Híbridos y Eléctricos

YAMAHA E-VINO

Yamaha actualiza su scooter eléctrico parecido a la Vespa con más autonomía y potencia

El scooter eléctrico Yamaha e-Vino está diseñado para parecerse mucho a la clásica Vespa de toda la vida, pero ofrecía una autonomía y un rendimiento bastante pobre; ahora el fabricante japonés ha decidido actualizarlo con una versión algo más potente.

yamaha e-vino scooter electrico-portada
El scooter eléctrico e-Vino de Yamaha se actualiza con una batería un poco más grande y un motor más potente, manteniendo el aspecto retro de la Vespa.

El Yamaha e-Vino es un scooter eléctrico sin muchas más pretensiones más allá de moverse tranquilamente por la ciudad en corto recorridos y parecerse todo lo posible a la clásica Vespa de toda la vida. SI bien lo segundo lo consigue con bastante honra, la primera parte quedaba algo corta cuando fue lanzado a finales de 2020. Ahora, Yamaha, conservando su atractivo diseño retro, ha actualizado su mecánica para dotarlo de algo más de autonomía y potencia.

El e-Vino está por ahora únicamente disponible en el mercado japonés con una hoja de especificaciones limitada, por tratarse de un modelo que no ha sido concebido desde su origen para ser eléctrico. A cambio de 259.600 yenes (2.100 euros), Yamaha ponía en manos de sus compradores una scooter eléctrico con una batería de 500 Wh que recorría 29 kilómetros con cada carga (el doble si se optaba por la batería de 1.000 Wh). La velocidad máxima que era capaz de alcanzar con un motor de 580 W era de 45 km/h, por lo que su homologación es la de un ciclomotor.

Ahora, el fabricante ha aumentado las cifras de rendimiento manteniendo su diseño estilo Vespa. La batería ha pasado a tener un 17 % más de capacidad alcanzando los 585 Wh en el caso de elegir la opción de un solo acumulador. Sin embargo el aumento de autonomía es muy pequeño porque pasa de los 29 a los 32 kilómetros. Con dos baterías se duplica esta autonomía para que el propietario pueda ir con algo más tranquilidad en su día a día. Lo que sí ha ganado es el motor eléctrico, que ahora alcanza los 1,2 kW de potencia que sin ser una cifra que vaya a hacer de él un scooter muy potente, sí le permitirá un plus de seguridad a la hora de adentrarse en el tráfico urbano.

yamaha e-vino scooter electrico-interior
La única diferencia estética con el modelo anterior son los dos colores nuevos en blanco y una combinación blanco- azul.

En cuanto al diseño, este se mantiene casi intacto a excepción de que se incorporan al modelo de 2023 un par de combinaciones de color nuevas. Además del popular tono retro amarillo y blanco con el que se dio a conocer ahora se pueden elegir un par de opciones en azul cielo y blanco. Estos colores agregan una apariencia agradable y limpia al conjunto y son, probablemente, menos llamativos que la versión inicial.

La nueva generación del e-Vino de Yamaha llegará a los concesionarios a finales de este mes manteniendo el precio de la primera generación. Por ahora, se mantienen las expectativas de que finalmente llegue a Europa, ya que Yamaha solicitó en 2018 a la oficina de patentes europea el registro del diseño de su e-Vino, lo que acerca su llegada al Viejo Continente.

Conversaciones: