Híbridos y Eléctricos

Renault invierte 28 millones de euros en un centro de pruebas para vehículos eléctricos

Renault sigue con su ofensiva en el ámbito del vehículo eléctrico e inaugura, el 14 de noviembre en Lardy (Francia), un centro de pruebas para vehículos eléctricos. La inversión de 28 millones de euros y los tres años de trabajo de puesta a punto de los órganos eléctricos le permiten hoy a Renault presentar una gama de vehículos 100% eléctricos, eficaces, seguros y con un nivel de calidad excelente.

Centro Técnico de Lardy: Banco de pruebas para motores acreditados.

 

Renault sigue con su ofensiva en el ámbito del vehículo eléctrico e inaugura, el 14 de noviembre en Lardy (Francia), un centro de pruebas para vehículos eléctricos. La inversión de 28 millones de euros y los tres años de trabajo de puesta a punto de los órganos eléctricos le permiten hoy a Renault presentar una gama de vehículos 100% eléctricos, eficaces, seguros y con un nivel de calidad excelente.

  • El centro, que representa un elemento estratégico en el despliegue de nuevas tecnologías eléctricas, reúne la mayoría de los medios de pruebas dedicados a los motores eléctricos y baterías. Iniciado en 2009, se ha ido extendiendo paulatinamente y en la actualidad ocupa 3 300 m2, con un centenar de bancos de pruebas.
  • En los últimos tres años, el centro ha llevado a cabo un importante programa de ensayos de puesta a punto y validación de las prestaciones, de la fiabilidad y de la seguridad de los órganos eléctricos que equipan a los vehículos de la gama Z.E. Estos tres años han permitido a los técnicos e ingenieros de Lardy convertirse en auténticos expertos en pruebas dedicadas a la tecnología de propulsión eléctrica.

 

Centro Técnico de Lardy: Banco de pruebas de resistencia.
 

Medios de pruebas específicos para garantizar el rendimiento y la durabilidad de los órganos eléctricos

Renault lanza Kangoo Z.E. y Fluence Z.E., los primeros de los cuatro vehículos eléctricos de nueva generación que se van a poner en el mercado. La puesta a punto de estos vehículos muy innovadores requirió una serie de pruebas relacionadas con el rendimiento, la seguridad y la durabilidad de los nuevos componentes: motor eléctrico, electrónica de potencia y batería.

Renault ha contado para ello con instalaciones de pruebas específicas, reagrupadas en Lardy en un centro eléctrico que se ha ido ampliando desde 2009. Implantado en dos edificios, el centro eléctrico de pruebas reúne en la actualidad un centenar de bancos en 3 300 m2:

  • Ocho bancos de pruebas para los motores eléctricos: a diferencia de los bancos para motores térmicos que se alimentan con carburante, la fuente de energía en este caso es la electricidad que proporciona un simulador de batería de 400V. Estos bancos permiten poner a punto los motores y su electrónica de potencia y medir sus prestaciones (par, potencia, rendimiento, atractivo, homologación, seguridad). Validan asimismo su durabilidad en unos ciclos térmicos o vibratorios muy exigentes que equivalen a 20 años de funcionamiento o 300 000 km.
  • Seis bancos de pruebas para la electrónica de potencia (cargador, ondulador, convertidor): permiten confirmar la resistencia ante cambios bruscos de temperatura asociados a solicitaciones eléctricas.
  • 41 bancos asociados a cámaras climáticas para las baterías ión-litio: simulan el envejecimiento acelerado de las baterías de ión-litio procediendo a ciclos repetidos de carga/descarga (normal, acelerada, rápida) total o parcial, en condiciones de temperatura variadas.
  • Célula, módulo, pack batería, electrónica de potencia: todos los componentes de la batería se someten a prueba y validan, desde la unidad más elemental hasta el sistema completo. Son cerca de 170 000 horas de pruebas al año que realizan en Lardy una treintena de ingenieros y técnicos especializados.
  • Otros 58 bancos están dedicados a la mejora de las prestaciones de las baterías de arranque de 12V y al estudio de una segunda vida para las baterías de ión-litio.

A estos medios también hay que sumar los bancos utilizados por los distintos socios.?

 

Centro Técnico de Lardy: Banco de pruebas para baterías Li-ion (baño de vapor).


Baterías: pruebas «abusivas» para mayor seguridad

Para las baterías de tracción ión-litio, el centro de Lardy dirige un programa de 15 pruebas diferentes que simulan las condiciones más adversas (pruebas «abusivas»). Desde el cortocircuito hasta el incendio, pasando por la inmersión o la caída de la batería, no se deja nada al azar. Solo en 2011 se habrá realizado un centenar de pruebas, internamente o en las instalaciones de los socios especialistas en estos campos.

Para el personal de la ingeniería Renault de Lardy, un programa de reconversión/movilidad de la plantilla incluía el fortalecimiento de las competencias. Esto les ha permitido desarrollar nuevas destrezas en tecnología de propulsión/eléctrica. Las pruebas abusivas requieren de hecho competencias en múltiples ámbitos: mecánica, electrotécnica, química (análisis de gases), electroquímica, térmica, crash/choque, medición e instrumentación, seguridad (pruebas con riesgo potencial), fuego e incendio, etc.

Según Jacques Prost, Director de la Ingeniería Mecánica de Renault: «El centro de Lardy acompaña a la ofensiva de Renault en vehículos eléctricos que, con la primera comercialización de Kangoo ZE, ha entrado en una fase concreta. Nuestro objetivo era comercializar vehículos fiables, eficaces y totalmente seguros. En Lardy lo hemos logrado con las 170 000 horas de pruebas realizadas en 2011. La potenciación de este centro nos permitirá profundizar y acompañar las evoluciones de esta nueva tecnología, y convertir a Renault en líder del vehículo eléctrico en Europa».

 

Centro Técnico de Lardy: Banco de pruebas de arranque de la batería.

{jcomments on} 

Conversaciones: