Híbridos y Eléctricos

KEI CAR

Este es el nuevo Nissan Sakura, un pequeño y barato coche eléctrico japonés

El Nissan Sakura es el coche eléctrico y urbano de Nissan para el mercado japonés, y se articula en torno a las medidas necesarias para a efectos legales ser considerado un "kei car".

Nuevo Nissan Sakura, un coche eléctrico esclusivo para Japón.
Nuevo Nissan Sakura, un coche eléctrico esclusivo para Japón.

Nissan ha presentado su primer coche eléctrico de tipo kei car, el Nissan Sakura. Un modelo que respeta totalmente lo mostrado por el fabricante japonés hace dos años con el concept IMK, y cumple con la promesa de presentarlo durante este mismo año.

Conforme al modelo conceptual, el Nissan Sakura ha cambiado su diseño lo justo y necesario para poder hacer incursión en la línea de producción, con un frontal con las mismas proporciones pero con rasgos más orgánicos y menos futuristas, así como con un interior que bebe de manera directa del diseño estrenado por el Nissan Ariya eléctrico.

El Nissan Sakura se acota en torno a las medidas necesarias para entrar dentro de la categoría japonesa conocida como "kei car", en la que militan sólo vehículos muy compactos diseñados para ocupar menos sitio en el centro de las grandes y concurridas ciudades japonesas, y con ello beneficiarse de menores impuestos a causa de su comedido tamaño.

Nissan Sakura eléctrico.
Nissan Sakura eléctrico.

Con unas medidas de 3,395 milímetros de largo, 1,475 milímetros de ancho y 1,655 milímetros de alto, y una distancia entre ejes de 2,495 milímetros, es, por ejemplo, 25 centímetros más compacto que un FIAT 500 eléctrico. Aun con estas minúsculas cotas, el Nissan Sakura dispone de espacio en su interior para alojar a cuatro adultos y ofrecer un volumen de 107 litros en su maletero.

El esquema eléctrico queda en manos de una batería de 20 kWh de capacidad, que es un tamaño comedido comparado con cualquier coche eléctrico, (e incluso con la recién presentada Urbet Lora eléctrica y sus 15,2 kWh de capacidad), pero según Nissan, en base al ciclo WTLC es suficiente para ofrecer una autonomía con una carga completa de 180 kilómetros, que para uso estrictamente urbano, que es para lo que está diseñado, es más que suficiente.

Nissan no ha especificado potencia de carga, pero sí declara que a través de una toma de corriente doméstica cargará su batería en 8 horas, mientras que con un punto de carga rápido logrará cargar el 80 % en 40 minutos.

El motor eléctrico está apostado en el eje delantero y rinde una potencia de 47 kW, que suponen 64 CV. Con ello, y sus 195 Nm de par motor, el Sakura promete mover sus 1.040 kilos de peso con brío y alcanzar sus 130 kilómetros por hora de velocidad máxima de manera solvente.

Interior del Nissan Sakura eléctrico.
El interior del Nissan Sakura eléctrico muestra un diseño similar al del Ariya.

En términos de equipamiento el Nissan Sakura incluye, ADAS, sistema de aparcamiento automático denominado ProPILOT Park, cuadro de instrumentos digital de 7 pulgadas, una pantalla táctil de infoentretenimiento de 9 pulgadas con navegación y climatizador automático.

Con la presentación del modelo de producción, Nissan también ha confirmado los precios del Sakura para el mercado japonés, que es el único país en el que estará disponible este compacto coche eléctrico. Desde este mismo verano el Nissan Sakura arrancará su comercialización con un precio que oscilará entre los 2.333.100 yenes de la versión más básica, que suponen 17.222 euros, hasta los 2.940.300 yenes de la versión más equipada, que en base al cambio actual son 21.700 euros.

Conversaciones: