Híbridos y Eléctricos

200 DÓLARES DE DEPÓSITO

La moto eléctrica y futurista Fuell Flow llegará a producción: abre el plazo de reservas

Hace tres años un ex ingeniero de Harley Davidson creaba una nueva empresa para lanzar la motocicleta eléctrica Fuell Flow que a su diseño futurista une altas prestaciones e innovaciones tecnológicas.

motocicleta electrica Fuell Flow reservas-portada
La motocicleta eléctrica Flow Fuell todavía no está lista para la producción, pero ya se admiten reservas que permitan iniciar la campaña de financiación y el plan de producción.

El ex ingeniero de Harley-Davidson Erik Buell creaba en 2019 la empresa Fuell dedicada al desarrollo y fabricación de bicicletas y motocicletas eléctricas. Tras la pandemia, la nueva marca parece estar dispuesta a cumplir con lo planeado y lanzar la motocicleta eléctrica Fuell Flow, para la que se abre el plazo de reserva de las primeras unidades que podrán reservarse entregando un depósito inicial de 200 dólares.

La motocicleta eléctrica Flow sigue así los pasos del otro prototipo anunciado por la empresa cuando se creó la bicicleta eléctrica Fuell Flluid, que ya está a la venta desde entonces. El caso de Flow ha sido más complicado ya que su desarrollo y fabricación ha necesitado más tiempo. Tanto que, tras unos años de crisis muchos se preguntaban si realmente podría ver definitivamente la luz.

Pero finalmente la empresa ha logrado su objetivo y ahora anuncia la apertura de reservas para la motocicleta que finalmente tendrá un precio ligeramente superior al que se anunció en el momento de su presentación. De los 10.995 dólares que en su día iba a costar ha pasado a 11.995 para la versión con la configuración más básica, que ya de por sí, es una motocicleta eléctrica de altas prestaciones. Para poder hacer firme esta reserva, la empresa solicita dejar un depósito previo de 200 dólares.

motocicleta electrica Fuell Flow reservas-interior1
El diseño del chasis de la motocicleta eléctrica Flow Fuell es un monocasco de magnesio que incorpora innovaciones que van desde el cabezal de dirección hasta la rueda trasera, con nuevos conceptos de diseño que hasta ahora no se han utilizado.

La motocicleta se dirige al segmento de las altas prestaciones y también se hace notar por sus formas, basadas en un diseño modular. El chasis es un monocasco de magnesio que es capaz de ofrecer huecos para alcanzar los 50 litros de almacenamiento. El objetivo es que no sobrepase los 180 kilogramos de peso. Utiliza una horquilla telescópica invertida para la suspensión delantera y un basculante de un solo lado con amortiguador y precarga para la suspensión trasera. Los frenos hidráulicos de disco incluyen ABS.

Se ofrecerá en dos versiones, una de 11 kW, cuyo objetivo es el mercado europeo y otra de 35 kW. Según la compañía, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 2,7 segundos, es decir, más rápido que, por ejemplo, la LiveWire One. La batería tiene una capacidad de 10 kWh que, según Fuell, debería proporcionar una autonomía de 240 km. Cuenta con un cargador embarcado con el que tarda 10 horas en cargar la batería y opcionalmente se puede incluir un cargador de 3,3, kW (2,5 horas) y otro de 6,6 kW (1,25 horas). También incluye un sistema de frenado regenerativo y carga rápida tipo CCS. Utiliza un sistema de enfriamiento optimizado de la batería para ayudar a lograr esos tiempos de carga rápidos.

La batería está diseñada como un componente estructural del chasis, una arquitectura que también empleará Livewire en también en su próximo modelo, la S2 Del Mar. Según Erik Buell, nadie lo ha hecho así: “Es el diseño de chasis más radicalmente innovador que he hecho; desde el cabezal de dirección hasta la rueda trasera, está repleto de nuevos conceptos de diseño que nadie ha hecho antes”.

motocicleta electrica Fuell Flow reservas-interior2
La motocicleta eléctrica Flow Fuell se ofrecerá en dos versiones, una de 11 kW, cuyo objetivo es el mercado europeo y otra de 35 kW.

A través de una aplicación móvil dedicada, FUELL proporcionará conectividad a Flow, además de la posibilidad de añadir accesorios adicionales para aumentar la seguridad a como el reconocimiento de puntos ciegos y el empleo de las cámaras delanteras y traseras.

La motocicleta todavía no está lista para entrar en producción en EE.UU. Las reservas servirán como apoyo económico para financiarla y planificarla. Fuell dice que espera alcanzar alrededor de 3.000 reservas, lo que, sería suficiente para iniciar una campaña de financiación colectiva para que las primeras unidades pudieran autofinanciarse mientras se aumenta la producción.

Conversaciones: