Híbridos y Eléctricos

EN EL RESTO DEL MUNDO EN 2040

Hyundai apuesta por los coches eléctricos eliminando los motores térmicos en Europa en 2035

Hyundai se une a la decisión de otros grandes fabricantes de automóviles anunciando su paulatina eliminación de los motores térmicos, de manera que en Europa dejará de venderlos a partir de 2035 y en el resto de los mercados mundiales a partir de 2040.

Hyundai Ioniq 5
Hyundai se une al club de los fabricantes que prescindirán de motores térmicos en su gama, apostando por la total electrificación.

Hyundai ha aprovechado su presencia en el Salón del Automóvil de Múnich para anunciar su decisión de abandonar los motores térmicos, de gasolina y diésel, a partir de 2035 en los mercados europeos. Para el resto de los mercados mundiales la fecha la pospone hasta 2040. Hyundai aprovechará estas dos décadas para desarrollar las tecnologías eléctricas, apostando por los coches eléctricos alimentados bien por baterías, bien por hidrógeno.

Los coreanos se unen al grupo de fabricantes que anuncian su intención de eliminar de su catálogo las variantes con motores de gasolina y diésel. Un club, cada vez más popular, del que formará parte a partir de 2035 en Europa. En el Viejo Continente se espera la entrada en vigor de la nueva normativa europea, Euro 7 que será mucho más exigente con las emisiones y que hará prácticamente inviables económicamente los motores de combustión. Demás, el desarrollo de motores eléctricos y baterías con el objetivo de aumentar la autonomía y la velocidad de carga, supone un coste enorme. Ambas razones han llevado a muchos fabricantes a acabar con las inversiones en motores de combustión. En el caso de Hyundai, el plazo se retrasa a 2040 en el resto de los mercados mundiales (los más importantes), de manera que el resultado es que la compañía será neutra en carbono en 2045.

Si bien el plazo marcado por el fabricante coreano se puede antojar como lejano, también se ha marcado un objetivo intermedio en 2030. Hyundai promete que alcanzará un 30 % de sus ventas solo con modelos alimentados por baterías electroquímicas o por pila de combustible de hidrógeno. Sin embargo, esta, que debe ser considerada una buena noticia tiene también algo de letra pequeña. La primera es que es una decisión que solo afecta a Hyundai. No se aplicará a las otras marcas del grupo coreano: Kia, Genesis y Mobis, Pero esto no quiere decir que estas marcas no asuman también su electrificación. En mayo de este año, Hyundai Motor Group anunció que reducirá la inversión en motores de combustión, y por lo tanto el número de modelos movidos por estas tecnologías, con el objetivo de liberar recursos para invertirlos en vehículos eléctricos. EL resultado será una reducción del 50% de la oferta de sus modelos propulsados por diésel y gasolina. El objetivo del fabricante es expandir las ventas de sus nuevos modelos cien por cien eléctricos en los mercados clave: Europa, Estados Unidos y China. Para lograrlo, necesita vender alrededor de un millón de vehículos eléctricos en el año 2025, lo que significaría una participación de un 10% en el mercado mundial.

En algunos mercados, aquellos que tengan un desarrollo insuficiente de la infraestructura de recarga o no cuenten con una red de abastecimiento de hidrógeno, se mantendrá la comercialización de los modelos térmicos. En estos países, Hyundai podría ofrecer motores térmicos alternativos basados en combustibles sintéticos, agrocombustibles o biogás.

En el medio plazo, después del lanzamiento del Ioniq 5en 2022 será el turno del Ioniq 6, una berlina eléctrica del segmento D y aspecto deportivo basada en el Hyundai Prophecy. Precisamente en el IAA de Múnich, Hynudai exhibe un robotaxi basado en el primero y un estudio de diseño basado en el segundo. Para el año 2024 está previsto que llegue un SUV eléctrico grande, el Ioniq 7. En 2025, Hyundai tiene previsto lanzar un total de 16 nuevos modelos completamente eléctricos. En cuanto al desarrollo de vehículos movidos por pila de combustible de hidrógeno,

Hyundai ha anunciado precisamente en Múnich el desarrollo del sucesor del Nexo, un SUV alimentado por pila de combustible que se encuentra en la oferta del fabricante desde 2018. Además tiene previsto lanzar una versión de hidrógeno de su nueva furgoneta, la Staria, un vehículo multipropósito que actualmente solo cuenta con motores térmicos.

Los vehículos comerciales también juegan un papel importante en la hoja de ruta del hidrógeno de Hyundai. Precisamente en Múnich, desde junio, están a prueba dos autobuses eléctricos de la marca, Elec City (baterías) H2 (pila de combustible), que también se utiliza para transportar a los visitantes de la feria entre ubicaciones durante la celebración del salón.

En el marco de su promesa climática, Hyundai asegura que está pensando más allá de los vehículos terrestres con el desarrollo de sus taxis aéreos. El fabricante también está planificando inversiones a largo plazo en tecnologías futuras como el hidrógeno verde basado en energías renovables, Vehicle-to-Grid (V2G) y Second Life Battery Energy Storage Systems (SLBESS).

Conversaciones: