Híbridos y Eléctricos

FABRICADO EN ESTONIA

Äike T, el patinete eléctrico inteligente que reconoce quien se sube a él

El patinete eléctrico Äike T está concebido para ser duro, resistente y muy inteligente permitiendo a sus usuarios disponer de un práctico sistema de plegado y tecnologías propias de vehículos de mayor tamaño.

patinete electrico aike T-portada
El patinete eléctrico Äike T presume de alta calidad e innovaciones tecnológicas que le diferencian de la competencia.

Los VPM (vehículos de movilidad personal) se están volviendo muy populares para los desplazamientos urbanos. Pero Áike ha comprobado que su calidad general deja mucho que desear. Por eso decidió fabricar el patinete eléctrico Äike T para ser más resistente y más duro que la competencia, añadiendo además unas características tecnológicas que normalmente se ofrecen solo con vehículos más grandes. Ese es el caso del candado inteligente que ha incorporado en este patinete eléctrico.

En julio de este año, Äike presentaba su primer patinete eléctrico, al que bautizaba con la letra “T”. Su intención era resaltar su diferencia con otros modelos del mercado a través de la tecnología (de ahí la inicial “T”). La empresa con sede en Tallín, Estonia, presume de ser una compañía creada “para mostrar a otras empresas de patinetes eléctricos cómo se deben hacer las cosas”. Äike asegura que sus patinetes son los más inteligentes del mundo y que su forma de trabajar se basa en ser honestos.

La calidad y la tecnología por encima de todo

El CEO y líder de Äike, Kristjan Maruste, ingeniero en mecatrónica, lleva en el sector de la micromovilidad y los patinetes eléctricos desde 2014. Cuando llegó su auge en 2018, él y su equipo comprobaron como la mayoría de ellos se producen en masa a bajo precio y con escaso control de calidad. El equipo de Äike y toda su producción están ubicados en Europa. Äike es una empresa integrada verticalmente, lo que significa que todo empieza y acaba internamente: ingeniería, software, construcción de la estructura y ensamblaje de baterías. Para la producción se emplean “materiales locales reciclados, talento local y herramientas de alta calidad”.

patinete electrico aike T-interior2
La aplicación móvil de Äike permite al usuario configurar todas las opciones del patinete eléctrico, entre ellas el candado virtual por Bluetooth que funciona como un sistema de seguridad y de arranque manos libres.

Äike se propuso crear el patinete eléctrico ideal para el viajero urbano. Realizó entrevistas a clientes y completó varios talleres de desarrollo de producto. Solicitó la ayuda de la agencia de diseño industrial con sede en Alemania y raíces italianas Zanzotti y, de ahí, nació el Äike T, el patinete eléctrico más fácil de usar en los desplazamientos urbanos. A su tecnología de desbloqueo automático se unen una batería extraíble, recarga por USB-C, una API abierta para el desarrollo de aplicaciones y muchas más innovaciones que la compañía asegura que están por venir.

Candado virtual

Al igual que la mayoría de los patinetes eléctricos, el Äike T también incorpora una aplicación dedicada que da acceso a sus funciones más importantes. Ofrece protección GPS las 24 horas, los 7 días de la semana y permite personalizar la configuración de la conducción, el nivel de asistencia, el régimen de funcionamiento del frenado regenerativo automático, la velocidad máxima y otras características.

De todas las tecnologías que incluye la más innovadora es la función de bloqueo inteligente, que está integrada en la aplicación móvil Äike. El desbloqueo sin llave es una opción habitual en los automóviles e incluso a veces se implementan en motocicletas y bicicletas. Äike cree que es lógico que también esté disponible para los patinetes eléctricos, una característica que pretende ser la primera marca del mundo en implementar.

patinete electrico aike T-interior1
El Äike T cuenta con una plataforma de pie robusta y muy ancha, lo que facilita posicionar en ella los dos pies y estabilizar el vehículo.

La función de bloqueo inteligente desbloquea el vehículo mediante una conexión Bluetooth autentificada que conecta el patinete y el móvil cuando ambos se encuentran a menos de 10 metros de distancia. El conductor, con el móvil en el bolsillo, solo tiene que subirse al y ponerse en marcha. El mismo principio se aplica para bloquear el Äike T una vez que el conductor se baja de él.

Características mecánicas

El Äike T cuenta con una plataforma de pie robusta y muy ancha, lo que facilita posicionar en ella los dos pies y estabilizar el vehículo. La fabricación se realiza bajo estrictos sistemas de control de calidad con piezas intercambiables que hacen que además sea fácil de reparar. Se apoya sobre neumáticos sin cámara de 10 pulgadas, que incorporan un freno de tambor mecánico y otro eléctrico regenerativo.

Cuenta con un motor de 350 W con el que puede alcanzar una velocidad de hasta 25 km/h. Su batería extraíble es de 583 Wh con la que ofrece una autonomía de 40 kilómetros. Äike T es el primer vehículo eléctrico ligero que se puede cargar con un cable USB-C normal, es decir no se precisa de un pesado cargador externo. Además, también puede usarse para cargar otros dispositivos.

El patinete eléctrico Äike T ya está disponible para reservas mediante un depósito reembolsable de 69 euros, pero solo se atenderán los primeros 500 pedidos anticipados. El precio de entrada a la gama es de 999 euros y las primeras entregas están previstas para el mes de noviembre.

Conversaciones: