Híbridos y Eléctricos

TECNOLOGÍA DE ÚLTIMA GENERACIÓN

El próximo Mercedes-AMG GLC 63 será un híbrido enchufable con tecnología de F1

El nuevo Mercedes-AMG GLC 63 híbrido enchufable, o Mercedes-AMG GLC 63 S E Performance como aseguran algunas fuentes, ha sido cazado durante su fase de pruebas. El SUV abandonará su motor V8 para adoptar un sistema híbrido enchufable con tecnología heredada de la Fórmula 1, desde su turbo eléctrico MGU-H hasta la batería de última generación.

Mercedes AMG GLC63 3
El Mercedes-AMG GLC 63 híbrido enchufable será un SUV con tecnología de F1

No es ningún secreto que la próxima hornada de modelos con el sello de Mercedes-AMG va a estar electrificada en una buena parte. Al contrario, ya es oficial y oficioso; después del Mercedes-AMG EQS 53 totalmente eléctrico llegarán también híbridos enchufables firmados por AMG, entre los cuales encontraremos el nuevo Mercedes-AMG GLC 63 2023. Un SUV de altas prestaciones, con mucho que decir, el cual ya ha sido visto por las frías carreteras del norte de Europa.

Mercedes ya está inmersa en plena fase de desarrollo de su próximo SUV deportivo (si acaso esos dos conceptos pueden entenderse juntos), el próximo Mercedes-AMG GLC 63, que ya ha comenzado a rodar por el norte de Escandinavia como parte de su periodo de pruebas antes de salir a producción. Y cómo no, allí había también cámaras para inmortalizar las primeras imágenes del primer Mercedes-AMG GLC 63 híbrido enchufable.

Mercedes AMG GLC63 21

Unidad de pruebas del Mercedes-AMG GLC 63.

Aunque el coche lleva un camuflaje considerable para ocultarnos las líneas de su carrocería, son varias las pistas que nos revelan ante qué versión del Mercedes GLC estamos. Desde luego, no una cualquiera, sino la más potente y prestacional. Prueba de ello es la parrilla 'Panamericana' típica de los modelos AMG -un guiño al Mercedes 300 SL de los años 50 que ganó la carrera del mismo nombre-.

También las vías más anchas, los anchísimos neumáticos o las llantas AMG de gran diámetro, tras las cuales habitan unos frenos de considerables proporciones con pinzas de color rojo. Todo ello sin olvidar, claro está, las cuatro salidas de escape con forma de paralelogramo. Todo ello le hace distinguirse claramente del resto de versiones del GLC.

Mercedes AMG GLC63 6

Aunque cuesta distinguirla, en la aleta trasera izquierda lleva una segunda tapa para la toma de carga eléctrica

Sin embargo, habrá una diferencia muy importante respecto a la generación actual. De esas cuatro salidas de escape no emanarán los gases de un motor V8 biturbo, como hasta ahora, pues el nuevo Mercedes-AMG GLC 63 equipará un motor 2.0 de cuatro cilindros (M139) con turbo eléctrico combinado con un motor eléctrico en el eje trasero y una batería de alta tensión. Dicho de otra manera, el próximo GLC 63 tendrá un sistema híbrido enchufable, igual que el Mercedes-AMG C 63, con el que comparte plataforma.

De hecho, otra de las pistas que podemos ver en las imágenes -aunque hay que agudizar la vista, pues se camufla bastante bien- es la incorporación de una segunda toma de carga en la aleta trasera izquierda para recargar la batería, además de la tapa que cubre la boca del depósito de gasolina en la aleta trasera derecha. Otra pista más que nos indica la condición enchufable de este modelo, que según algunas fuentes se llamará Mercedes-AMG GLC 63 S E Performance.

Mercedes AMG GLC63 22

Las cuatro salidas de escape y las vías más anchas le identifican como el Mercedes-AMG GLC 63.

Sobre los detalles del sistema híbrido enchufable, ya conocíamos algunos datos con anterioridad. Sabemos que la potencia total del sistema, sumando el motor de gasolina de cuatro cilindros y la parte eléctrica, será de «más de 480 kW» según Mercedes, equivalente a más de 653 CV. De confirmarse esta cifra, serían casi 150 caballos más que el actual Mercedes-AMG GLC 63 S, cuyo motor V8 entrega 510 caballos. Una tecnología híbrida que proviene directamente de la empleada en el coche de Fórmula 1 de Mercedes-AMG Petronas y del Mercedes-AMG Project One.

Esto significa que tendrá tecnología puntera. Hemos mencionado antes el turbocompresor eléctrico MGU-H, pensado para ofrecer una respuesta inmediata al pedal del acelerador, sin el retraso típico de los motores turbo. Pero huelga mencionar también la batería de última tecnología, heredada de la Fórmula 1 y con el doble de densidad de potencia que las baterías convencionales, ubicada en la parte trasera del vehículo; o el motor eléctrico del eje trasero, que irá acoplado a una transmisión de dos velocidades (cambia a 2ª velocidad a 140 km/h como máximo).

Mercedes AMG GLC63 13

Unidad de pruebas del Mercedes-AMG GLC 63.

En función de la versión, el motor eléctrico puede entregar hasta 204 caballos de potencia y 320 Nm de par. Dicho motor actuará solamente sobre el eje trasero (independientemente de la transmisión AMG SPEEDSHIFT MCT-9G, acoplada al motor de gasolina) y dada la colocación de los motores, uno en cada eje, el C63 contará con tracción AMG Performance 4MATIC+ totalmente variable en las cuatro ruedas. Por supuesto, aderezada con un avanzado bloqueo del diferencial controlado electrónicamente.

¿Y cuándo llegará el nuevo Mercedes AMG GLC 63 a los concesionarios? Está previsto que se presente a finales de este 2022 y que llegue al mercado en 2023, así que todavía tocará esperar algunos meses para conocerlo en todo su esplendor.

Conversaciones: