Híbridos y Eléctricos

CON PROPULSIÓN HÍBRIDA ENCHUFABLE

Volkswagen Golf GTE, ¡Oh, Capitán! ¡Mi Capitán!

Volkswagen iniciará en otoño la venta del nuevo Golf GTE con propulsión híbrida enchufable, que combina una potencia máxima de 204 CV con un consumo medio de 1,5 l/100 km y unas emisiones de 35 g/km de CO2. Su autonomía puramente eléctrica es de 50 kilómetros.

Volkswagen, estrena mundialmente en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, que se celebra del 4 al 16 de marzo de 2014, el nuevo Golf GTE con sistema híbrido enchufable, que llegará a los primeros mercados a partir de otoño de 2014.

El GTE, se presenta a partir de una Plataforma Modular Transversal (MQB), que hace posible unificar todos los sistemas de propulsión relevantes en su modelo más vendido: el GTE se une al Golf TSI (incluido el GTI), Golf TDI (incluido el GTD), Golf TGI y e-Golf. Con esta versión, podremos elegir entre cinco tipos de propulsores: gasolina, diésel, gas natural, eléctrico e híbrido enchufable.  

Con unos objetivos bien marcados, ser líder en el mercado de la electromovilidad en 2018, Volkswagen prepara una ofensiva de catorce modelos eléctricos e híbridos, incluso hasta cuarenta modelos están preparados para recibir este tipo de propulsiones.

Por ahora ya conocemos el e-up! y e-Golf, dos vehículos eléctricos puros que llegarán al mercado español este año junto al GTE híbrido enchufable.

El Golf GTE es un modelo híbrido enchufable, que gracias a su batería de alto voltaje de iones de litio con una capacidad de 8,8 kWh puede recargarse en un enchufe convencional, alcanzando el 100% de la carga en tres horas y media o dos horas y media si se carga en un wallbox (punto de carga doméstico especifico para VE) o en una estación de carga pública.

El sistema de propulsión híbrido está compuesto por un motor sobrealimentado de inyección directa de gasolina 1.4 TSI de 150 CV y un motor eléctrico de 102 CV. Lo que supone una potencia máxima combinada de 204 CV y un par máximo de 350 Nm. El GTE acelera de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos y alcanza una velocidad máxima de hasta 222 km/h. Su autonomía puramente eléctrica es de 50 kilómetros y puede alcanzar una velocidad máxima de hasta 130 km/h (modo eléctrico puro).

El conductor del Golf GTE puede cambiar de forma intuitiva el modo de conducción. Pulsando la tecla “Modo-E” activa el modo eléctrico y convierte al GTE en un vehículo de emisión cero. Con la tecla “GTE”, el conductor cambia al modo híbrido, y activa así el lado más deportivo de esta versión.

Según el ciclo NEDC de homologación, el consumo medio es 1,5 l/100 km y obtiene unas emisiones de CO2 de 35 g/km. Su autonomía puramente eléctrica es de 50 kilómetros, mientras que en modo híbrido puede recorrer 939 kilómetros.

Volkswagen no quiere destacar en rasgos diferentes que lo separen del concepto del resto de las otras versiones. Por eso muestra un claro parentesco con los otros dos modelos de la gama GT, pero con el azul como color dominante; las costuras en el volante de cuero, los ribetes de las alfombrillas, los asientos y el revestimiento de la palanca de cambios, así como los elementos decorativos azules en el pomo de la palanca de cambios encajan perfectamente con la imagen exterior del Golf GTE.

El Golf GTE está equipado con una pantalla táctil de 6,5 pulgadas y alta resolución de imagen, que forma parte del sistema de radio “Composition Media”, de serie en este modelo. De forma opcional, está disponible el sistema de radio-navegación “Discover Pro”. En este modelo, ambos sistemas incluyen numerosas funciones adicionales, como el “Monitor de autonomía”, el “Indicador del flujo de energía”, la “Estadística de emisiones cero”, el “e-Manager” y la “Radio de 360º” –esta última con el sistema de navegación opcional–. Además, los conductores del Golf GTE podrán descargarse en su smartphone la app “Volkswagen Car-Net e-Remote”, que da la posibilidad de controlar las funciones y acceder a información del coche.

Conversaciones: