Híbridos y Eléctricos

MÁS DE 800 CABALLOS DE POTENCIA

El Mercedes SL no tendrá una, sino dos versiones híbridas enchufables el próximo año

Los alemanes quieren convertir a su nuevo SL en uno de los modelos más extremos de la casa gracias a un conjunto PHEV desarrollado por AMG.

Mercedes-AMG SL 55 4MATIC+
Mercedes-AMG SL 55 4MATIC+

El Mercedes SL es uno de los modelos más viejos y característicos de Mercedes. Para datar sus orígenes hay que retroceder hasta el año 1954. Fue entonces cuando los alemanes deslumbraron al mundo con un deportivo que ya se ha convertido en leyenda. Con el paso de los años ha sufrido diversas transformaciones y adaptaciones hasta llegar al punto actual. Recientemente ha sido anunciada una nueva generación, la sexta, contando con importantes novedades.

Una de ellas es su reconversión a roadster de techo blando; otra es la suma de una segunda fila de asientos, por lo que abandona la condición de biplaza para convertirse en 2+2. Y la última de sus grandes novedades es la presentación de no uno, sino dos versiones híbridas enchufables, las cuales podremos conocerlas a partir del año que viene. En el momento del lanzamiento solo han sido anunciado los bloques atmosféricos más potentes, correspondientes a las denominaciones SL 55 y SL 63.

Estas unidades híbridas enchufables se posicionarán como versiones extremas de la gama. La de acceso llegará con el mismo tren de potencia que se espera equipar en el Mercedes-AMG C 63, aunque en un nivel inferior. Un bloque de gasolina de cuatro cilindros se sumará a un motor eléctrico y a una batería de capacidad media. Se espera que la potencia ronde un término medio cercano a los 400 caballos con una elevada autonomía en formato 100% eléctrico.

Mercedes-AMG SL 55 4MATIC+

Por encima de todas se posicionará la variante más extrema que Mercedes y AMG están desarrollando. Aunque su denominación todavía no es oficial, todas las voces apuntan al Mercedes-AMG SL 73 e, una nomenclatura clásica dentro de la casa. En este caso el tren motriz será mucho más imponente, un bloque de gran tamaño se sumará a dos motores eléctricos con la intención de generar una potencia superior a los 800 caballos con cerca de 1.000 Nm de par motor.

Un verdadero caballo desbocado que plantará las bases de una industria deportiva con tecnologías electrificadas. Por el momento, Mercedes solo ha confirmado la presencia de estas unidades en la gama del año que viene, aunque todavía no ha aproximado cuándo serán lanzadas. Todas las voces apuntan a que será a mediados de año con la intención de entregar las primeras unidades a finales de curso. Siempre y cuando la crisis de chips de un respiro a los fabricantes.

La jugada planteada por Mercedes pone en serios aprietos al resto de rivales, principalmente al Porsche 911, del que también sabemos que está trabajando en una variante híbrida, aunque sin fecha estimada de lanzamiento. El SL PHEV se convertirá en el primero de su clase, el primer deportivo roadster 2+2 de alto rendimiento con tecnología híbrida enchufable. Tema aparte merecerá el precio, el cual se estima que supere fácilmente los 180.000 euros para su versión más extrema.

Conversaciones: