Híbridos y Eléctricos

CON 128 KM DE AUTONOMÍA

Photon: la clásica Royal Enfield Bullet, reconvertida en una silenciosa motocicleta eléctrica

La compañía británica Electric Classic Cars, especializada en convertir coches clásicos en eléctricos, se atreve también con las motos. La Photon es una Royal Enfield Bullet reconvertida a moto eléctrica, silenciosa, rápida y con 128 km de autonomía.

Photon: la clásica Royal Enfield Bullet, reconvertida en una silenciosa moto eléctrica
Photon: la clásica Royal Enfield Bullet, reconvertida en una silenciosa moto eléctrica

La proliferación de motos eléctricas está siendo exponencial, y ya ni siquiera renuncian a lanzar su propia moto eléctrica fabricantes como Harley-Davidson, Ducati o BMW. Este crecimiento de la oferta eléctrica en las dos ruedas no es solamente cosa de modelos nuevos; como ocurre con algunos coches, existen empresas que convierten piezas clásicas en motos eléctricas, como es el caso de esta Photon: una mítica Royal Enfield Bullet reconvertida para moverse sin emisiones.

La Royal Enfield Bullet es uno de esos modelos emblemáticos claramente reconocibles a simple vista, y en este caso los artífices de la reconversión (la compañía británica Electric Classic Cars) han mantenido la estética del modelo original, aunque hay algunas diferencias evidentes.

La más importante tiene que ver con la batería, alojada donde normalmente iría el motor de gasolina, y que tiene 10 kWh de capacidad total. Realmente son cuatro baterías de 2,5 kWh, de iones de litio y fabricadas por LG Chem, que proporcionan unos 128 km de autonomía (80 millas). Aprovechando toda la potencia del cargador de serie, que admite hasta 7 kW, la batería puede recargarse en 90 minutos.

Royal Enfield Bullet electrica-photon-02

Electric Classic Cars ha convertido la Royal Enfield en una moto eléctrica.

La batería alimenta a un motor integrado en la rueda trasera, que tiene 12 kW de potencia -unos 16 CV-. Está refrigerado por agua (bastante inusual para este tipo de motores) y le permite una velocidad punta de 112 km/h. Aunque es una cifra discreta, tiene par motor suficiente para moverse con presteza en salidas desde parado o recuperaciones.

Quien ha podido probarla asegura además que esta Photon es especialmente silenciosa, incluso en los estándares de una moto eléctrica. Y es que su motor integrado en el buje de la rueda elimina la necesidad de tener una cadena o una correa de transmisión, reduciendo el ruido generado por esta. Además, mantiene un tacto de conducción bastante fiel al modelo original, ya que ha habido pocos cambios en el bastidor o la suspensión respecto a la moto de serie.

Esta Royal Enfield eléctrica tiene un precio de 20.000 libras esterlinas (unos 22.800 euros al cambio actual), un precio que la sitúa entre una Zero S y una Harley-Davidson Livewire. Si su precio todavía no te ha echado para atrás, debes tener en cuenta otra cosa: la compañía también modifica coches clásicos, desde Mini hasta Porsche 911, y tiene una lista de espera de 12 meses.

Conversaciones: