Híbridos y Eléctricos

MAYOR RANGO DE VISIÓN Y MEJOR AERODINÁMICA

El Lexus ES 300h dice adiós a los espejos: estrenará retrovisores con cámaras

El Lexus ES 300h estrenará unos retrovisores con cámaras digitales, que sustituyen los retrovisores convencionales por espejo. Entre sus ventajas destacan un mayor rango de visión, mejor aerodinámica y mayor seguridad.

El Lexus ES 300h dice adiós a los espejos: estrenará retrovisores con cámaras
El Lexus ES 300h dice adiós a los espejos: estrenará retrovisores con cámaras

El Lexus ES 300h es una de las grandes berlinas híbridas de Lexus, un modelo que, sin llegar a la distinción y máximo lujo del LS, ofrece también un excepcional nivel de acabados y equipamiento. En este sentido, la firma japonesa estrenará en el ES 300h los retrovisores con cámara, sustituyendo a los tradicionales espejos físicos, una novedad que conoceremos en el próximo Salón de Ginebra.

No cabe duda de que los retrovisores con cámara están abriéndose camino poco a poco, y prueba de ello es el Audi e-tron (donde son opcionales) y el nuevo Honda e -que viene con los retrovisores con cámara de serie-. En Lexus han querido apuntarse a esta tendencia añadiendo esta tecnología a su berlina mediana, el ES 300h, que dirá adiós a los espejos físicos convencionales.

Los retrovisores con cámaras buscan ofrecer mejor campo de visión y mejor aerodinámica

En el Lexus ES 300h los retrovisores convencionales se sustituirán por unas cámaras digitales de alta resolución, y con ellas Lexus quiere mejorar la visión del conductor. Las cámaras transmiten las imágenes a dos monitores de 5" de diagonal en el interior del vehículo, situados en la base de los pilares delanteros. Lexus ha integrado las pantallas en una posición que resulte natural para el conductor, de manera que estén en la línea de visión intuitiva cuando vaya a mirar por el retrovisor de toda la vida.

Lexus-ES-300h-retrovisores-camaras-digitales_02

Los retrovisores con cámaras mejoran la aerodinámica y reducen el ruido generado por el viento.

Las cámaras están alojadas en unas carcasas más delgadas que de costumbre, disminuyendo la resistencia y el ruido aerodinámicos respecto a unos espejos convencionales. Cuentan con calefactores integrados para evitar que se forme hielo o vaho, y están diseñadas de manera que no puedan quedar tapadas por gotas de agua o copos de nieve. No obstante, el conductor puede activar en cualquier momento el anti-vaho mediante un botón en el salpicadero -igual que haría para desempañar el parabrisas-.

Estos retrovisores digitales cuentan también con un sensor de luminosidad que reduce automáticamente el deslumbramiento de los vehículos que circulan por detrás por la noche. Por otro lado, en caso de activar los intermitentes o la marcha atrás, las cámaras ofrecen automáticamente un modo gran angular que amplía la visión eliminando -según dice Lexus- los ángulos muertos a la hora de cambiar de carril en carretera o en maniobras de aparcamiento.

Lexus-ES-300h-retrovisores-camaras-digitales_03

Dos monitores de 5" pulgadas van situados en la base de los pilares A, en busca de una posición natural para el conductor.

Cuando vayamos a cambiar de carril o a circular marcha atrás, en los retrovisores aparecerán unas líneas que sirven como guía de referencia. Al aparcar, las líneas indican distancias de 20 y 50 cm desde el paragolpes trasero, y de 50 cm a cada lado del vehículo. En carretera, las líneas de referencia indican 5, 10 y 15 m (hasta 70 km/h), y a partir de los 70 km/h aparece una línea más indicando 30 metros de distancia.

El Lexus ES 300h es una berlina híbrida con Etiqueta ECO y un precio desde 45.000 euros

Esta tecnología no es nueva ni siquiera para Lexus, que la estrenó en Japón en el año 2018. Su estreno en Europa lo veremos en el próximo Salón de Ginebra (a partir del 3 de marzo) y no debería tardar mucho en llegar a los concesionarios. Cabe recordar que el Lexus ES 300h se vende en España desde 45.000 euros y alcanza los 65.800 en la versión Executive tope de gama.

Existen cinco niveles de equipamiento, todas con la misma mecánica: un motor híbrido de gasolina con 218 CV de potencia que homologa un consumo combinado entre 5,3-5,8 l/100 km (WLTP). El Lexus ES 300h recibe la etiqueta ECO de la DGT.

Conversaciones: