Híbridos y Eléctricos

DOS LONGITUDES Y 3 ACABADOS

Fiat e-Scudo, una nueva furgoneta de tamaño mediano que estrena versión eléctrica

Con la electrificación de toda la gama de vehículos comerciales de las marcas que componen el Grupo Stellantis le llega el turno a la Fiat e-Scudo, que recibe la misma configuración mecánica y características de carga de sus hermanas de Citroën, Peugeot y Opel.

Fiat e-Scudo portada
Nueva furgoneta eléctrica Fiat e-Scudo.

Fiat ha presentado su segundo vehículo comercial eléctrico que se sitúa un escalón más abajo del furgón e-Ducato. La nueva Fiat e-Scudo es un modelo más fruto de la fusión Fiat/PSA por lo que en realidad se trata de una copia en cuanto a especificaciones y tamaño de lo que ofrecen las otras tres marcas del grupo Stellantis que comercializan vehículos comerciales: el Citroën Jumpy, el Peugeot Expert o el Opel Vivaro-e.

Desde su fusión el Grupo Stellantis ha llevado al mercado versiones eléctricas de todos sus vehículos industriales ligeros en cada una de sus marcas. La alianza formada por Peugeot, Citroën, Opel, FIAT (y Toyota) ha provocado que el mismo modelo se repita casi de manera idéntica con emblemas diferentes. Todas las furgonetas son exactamente iguales entre sí, con pequeñas modificaciones estéticas exteriores y cambios en los acabados y en la instrumentación del interior.

Por lo tanto, técnicamente, el Fiat e-Scudo no es ninguna sorpresa puesto que hereda exactamente la misma configuración de los otros modelos de Stellantis. Bajo la carrocería se sitúa la ya conocida plataforma EMP2 del Grupo Stellantis, utilizada en una amplia variedad de modelos. Se trata de una arquitectura que permite la instalación de diferentes tecnologías de propulsión, entre ellas la totalmente eléctrica.

Está propulsado por un motor eléctrico de 100 kW (136 CV) que ofrece un par de 260 Nm y alcanzar una velocidad máxima de 130 km/h. Se puede alimentar de dos tamaños de batería, uno de 50 kWh y otro de 75 kWh de capacidad bruta. Con la primera, la autonomía WLTP es de 230 kilómetros mientras que con la batería más grande es de 330 kilómetros.

Fiat e-Scudo interior

La Fiat e-Scudo se podrá configurar en versión larga y corta.

Para recargarla, el cargador de a bordo será capaz de alcanzar una potencia máxima de 11 kW, en corriente alterna trifásica, mientras que en corriente monofásica la potencia será de 7,2 kW. También será posible recargar la batería en corriente continua admitiendo una potencia máxima de 100 kW, lo que debería permitir recuperar el 80 % de la capacidad, en el caso de la batería más grande, en menos de media hora.

La Fiat e-Scudo contará con una oferta comercial compuesta por varias configuraciones de la caja de carga que son exactamente las mismas que las que se ofrecen con las versiones térmicas. En la versión larga, la que mide 5,3 metros de longitud, la Fiat e-Scudo ofrece un volumen de carga de 6,6 m3, 1.000 kilogramos de carga útil y una tonelada de capacidad de remolque.

Los precios de venta todavía no han sido anunciados aunque deberían ser similares a los de la Citroën e-Jumpy, la Peugeot e-Expert o la Opel Vivaro-e. La gama comercial está compuesta por dos longitudes y tres acabados: Easy, Business y Lounge.

Conversaciones: