Híbridos y Eléctricos

UN HÍBRIDO ENCHUFABLE DE 887CV DE 3,3 LITROS

Porsche 918 Spyder plug-in, el rival de LaFerrari

Porsche presenta en el Salón de Frankfurt el Porsche 918 Spyder híbrido enchufable, un superdeportivo de 887 caballos que ya está a la venta por 767.555 euros.

Porsche muestra como primicia mundial en el Salón del Automóvil de Frankfurt (IAA) su nuevo modelo deportivo híbrido enchufable, el Porsche 918 Spyder, que desarrolla una potencia máxima combinada de 887 caballos y ya está a la venta por un precio de 767.555 euros.

La marca alemana ha empezado la producción de este superdeportivo en la factoría de Sttutgart, del que se fabricaran 918 unidades y siempre bajo pedido.

Este modelo competirá en el mercado con otros dos modelos híbridos de la misma categoría. El Ferrari Laferrari con 963 caballos de potencia y un precio de 1,3 millones de euros; y el McLaren P1 que desarrolla 916 caballos y sobrepasa el millón de euros.

El Porsche 918 Spyder ha logrado un tiempo en el Nordschleife de Nürburgring de 7 minutos y 14 segundos, una marca que es 20 segundos más baja que la lograda por un Porsche Carrera GT.

El motor V8 ha sido desarrollado a partir del utilizado en el LMP2 RS Spyder de competición, y las estructuras portantes (monocasco y sub-chasis) están todas realizadas en un polímero reforzado con fibra de carbono.

El peso del vehículo es de aproximadamente 1.640 kilos, con una distribución de pesos con un 57 % en el eje trasero y el 43 % restante en el tren delantero. El centro de gravedad es extremadamente bajo, aproximadamente a la altura de los bujes de las ruedas.

El chasis multibrazo del Porsche 918 Spyder está inspirado en un diseño de carreras, complementado por sistemas adicionales como la suspensión activa PASM y el eje trasero direccional, con un ajuste que es sensible a la velocidad y alcanza ángulos de dirección de hasta tres grados en cada sentido.

El eje trasero, puede, de esta forma, girar en la misma dirección que las ruedas delanteras o en la dirección contraria. A baja velocidad, el sistema gira las ruedas traseras en la dirección contraria a las delanteras y a velocidades más altas, el sistema gira las ruedas traseras en la misma dirección que las delanteras.

La fuente de propulsión principal es el motor de ocho cilindros y 4,6 litros que desarrolla una potencia de 612 CV, derivado directamente del utilizado en el RS Spyder, lo que explica su facilidad para girar a un régimen por encima de 9.000 rpm.

Las optimizaciones de peso y prestaciones consiguen una potencia específica de 132 CV/litro, la potencia por litro más alta en un Porsche con motor atmosférico, significativamente superior a la alcanzada por el Carrera GT (106 CV/l).

El motor V8 está conectado al módulo híbrido, ya que el 918 Spyder ha sido diseñado como un híbrido paralelo, al igual que los modelos híbridos actuales de Porsche. Esencialmente, el módulo híbrido consta de un motor eléctrico de 115 kW de potencia y un embrague separador que realiza la conexión entre los dos motores.

Gracias a esta configuración híbrida paralela, el 918 Spyder puede enviar la potencia al eje trasero individualmente mediante el motor de combustión, el motor eléctrico, o los dos motores a la vez.

Una transmisión de doble embrague (PDK) de siete velocidades se encarga de transmitir la potencia al eje trasero.

En el eje delantero existe otro motor eléctrico independiente, con una potencia aproximada de 95 kW, que transmite la potencia a las ruedas delanteras mediante una transmisión con desmultiplicación fija.

Con este conjunto propulsor, el vehículo tiene un consumo de combustible de 3,3 litros por cada cien kilómetros recorridos, mientras que sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) alcanzan los 79 gramos por kilómetro.

La energía para los motores eléctricos está almacenada en una batería de ión de litio con refrigeración líquida, compuesta por 312 celdas individuales y con un contenido de energía de unos 7 kilovatios/hora.

El 918 Spyder, de 4,6 metros de longitud, puede circular únicamente con los motores eléctricos, con una autonomía de 30 kilómetros y una velocidad máxima de 150 km/h. La velocidad máxima del coche supera los 340 km/h.

 
Conversaciones: