Híbridos y Eléctricos

PRIMERAS HORAS A LA VENTA

Ola Electric vende dos scooter eléctricos cada segundo, ¡se los quitan de las manos!

Los dos scooters eléctricos de Ola, el S1 y S1 Pro, han tenido un tenido una acogida espectacular en el momento de salir a la venta: la compañía está vendiendo dos por segundo.

Ola S1 S1 Pro ventas dos por segundo
La expectación creada por los scooter eléctricos de Ola Electric está haciendo que en las primeras horas, literalmente, se los quiten de las manos.

La expectación creada por Ola Electric con la llegada al mercado de sus dos primeros scooters eléctricos, el S1 y el S1 Pro, se ha visto desbordada por la velocidad a la que desaparecen de sus estanterías virtuales: a razón de dos por segundo, según ha afirmado Bhavish Aggarwal, CEO de la compañía. Después del retraso sufrido en la fecha de lanzamiento inicial, debido a un problema técnico en el proceso de pedidos que obligó a un aplazamiento de una semana en su gestión, el relanzamiento se ha convertido en una auténtica locura.

Según los datos que ha publicado la propia empresa, durante las primeras 12 horas las ventas alcanzaron las 80.000 unidades. Para poner esta cifra en perspectiva es aproximadamente las ventas trimestrales de NIU, que es fabricante líder en ventas de scooters eléctricos. Es fácil suponer que este ritmo de ventas tiene dos motivos principales. El primero y principal es la expectación creada por estos dos scooter y que se trata de las primeras horas en las que se encuentra a la venta. El ritmo tendrá que disminuir a medida que los primeros usuarios saturen las ventas. La segunda es que Ola apunta al mercado con más clientes potenciales del mundo, el indio. En cualquier caso, la espectacular apertura hace resaltar lo entusiasmado que está el mercado local por los nuevos scooters de Ola.

ola-future-factory-02

Los scooter eléctricos de Ola Electric se venden a razón de dos por segundo, el mismo ritmo de producción que tendrá su gigantesca fábrica en 2022.

La empresa india lleva unos meses apareciendo habitualmente apareciendo en la prensa mundial, no solo en la local, con acciones como la última anunciada: la contratación exclusiva de mujeres para FutureFactory, una fábrica situada al sureste de Bangalore, en India, en la que Ola Electric ha invertido 330 millones de dólares. Allí 3.000 robots ayudarán a automatizar el proceso de fabricación de sus vehículos a las 10.000 empleadas. De sus líneas de producción Ola dice que será capaz de extraer 10 millones de vehículos eléctricos cada año a partir de 2022, convirtiéndose en la planta de fabricación de motos eléctricas más grande del mundo. Es decir, será capaz de fabricar dos scooters por segundo, una tasa que, curiosamente, coincide con el ritmo de ventas inicial declarado por la empresa.

Ola Electric aspira a absorber buena parte del mercado de ciclomotores y motocicletas de combustión de la India. Por eso su oferta es diferencial respecto a otras propuestas. Mientras que sus rivales ofrecen especificaciones modestas, con bajas velocidades máximas y autonomías justas, Ola ha puesto su mirada en poner a disposición de sus clientes mayor potencia y velocidad y más autonomía con especificaciones similares a las motocicletas de gasolina de 125 cm3.

Tanto la Ola S1, como su variante S2 están animadas por un motor eléctrico de 8,5 kW de potencia. En el caso de la primera la velocidad máxima que se puede alcanzar es de 90 km/h, mientras que en la variante superior es posible llegar hasta los 115 km/h. En cuanto a las baterías las capacidades también pueden considerarse elevadas para el fin urbano de este tipo de vehículos: 3 kWh para la S1 y 4 kWh para la S1 Pro, que proporcionan rangos de 121 kilómetros y 181 kilómetros respectivamente (calculados a los ritmos de circulación de la ciudad). Pero todo esto no tendría valor si el precio no acompañase al producto. La versión más sencilla de los dos scooter cuesta 99.999 rupias (1.156 euros al cambio), que es el reclamo por el que Ola Electric no da abasto con la demanda de sus clientes.

Ola S1

En sus dos scooter eléctricos, Ola ofrece especificaciones más cercanas a una motocicleta de gasolina de 125 cm3 que a un ciclomotor, a un precio muy asequible.

OLA Electric tiene previsto comercializar sus scooters eléctricos a nivel global, incluido el mercado español, tal y como confirmó la compañía hace unos meses. Esta expansión incluye el despliegue de su red de recarga OLA Hypercharger Network. La compañía ya ha anunciado su entrada a los mercados alemán y francés y su intención de llegar próximamente a Reino Unido y España.

Conversaciones: