Híbridos y Eléctricos

CON SISTEMA HÍBRIDO E-4WD DE 420 CV

Toyota Yaris Hybrid-R, un bólido eficiente

Toyota ha desarrollado el prototipo Yaris Hybrid-R, basado en el Yaris de tres puertas, que incorpora un motor de competición de 1.6 litros con dos propulsores eléctricos, que generan una potencia total de 420 caballos.

El prototipo, que hará su debut mundial en el Salón del Automóvil de Frankfurt 2013, está basado en el modelo Yaris tres puertas. El sistema híbrido del Yaris Hybrid-R está compuesto por un enérgico motor de gasolina de 1.6 l combinado con dos potentes motores eléctricos que añaden propulsión eléctrica “inteligente” a las cuatro ruedas.
 
Las ruedas delanteras son impulsadas por un motor turbo de 1.6 litros, 4 cilindros y 300 CV con inyección directa específicamente desarrollado por Toyota Motorsport GmbH (TMG), según las normas de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) para poder utilizar un motor Global Race Engine en distintas disciplinas automovilísticas.
 
En la parte trasera, cada rueda se impulsa de forma independiente por un motor eléctrico de 60 CV, igual que los utilizados en el Yaris hybrid estándar. El sistema híbrido desarrolla una potencia total de 420 CV.
 
Los dos motores eléctricos funcionan como generadores durante la fase de frenado, y complementan al motor de gasolina en las fases de aceleración.
 

SUPERCONDENSADOR
Como sucede en el TS030 HYBRID, la energía recuperada durante la fase de frenado se almacena en un supercondensador. En el Yaris Hybrid-R se encuentra bajo el asiento trasero, donde suele ubicarse la batería del Yaris hybrid. En comparación con la batería híbrida estándar de NiMh, el supercondensador tiene una mayor densidad energética y una mayor velocidad de carga/descarga. Se ajusta perfectamente a los requisitos de la conducción deportiva en circuito, donde hacen falta descargas de potencia breves e inmediatas.


CONTROL DE TRACCIÓN AVANZADO
Un tercer motor eléctrico de 60 CV, situado entre el motor de gasolina y la transmisión secuencial de seis marchas, funciona como generador en dos casos distintos: durante la deceleración para alimentar el supercondensador y durante la aceleración para impulsar directamente los motores eléctricos traseros.
 
Lo último solo pasará cuando la potencia y el par del motor de gasolina superen el potencial de agarre de las ruedas delanteras. El generador se comporta como un sistema de control de tracción avanzado, redireccionando el par como energía eléctrica a las ruedas traseras, para potenciar la aceleración y mejorar el manejo en lugar de simplemente limitar la potencia del motor.


VECTORIZACIÓN DEL PAR
Los motores eléctricos posteriores –uno por rueda– pueden influir notablemente sobre las características de manejo del Yaris Hybrid-R en las curvas, al alterar la distribución del par entre las ruedas traseras izquierda y derecha.
 
Cada motor se puede utilizar de forma independiente como generador o como motor, para conseguir el mismo efecto que con un diferencial inteligente de vectorización del par.
 
En función del radio de la curva, el sistema puede enviar más par a la rueda trasera exterior, lo que permite alcanzar una mayor velocidad de viraje (curvas a velocidad media), aplicar más fuerza de frenado a la rueda interior (curvas rápidas), o incluso frenar y acelerar cada rueda por separado (curvas lentas), para ajustar el efecto de guiñada y optimizar la trayectoria, limitando el ángulo de giro y el subviraje.

 

 

 

 

 

Conversaciones: