Híbridos y Eléctricos

KALK, ÖSA Y MAKKA:WORK

CAKE lanza la gama work de motocicletas eléctricas dirigida a los profesionales

La serie de motocicletas eléctricas work de CAKE está formada por tres de sus modelos de serie adaptadas con diferentes accesorios para facilitar el trabajo de los repartidores y los trabajadores artesanos.

Gama motocicletas eléctricas CAKE work
Gama de motocicletas eléctricas CAKE:work

La empresa sueca CAKE, fiel a su espíritu en el que combina el diseño con la funcionalidad ha anunciado el lanzamiento de una nueva serie de motocicletas eléctricas dirigida a los profesionales. Bajo el minimalista nombre de work, incluye tres modelos basados en las motocicletas eléctricas de serie de la marca: una todoterreno, Kalk:work, una modular, Ösa:work, y una urbana, Makka:work. Todas ellas han sido actualizadas aumentando la potencia de sus motores, optimizando las posibilidades de carga y alargando su autonomía para que se adapten a determinadas actividades profesionales aumentando su eficiencia y la productividad.

Las tres motocicletas que forman la nueva línea work de CAKE están ya disponibles a través de su página web.

CAKE Kalk:work, vigilancia y patrulla

Basada en la CAKE Kalk, se trata de una motocicleta concebida para las experiencias fuera de las carreteras. Se ha desarrollado desde cero a partir de algunos componentes provenientes de las bicicletas de DH (descenso). Sus caracteriza por ofrecer altas prestaciones, bajo peso y una gran manejabilidad.

CAKE Kalk work motocicleta electrica

CAKE Kalk:work.

Las características básicas de esta motocicleta eléctrica todoterreno son su velocidad, ya que alcanza los 90 km/h y su ligereza con un peso de 66 kilogramos sin contar la batería. Se adapta perfectamente a trabajos de tipo vigilancia y patrullaje. Su motor eléctrico es capaz de desarrollar 10 kW (13 CV) de potencia y la autonomía que proporciona su batería es de 83 kilómetros en áreas urbanas. Está disponible a un precio base de 13.000 euros.

CAKE Ösa:work, transporte y trabajo autónomo

Esta motocicleta eléctrica recibió el premio Red Dot Design 2020, no solo por ser completamente diferente a cualquier motocicleta del mercado, sino porque ese diseño responde a una gran practicidad y funcionalidad, que son sus señas de identidad. Su peculiar diseño admite más de 1.000 combinaciones personalizables para transportar y colocar herramientas, que se alimentan con la electricidad de su batería. Además, según la configuración que se elija, recibe la homologación como motocicleta o como ciclomotor eléctrico.

Una de las características principales de esta motocicleta eléctrica es que está diseñada como un banco de trabajo autónomo que facilita la conexión de herramientas eléctricas y además cuenta con accesorios para el transporte. Está equipada con dos bandejas, una en la parte delantera y otra en la parte trasera para poder desplazar cargas pesadas y voluminosas. La autonomía que ofrece su batería es de 125 kilómetros y la potencia de su motor eléctrico de 11 kW (15 CV).

CAKE Osa work motocicleta electrica

CAKE Ösa:work.

CAKE ofrece además dos variantes de este modelo. La Ösa Range:work, con un motor de 5 kW (6,7 CV) que puede alcanzar los 160 kilómetros de autonomía pero tiene una velocidad máxima limitada a 25 km/h. La Ösa Flex:work ofrece un poco más de potencia, 7 kW (9,4 CV) y un poco menos de autonomía 140 kilómetros, pero a cambio puede alcanzar una velocidad máxima de 45 km/h.

Los precios de cada una de las variantes son de 12.000 euros para la Ösa +:work, 10.000 euros para la Ösa Range:work y 10.500 euros para la Ösa Flex:work.

CAKE Makka:work, entregas rápidas en la ciudad

Con el diseño característico de la marca, los ciclomotores eléctricos Makka, la base del catálogo del fabricante, tanto por precio como por prestaciones. Hereda las líneas de diseño tan características de CAKE, basadas en el minimalismo, la utilidad y la personalización, llevadas a su extremo. Sus innovaciones van más allá de las especificaciones técnicas, gracias a la versatilidad para disponer accesorios en ellas y, sobre todo, por el precio al que se van a comercializar.

CAKE Makka work ciclomotor electrico

CAKE Makka:work.

Está especialmente diseñada para las entregas de última milla en las zonas urbanas. Está disponible en dos versiones. Makka Range:work, que no precisa licencia de conducción (según el fabricante), con un motor de 2 kW (2,7 CV) de potencia, 110 kilómetros de autonomía y 25 km/h de velocidad máxima y que tiene un precio de 4.700 euros. La Makka Flex:work, homologada como ciclomotor, cuenta con un motor de 4 kW (5,4 CV), 100 kilómetros de autonomía y 45 km/h de velocidad máxima que tiene un precio de 5.000 euros.

Conversaciones: