Híbridos y Eléctricos

NUEVA BATERÍA

Las furgonetas eléctricas grandes de Stellantis estrenan una batería de 75 kWh de capacidad

Gracias a un incremento de 5 kWh de capacidad, la nueva batería de las Citroën ë-Jumper, Opel e-Movano y Peugeot e-Boxer les permite rodar con una autonomía de 248 kilómetros.

peugeot-e-boxer_portada
Las furgonetas eléctricas grandes de Stellantis reciben una batería de 75 kWh de capacidad

Los industriales eléctricos están ganando peso en las flotas de logística. Gracias a mínimos costes operativos, el reparto de última milla eléctrico se ha convertido en un segmento muy competitivo donde el Grupo Stellantis cuenta con una gran colección de modelos. Dentro de las flotas de Peugeot, Citroën y Opel, los modelos más grandes de cada casa, Boxer, Jumper y Movano, reciben ahora un paquete de baterías más grande en los modelos eléctricos.

Citroën ë-Jumper, Peugeot e-Boxer y Opel e-Movano son los tres industriales eléctricos de referencia del Grupo Stellantis. Tres modelos apoyados en la misma plataforma con las mismas tecnologías y las mismas capacidades. Hasta ahora, la flota ha incluido diferentes opciones de batería y autonomía. En un primer nivel de prestaciones ofrecen una pila de 37 kWh de capacidad con la que logran homologar una humilde autonomía de 117 kilómetros. En un nivel superior, la batería de 70 kWh de capacidad se sustituye ahora con una pila de 75 kWh de capacidad que les permite alcanzar un mejor rango de uso.

Gracias a ese nuevo conjunto de celdas, la autonomía del trío industrial pasa a ser de 248 kilómetros en ciclo WLTP. Un incremento de 24 kilómetros que puede marcar una significativa diferencia. En todos los casos: ë-Jumper, e-Boxer y e-Movano, la nueva batería se asocia con un motor eléctrico de 122 caballos de potencia y 260 Nm de par motor. Unas prestaciones discretas, pero más que suficientes, para el desempeño habitual de los recorridos urbanos. Todo ello sin alterar las capacidades de carga o los diferentes formatos de carrocería posibles.

opel-e-movano_02
Con la nueva batería, la autonomía del trío industrial pasa a ser de 248 kilómetros.

Con longitudes entre los 4,96 y los 5,99 metros y alturas entre los 2,25 y los 2,76 metros, la capacidad de carga se fija entre los 8 y los 17 metros cúbicos. La anchura entre pasos de rueda queda fijada en los 1,42 metros con una anchura máxima de 1,87 metros. Los vehículos ligeros permiten una masa máxima autorizada de entre 2,8 y 3,5 toneladas, mientras que los vehículos pesados ofrecen capacidades de entre 3,5 y 4 toneladas.

A la hora de recuperar la autonomía, Citroën, Peugeot y Opel montan sistemas de alta potencia. Equipados con una carga dual embarcada de 7 y 22 kW, también es posible realizar cargas rápidas en puntos de 50 kW que permiten alcanzar el 80% de la recarga en aproximadamente una hora. En tomas más lentas, de 7,4 kW, la recarga total puede extenderse por encima de las 12 horas. Las nuevas unidades pronto estarán disponibles en los concesionarios. Los precios no han sido comunicados, aunque se esperan leves subidas con respecto a las cifras actuales.

Conversaciones: