Híbridos y Eléctricos

CAMIONES HEV Y PHEV

Todas las claves de los nuevos camiones híbridos de Scania

Scania ha presentado su nueva generación de camiones híbridos e híbridos enchufables, modelos que estarán disponibles en múltiples configuraciones, con motores eléctricos más potentes que antes y con autonomías eléctricas de hasta 60 kilómetros.

Scania P 320 PHEV 4x2 general cargo transport
Scania P 320 PHEV 4x2

El transporte por carretera no se puede entender sin Scania, uno de los fabricantes de camiones y autobuses más importantes y populares del mundo. Así que la compañía sueca no puede ser ajena a la descarbonización del sector, hacia la cual apuntan ya desde la compañía. El último paso en esa dirección es el lanzamiento de la nueva generación de camiones híbridos e híbridos enchufables, donde la parte eléctrica cobrará más peso que nunca.

Esta es ya la cuarta generación de camiones híbridos de Scania. La primera, lanzada en 2014, apenas contaba con 2 kilómetros de autonomía eléctrica. Aunque el papel protagonista lo seguirá teniendo el motor diésel -que se ofrece en dos variantes-, la cuarta generación de camiones híbridos de Scania será la que más importancia dé al apartado eléctrico en el sistema híbrido, pudiendo arrastrar hasta 36 toneladas sin apoyo del motor de combustión.

La nueva cadena cinemática híbrida de Scania ha sido desarrollada internamente por la marca uniendo dos motores eléctricos y acoplándolos con la última generación de cajas de cambios Opticruise de Scania. El resultado es el propulsor eléctrico GE281, una máquina que entrega 230 kW de potencia continua (313 CV), 290 kW de potencia máxima (394 CV) y hasta 2.100 Nm de par máximo. La transmisión tiene seis marchas hacia delante y cuenta con un engranaje planetario para que los cambios de marcha sucedan sin interrupción de par.

scania-hibrido-2022_02

Disponibles como HEV y PHEV, el híbrido enchufable de Scania ofrece hasta 60 km de autonomía eléctrica.

La nueva máquina eléctrica GE281 funciona en serie con un motor de combustión de siete o nueve litros. El motor eléctrico siempre apoya al motor de combustión al arrancar y acelerar, y según Scania permite ahorrar hasta un 40% de combustible en ciudad en comparación con un camión diésel equivalente en tamaño y potencia (aunque lógicamente difiere según el trabajo en cuestión, lo accidentada que sea la ruta y el número de arranques y paradas). Precisamente la ciudad es donde más ventajas pueden ofrecer los camiones híbridos (en aplicaciones como transportes refrigerados, hormigoneras o distribución regional), ya que pueden circular hasta 60 kilómetros sin emisiones en el caso del híbrido enchufable y con niveles de ruido por debajo de 72 dB.

La última generación de camiones híbridos de Scania puede pedirse como HEV (híbrido convencional) y como PHEV (híbrido enchufable), pueden configurarse como camiones rígidos o cabezas tractoras y están disponibles con las cabinas de las series P, G y L. El motor de combustión DC07 (7 litros de cilindrada) está disponible en tres potencias, al igual que el motor DC09 (9 litros). Todos los motores diésel cumplen la normativa Euro 6 y pueden funcionar con aceite vegetal tratado con hidrógeno (algunos pueden funcionar también con biodiésel).

camion-electrico-scania-exterior

Scania cree que los híbridos son el paso lógico en esta década hasta que los sustituyan los eléctricos.

El híbrido enchufable tiene una batería de 90 kWh (en realidad son 3 baterías de 30 kWh cada una) gracias a la cual puede circular hasta 60 kilómetros en modo totalmente eléctrico. El Scania híbrido enchufable puede cargarse por completo en 35 minutos en corriente continua a 95 kW de potencia. Otra ventaja añadida de estos camiones es que tienen 250 kg extra de carga útil respecto a las versiones diésel, ya que la Unión Europea permite una tonelada de peso adicional para camiones híbridos o eléctricos. Como el sistema híbrido añade 750 kilos, los 250 restantes se pueden aprovechar para carga. Por su parte, el híbrido no enchufable monta una batería de 30 kWh de capacidad.

Scania asegura que este tipo de camiones [híbridos] «acabará siendo sustituido por vehículos eléctricos de batería. Pero hasta que no se disponga de autonomías eléctricas grandes y de las infraestructuras de carga pertinentes en todos los mercados, definitivamente hay una ventana durante esta década para los híbridos». La compañía tiene previsto reducir sus emisiones operacionales en un 50% para 2025 y en un 20% las emisiones directas de CO2 de sus vehículos. Ya tiene en el mercado un camión totalmente eléctrico y a principios de este año anunció que lanzaría otro mayor, un camión eléctrico de 40 toneladas.

Conversaciones: