capota de lona de color marrón combina a la perfección con el color de la carrocería.

No se han dado a conocer precios o mercados donde estará disponible. Por el momento, sólo hay una unidad fabricada, la que aparece en las fotos (y en un vídeo de Youtube) y muchos medios especializados apuestan por una disponibilidad en Estados Unidos y Canadá, pero ofrecen dudas ante su llegada a Europa.

Conversaciones: