Híbridos y Eléctricos

A TRAVÉS DE FORD PERFORMANCE

Ford piensa en la Fórmula E para acercarse al coche eléctrico

Uno de los posibles planes de futuro del fabricante norteamericano es entrar en el terreno de juego de monoplazas eléctricos, haciendo frente a la gran cantidad de marcas ya involucradas en el campeonato.

Ford tiene en su agenda para futuros años la Fórmula E. /M-Sport
Ford tiene en su agenda para futuros años la Fórmula E. /M-Sport

Ford está considerando la posibilidad de llegar a la Fórmula E en los próximos años a través de su rama deportiva, Ford Performance. El máximo responsable de Ford Performance, Mark Rushbrook, cree que hay un espacio para la marca del óvalo en el campeonato, donde ya hay marcas como Audi, DS, Jaguar, Mahindra, NIO, Nissan, BMW y Venturi, a las que se sumará Porsche en la temporada 2019/2020 así como Mercedes a nivel oficial, ya que este año está representada por HWA.

Según se puede leer en el medio Motorsport.com, Ford ya ha tenido negociaciones en el pasado con el equipo Dragon Racing a principios de 2018, existiendo la posibilidad de que lleguen a un acuerdo con uno de los equipos ya presentes. Hay que recordar que tanto Dragon Racing como Virgin son ahora mismo los únicos equipos que no cuentan con respaldo oficial de fabricantes. Entrar como equipo nuevo no sería posible salvo que se salga otro, dado que existe un límite en la Fórmula E de 12 equipos y 24 coches, que se completaría una vez llegue Porsche.

Si Ford decidiera entrar en la temporada 2019/2020, tendría que utilizar un sistema de propulsión de otro fabricante, dado que solo pueden utilizarse los de la lista de fabricantes homologados que se publicó en abril de 2018, en la que no aparece. En caso de que este plan saliera adelante, tendrían que registrarse como fabricante antes del día 1 de febrero de este año para la temporada 2020/2021.

El WEC es el principal programa de carreras de Ford en la actualidad. (Fuente: Ford Performance)

El WEC es el principal programa de carreras de Ford en la actualidad. /Ford Performance

La gran ventaja que ofrece la Fórmula E respecto a otras categorías es que se puede desarrollar un monoplaza eléctrico de una manera mucho más rentable dado que tanto el chasis como las baterías ya vienen suministradas a todos los equipos por igual. En un coche cuyo precio está estipulado en unos 817.300 euros, el chasis de Spark Technologies cuesta unos 299.600 euros cada uno mientras que las baterías salen a 200.000 euros la unidad.

La marca norteamericana ya cuenta con modelos eléctricos en el mercado, siendo los dos primeros el Ford Ranger EV y el Ford Focus Electric. Se trata de dos variantes de coches ya existentes en el mercado con motores de combustión, pero ya en 2018 Ford confirmó que está trabajando en un crossover eléctrico. Se espera que este modelo llegue en 2020 y por ahora se conoce como Mach 1, recibiendo inspiración del Ford Mustang clásico que también tenía esta denominación en sus variantes más deportivas y recordadas por el público.

En la actualidad Ford cuenta como programa principal de carreras los del Mundial de Resistencia con el equipo Chip Ganassi y los de la NASCAR, ninguno de ellos relacionados con las energías alternativas ya que en el WEC corren con el Ford GT en la categoría GTE Pro, donde solo hay motores de gasolina. El programa de Ford en el rallycross, que se espera que se vuelva eléctrico para 2021, terminó a finales de 2017 mientras que el equipo M-Sport compite en el Mundial de Rallyes con apoyo de Ford Performance, pero sin ser respaldo oficial como ocurre con otros equipos.

Conversaciones: