SE HAN EXAMINADO CUATRO MODELOS

Un estudio revela que los coches eléctricos no interfieren con los marcapasos y desfibriladores

Dos investigadores de Annals of Internal Medicine han realizado un estudio en el que se demuestra que los campos magnéticos de los coches eléctricos no interfieren en el funcionamiento de dispositivos cardíacos como marcapasos o desfibriladores. 

Un estudio revela que los coches eléctricos no interfieren con los marcapasos y desfibriladores.
Un estudio revela que los coches eléctricos no interfieren con los marcapasos y desfibriladores.

Un reciente estudio alemán acaba de confirmar que los campos magnéticos de los coches eléctricos no son lo suficientemente fuertes como para interferir con los dispositivos cardíacos, tales como marcapasos o desfibriladores. Los investigadores de Annals of Internal Medicine han apuntado que todos los motores eléctricos pueden producir campos electromagnéticos, pero que si los campos no son suficientemente fuertes, no deberían alterar la función normal de los dispositivos cardíacos implantados.

Para realizar dicho estudio, los investigadores han medido la intensidad del campo magnético en cuatro coches eléctricos con la mayor cuota de mercado en Europa; el BMW i3, el Nissan Leaf, el Tesla Model S y el Volkswagen e-Up!. A su vez, se ha evaluado el funcionamiento de los marcapasos y desfibriladores en 108 pacientes que han estado expuestos a dichos vehículos. Cabe destacar que ninguno de los coches interfirió con los dispositivos implantados.

bateria-coche-electrico

"Nuestro estudio sugiere que los campos electromagnéticos generados por los automóviles eléctricos no causan disfunciones", ha manifestado el autor principal del estudio, el Dr. Carsten Lennerz, del Centro Cardíaco Alemán de Munich y del Centro Alemán de Investigación Cardiovascular.

Si bien los resultados son prometedores, los diseños de coches eléctricos, así como los marcapasos y desfibriladores cambian constantemente y es posible que lo que sucedió con los automóviles y dispositivos cardíacos específicos en el estudio podría no reflejar lo que experimentaría cada paciente, advirtió Lennerz.

"Los pacientes con marcapasos y desfibriladores deberían ver estos resultados como alentadores para su seguridad en los coches eléctricos, pero deben tener cuidado de que ocurran errores". Para el estudio, los investigadores pidieron a los pacientes con dispositivos implantados que se sentasen en uno de los cuatro coches eléctricos diferentes y que cargasen la batería del automóvil con cables. Los investigadores midieron el campo magnético dentro y al lado de los automóviles mientras los utilizaban y al lado de los cables durante la carga.

nuevo-nissan-leaf-2019-baterias-60kwh

Los investigadores también monitorearon los marcapasos y los desfibriladores de los pacientes para detectar cualquier indicio de interferencia durante el experimento. Un inconveniente es que la potencia de la batería de los automóviles eléctricos podría aumentar en el futuro, haciéndolos más peligrosos para estos pacientes con corazón, dijo el Dr. Dhanunjaya Lakkireddy del Hospital de la Universidad de Kansas en Kansas City.

"Los pacientes deben sentirse seguros de que los coches eléctricos de la generación actual no deberían tener un impacto significativo en el funcionamiento de su dispositivo", agregó Lakkireddy. "Sin embargo, lo que sucederá cuando la energía de la batería aumente significativamente con el tiempo, aún no se conoce con exactitud".

Conversaciones: