Híbridos y Eléctricos

ESTRELLAS PROCEDENTES DE LA CATEGORÍA REINA

9 pilotos de Fórmula E con pasado en la Fórmula 1

Varios pilotos, por cuestiones de mercado o a modo de continuar su trayectoria al máximo nivel, han decidido en estos años pasar de la Fórmula 1 para pilotar los monoplazas eléctricos de la Fórmula E, formando una parte importante de la parrilla para esta quinta temporada 2018/2019.

Buemi ganando el título de Fórmula E (Fuente: Newspress)
Buemi ganando el título de Fórmula E (Fuente: Newspress)

El crecimiento que ha tenido la Fórmula E en estos últimos años, unido al escaso número de asientos posibles para competir en Fórmula 1, ha hecho que algunos pilotos hayan optado por diferentes razones por la categoría de monoplazas eléctricos. De hecho, todos sus campeones (en estas cuatro primeras temporadas) han sido tiempo atrás pilotos de la categoría reina.

Nelson Piquet Junior

Su trayectoria en Fórmula 1 quedó cortada de raíz en 2009 por sus resultados insuficientes con un Renault en horas bajas y, sobre todo, por el escándalo ‘Crashgate’ producido en Singapur 2008. No obstante, en 2014 formó parte de la parrilla de la temporada inaugural y logró hacerse con el campeonato por un solo punto ante Sébastien Buemi con el equipo China Racing, equipo chino gestionado a nivel de carreras por Campos Racing.

Stoffel Vandoorne

El belga ha recalado como piloto de HWA después de dos años con McLaren en los que lo ha tenido muy complicado, con el equipo británico en los peores años de su historia – ni siquiera Fernando Alonso ha logrado salvar a los de Woking del cataclismo a nivel de resultados. Vandoorne, pese a haber tenido una trayectoria fulgurante y haber llegado a la Fórmula 1 con la promesa de futuro campeón, ha cambiado su rumbo con la posibilidad de ser piloto oficial de Mercedes una vez desembarque en la próxima temporada 2019/2020.

Lucas di Grassi

El brasileño sólo estuvo como piloto de Fórmula 1 en 2010 con el modesto Virgin Racing, pasando a ser piloto de pruebas de Pirelli al año siguiente. Más tarde recalaría en Audi, consiguiendo varios podios en las 24 Horas de Le Mans para después formar parte del equipo Audi Sport Abt en Fórmula E. Ha sido de los pilotos más competitivos desde el principio, siendo tercero en el primer año, segundo en el segundo y campeón mundial en la temporada 2016/2017. El año pasado terminó como subcampeón una vez más, siendo uno de los pilotos más sólidos de Fórmula E en la actualidad.

La presencia de di Grassi en coches eléctricos no se limita solo a sus (muy buenos) resultados en pista, sino que además es el CEO de la empresa Roborace, una futura competición de coches autónomos que está en desarrollo y ha estado probando en los mismos entornos que la Fórmula E. Está previsto que Roborace sea la primera competición a nivel mundial de coches de carreras autónomos.

Felipe Massa

Otro brasileño, pero en esta ocasión todo un veterano que debutó en Fórmula 1 allá por 2002 con Sauber antes de pasar a las filas de la Scuderia Ferrari. En 2008 fue protagonista de una muy recordada pelea contra Lewis Hamilton, quedándose sin título en la última carrera de su carrera de casa. Massa continuó en Ferrari, pero sin volver a pelear por el título mundial.

Acabada su etapa de rojo, Massa corrió durante cuatro temporadas con el equipo Williams-Martini. Ayudados en parte por el cambio de normativa a motores V6 turbo empezaron con éxito, pero el equipo fue quedándose atrás en desarrollo frente a sus rivales. Finalizada su etapa en Fórmula 1, el brasileño ha optado por correr en la Fórmula E con el equipo Venturi pese a que la primera toma de contacto que tuvo con la categoría eléctrica fue con Jaguar.

Sébastien Buemi

El suizo era parte de la academia de Red Bull y pilotó para Toro Rosso entre 2009 y 2011, pero perdió su asiento de carreras – siguió ligado a Red Bull como reserva. En 2012 se unió al equipo Toyota Gazoo Racing para correr en resistencia, manteniéndose en la escudería hasta el día de hoy. Este año, junto a Fernando Alonso y Kazuki Nakajima, lograron la victoria en las 24 Horas de Le Mans, la primera para Toyota en su amplia historia en la mítica carrera francesa.

Sébastien Buemi

En Fórmula E Buemi siempre ha sido un duro rival, quedándose a un punto del campeonato en la primera temporada para volver más fuerte y llevarse el título mundial en 2015/2016. En la temporada siguiente iba camino de ser campeón una vez más, pero entre sus compromisos con el Mundial de Resistencia y una descalificación de dos carreras por infracciones técnicas acabó quedándose sin el título. Durante estos cuatro años ha formado parte de Renault, que pasará a ser Nissan a la vez que mantiene el apoyo del equipo Dams.

Jean-Éric Vergne

El vigente campeón de Fórmula E también es otro piloto proveniente de la academia de Red Bull, siendo de hecho quien sustituyó a Buemi en Toro Rosso, estando hasta tres años en el equipo. Estuvo junto a pilotos como Jaime Alguersuari o Daniel Ricciardo en la escudería con sede en Faenza hasta que a finales de 2014 fue sustituido por Carlos Sainz, quien debutaría en la categoría reina proveniente de ganar en Jerez la Fórmula Renault 3.5.

Jean-Éric Vergne

En 2014/2015 desembarcó en la Fórmula E con el equipo Andretti (a la vez que era piloto de test y desarrollo de Ferrari) para pasar al año siguiente a Virgin Racing, escudería que contaba con el apoyo del Grupo PSA a través de DS Performance. Al año siguiente cambió de nuevo de equipo a las filas de Techeetah, logrando ser campeón en 2017/2018. Para este año el equipo chino será el socio técnico de DS, por lo que Vergne volverá a ser piloto oficial de la marca francesa.

André Lotterer

La historia de Lotterer con Fórmula 1 es curiosa, pues empezó como piloto de pruebas del equipo Jaguar en 2002 con Pedro de la Rosa y Eddie Irvine como pilotos de carreras. Para 2003 su carrera giró hacia tierras japonesas con el JGTC (que luego pasaría a ser SuperGT) y la Fórmula Nippon, actual Super Formula. Sus esfuerzos captaron la atención de Audi, quien le fichó para su escuadrón dominador de Le Mans. Lotterer se llevó la victoria en tres ocasiones: 2011, 2012 y 2014.

Meses después de su tercera victoria, recaló en el equipo Caterham, debutando en la Fórmula 1 en el Gran Premio de Bélgica. En un principio se esperaba que corriera en la siguiente carrera en Italia, pero Lotterer declinó la oferta para continuar con Audi en el WEC. Este año ha cambiado sus cometidos con la marca de los cuatro aros para competir en Techeetah junto al vigente campeón mundial Vergne.

Jérome d’Ambrosio

El piloto belga fue el sustituto de di Grassi en Virgin Racing en Fórmula 1 allá por 2011, pero de manera similar solo estuvo un año en el asiento. Volvió a la categoría reina en una ocasión aislada cuando corrió con Lotus el Gran Premio de Italia en sustitución del sancionado Romain Grosjean.

En Fórmula E ha participado durante estos cuatro años junto a Dragon Racing, sumando dos victorias y cinco podios en total – su mejor año fue 2014/2015 en el que acabó en cuarta posición absoluta. Para esta temporada d’Ambrosio cambia de equipo a Mahindra Racing, equipo que renueva su alineación para pelear por victorias frente al resto de rivales con apoyo oficial.

Pascal Wehrlein

El último de los pilotos ex F1 en esta lista es el ex protegido de Mercedes y ex campeón del DTM Pascal Wehrlein. Un talento innegable llevó al alemán a ser piloto reserva de las flechas de plata en la Fórmula 1 y más tarde a piloto de Manor. Al año siguiente saltó a Sauber, pero un accidente en la Race of Champions hizo que se perdiese varias carreras a principios de 2017.

Wehrlein regresó al DTM para 2018 con Mercedes, la que será la última temporada de la marca en la categoría – de hecho corre con el equipo HWA, que también debutará este año en Fórmula E. No obstante, el alemán no formará parte de HWA en Fórmula E, sino que será el segundo piloto de Mahindra junto al ya nombrado d’Ambrosio.

Conversaciones: