PORSCHE SE UNIRÁ A LA FÓRMULA E EN 2019

Porsche 919 Evo, la bestia que anticipa el potencial de Porsche en la Fórmula E

El proyecto del Campeonato Mundial de Resistencia, reconvertido a una máquina de fórmula libre, va a ayudar en gran medida a la marca de Stuttgart cuando de el paso a la Fórmula E de cara a la temporada 2019/2020 con todo el desarrollo realizado en distintas partes del bólido.

El Porsche 919 Hybrid Evo en el Nürburgring Nördschleife (Fuente: Porsche).
El Porsche 919 Hybrid Evo en el Nürburgring Nördschleife (Fuente: Porsche).

Desde que terminó su andadura en el Campeonato Mundial de Resistencia, Porsche dejó claro que su próximo proyecto oficial sería competir en la Fórmula E, empezando en la temporada 2019/2020. El programa en el WEC terminó en 2017, tomando el 919 Hybrid utilizado hasta entonces para ganar las 24 Horas de Le Mans en tres ocasiones consecutivas (2015, 2016 y 2017) y reconvirtiéndolo en el 919 Evo, una máquina sin ataduras a ninguna normativa para exhibiciones y batir récords (no oficiales, eso sí).

El Porsche 919 Evo es una máquina híbrida con mayor potencia que el coche del WEC, aprovechando al máximo todo lo que puede hacer tanto el sistema de combustión como el sistema híbrido. Además cuenta con un paquete aerodinámico mucho más desarrollado que le permite tener un paso por curva espectacular, dando lugar a los récords que ha marcado en circuitos como el Nürburgring Nördschleife, Spa Francorchamps o la subida de Goodwood.

Según declaraciones del jefe del proyecto LMP1 Andreas Seidl al medio Autosport, habrá mucho del proyecto del WEC que se aprovechará para la Fórmula E, tanto en lo que se refiere a conocimientos y avances tecnológicos de sistemas eléctricos como en el propio personal. El mismo equipo humano que ganó en Le Mans 3 años seguidos será el que se vea en los circuitos urbanos de la próxima temporada de la Fórmula E.

Claro que hay muchas cosas que se aprovecharán, no solo del Evo sino también del 919 Hybrid. Todo lo que hemos aprendido de la parte de sistemas híbridos, de la caja de cambios, de la suspensión, ya que hay un margen de desarrollo en el eje trasero de la suspensión. Utilizamos el mismo personal que está ya desarrollando el proyecto para la Fórmula E, declaró Seidl.

El Porsche 919 Hybrid Evo pilotado por Timo Bernhard (Fuente: Porsche).

Porsche 919 Evo

Como están haciendo otros fabricantes oficiales, es de esperar que Porsche desarrolle su propio sistema de propulsión y caja de cambios para cuando llegue con sus dos monoplazas. No se sabe aún si compartirá un mayor o menor número de elementos con el equipo Audi Abt Schaeffler, siendo ambas marcas del Grupo Volkswagen. Por normativa, utilizarán el mismo chasis Spark SRT05e y las baterías producidas por McLaren (tanto el chasis como las baterías son nuevas, debutando en 2018/2019) al igual que el resto de competidores de la Fórmula E.

Porsche entrará en la temporada 2019/2020 con un gran reto por delante, pues tendrá que hacer frente a otras marcas como Nissan, Jaguar, NIO, BMW, Mahindra, Venturi, DS o Audi, todas ellas con varios años de experiencia y desarrollo a sus espaldas. Al mismo tiempo que Porsche entrará Mercedes a nivel oficial, aprovechando los avances que haga su estructura satélite HWA esta temporada 2018/2019.

La incógnita por ahora son los pilotos que llevarán los monoplazas de Porsche, siendo candidatos sus pilotos del WEC: Nick Tandy, Neel Jani, Earl Bamber y Timo Bernhard. También estaban en el escuadrón alemán André Lotterer (quien ya está en la Fórmula E con DS Techeetah) y Brendon Hartley, quien desde finales de 2017 milita en la Fórmula 1 dentro del equipo Toro Rosso.

Conversaciones: