Híbridos y Eléctricos

ESTÉTICA DEPORTIVA, CONCEPCIÓN ASEQUIBLE

Street Hunter: probamos en primicia la moto eléctrica "125" más barata de Super Soco

La Super Soco TS Street Hunter es la moto eléctrica equivalente a 125 más asequible de la marca en España. En Híbridos y Eléctricos hemos sido los primeros en nuestro país en poder probarla.

Super Soco TS Street Hunter eléctrica a prueba.
Super Soco TS Street Hunter eléctrica a prueba.

La Super Soco TS Street Hunter aún no se comercializa en España, pero en Híbridos y Eléctricos ya la hemos podido probar. La Super Soco TS Street Hunter llegará a nuestro país con un precio de 3.649 euros, situándose así como la L3e (equivalente a 125) más económica de la gama de Super Soco en España.

Además, dependiendo con las especificaciones finales con las que llegue al mercado este modelo, este precio será conjugable con el Plan Moves III, por lo que una vez descontados los 1.100 euros mínimos que aporta el sistema de ayudas estatal, estamos ante una moto eléctrica que habrá supuesto un desembolso de 2.549 euros después de ayudas. Sin embargo, este es su precio si se opta por comprar la TS Street Hunter con una batería. De momento la marca no puede apuntar a un precio concreto con dos baterías.

Y es que la TS Street Hunter que hemos puesto a prueba durante varios días se corresponde con una unidad de preserie, según nos ha hecho saber la propia firma, y como tal podrá sufrir cambios antes de llegar al público. Es por ello que no podemos exponer la TS Street Hunter tan en profundidad como normalmente, lo que entre otras cosas significa que no ha sido sometida a nuestra habitual prueba de autonomía.

Super Soco TS Street Hunter 3
Super Soco TS Street Hunter.

¿Qué tipo de moto eléctrica es la Super Soco TS Street Hunter?

Para entender a la TS Street Hunter hemos de comprender que la marca ha querido diseñarla de partida como un producto de proyección global, y que además tiene como objetivo ser el modelo más económico de la gama (dejando de lado ciclomotores eléctricos). Bien es cierto, no obstante, que se esperaba un precio menor del que finalmente ha detallado la marca.

Sin duda, el principal atributo de la Street Hunter es su estética, pues resulta una moto eléctrica que promete ser mucho más potente de lo que realmente es, ya que bajo la llamativa carrocería se oculta una moto eléctrica que no pretende ser potente ni tampoco deportiva. Es más musculosa y ancha que la TC Max y en lugar de recurrir a un diseño neoretro la marca ha optado en esta ocasión por lanzar una moto de diseño decididamente deportivo con atributos de moto naked.

En lo relativo a su parte técnica, los principales actores del sistema de propulsión son un motor eléctrico de tipo buje de 2,5 kW y una batería que puede estar compuesta por uno o dos módulos de 1,92 kWh (60 V y 32 Ah). Números modestos con los que Super Soco interpone distancias con la TC Max, mucho más capaz en términos dinámicos que la TS Street Hunter (aunque por diseño pueda parecer lo contrario). Sin embargo hemos de insistir en que estos números podrían cambiar antes de llegar al mercado para poder optar al Plan Moves III, ya que por potencia la unidad probada no llega al mínimo requerido de 3 kW nominales.

Super Soco TS Street Hunter 2
Super Soco TS Street Hunter.

La unidad que hemos puesto a prueba estaba equipada sólo con un módulo de baterías, y dadas nuestras particulares necesidades de movilidad no hemos podido llegar a usar la Street Hunter todo lo que hubiéramos querido. Con una sola persona a bordo y queriendo circular al ritmo del resto del tráfico, la batería se consumía a mayor ritmo que el de sus hermanas de gama, no porque el motor eléctrico consuma demasiado, sino por el propio tamaño de la batería. En un trayecto de apenas llegó a 10 kilómetros de marcador entre ida y vuelta consumió más del 25 %.

En base a nuestra experiencia es recomendable la compra de la TS Street Hunter con doble batería, ya que dado que cada módulo tiene una capacidad de 1,92 Wh, en contadas ocasiones podremos llegar a recorrer 50 kilómetros con una carga completa antes de necesitar recargarla. Sólo aquellos que necesiten cubrir trayectos realmente cortos encontrarán en la variante de un sólo módulo de baterías un opción viable.

La marca aún no ha detallado datos de autonomía oficiales con dos baterías, pero en base a la relación entre batería y potencia y el peso de la moto, de equipar el doble módulo podemos estar tratando sobre una moto eléctrica que ronde los 100 kilómetros totales.

Super Soco TS Street Hunter 6
Guantera (arriba) y compartimento de las baterías situadas bajo la guantera de la Super Soco TS Street Hunter.

Entre los rivales a batir en España por el modelo de Super Soco destaca la Urbet Gadiro, una moto eléctrica de similar enfoque que también pudimos probar previamente. La Gadiro es más asequible que la Street Hunter, y es por ello que acusa peores acabados en algunas zonas de su carrocería (por ejemplo, en la guantera y compartimento de las baterías). También se muestra más sólida la moto de Super Soco en cuanto a su rodar.

Sin embargo el modelo de Urbet tiene mejores prestaciones eléctricas; alcanza su velocidad máxima de manera más rápida, y es capaz de ofrecer más autonomía con una carga completa, puesto que cada módulo tiene una capacidad de 2,8 kWh en lugar de los 1,92 de la Street Hunter.

¿Qué tal se comporta la Super Soco TS Street Hunter?

Una vez a lomos de la Street Hunter, y antes de arrancar, nos sorprende que resulte más ancha y musculosa que la TC Max, que es su hermana mayor. La postura de conducción resulta más deportiva (vamos más estirados) y el sillín es más cómodo puesto que es algo mayor y tiene más acolchado que el de su hermana de gama.

Super Soco TS Street Hunter 8
Super Soco TS Street Hunter.

Cuando iniciamos la marcha, sin embargo, constatamos rápidamente que las prestaciones entre una y otra distan. Mientras que la TC Max se mostraba más nerviosa y reactiva, la TS Street Hunter hace gala de una entrega de potencia relajada. A pesar de ello es posible rodar al ritmo del resto tráfico en ciudad, y siempre que circulemos por debajo de 60 kilómetros por hora acelera con brío. En autovía, sin embargo, sufrirá para alcanzar los 80 kilómetros por hora (aunque lo acaba haciendo).

En términos dinámicos, lo mejor de la TS Street Hunter es su comportamiento, e incluso podemos llegar a decir que la parte ciclo está muy por encima de la cadena cinemática. Su ligereza hace que sea, casi, igual de manejable que una bicicleta, y jugando con nuestro propio peso podemos solventar cambios de apoyo y dirección con mucha confianza y de manera rápida, fácil y muy divertida, aunque dista de tener un comportamiento deportivo. Tiene doble freno de disco combinado que actúa con solvencia y hace las veces de ABS al no dejar que se bloqueen los frenos.

Super Soco TS Street Hunter 5
Cuadro de mandos, motor tipo buje y sillón de la Super Soco TS Street Hunter.

El rodar de la TS Street Hunter es similar a la de la TC Max, sólo que en esta ocasión la suspensión tiene una configuración más cómoda, menos firme que la de su hermana mayor, y filtra menos los desperfectos del asfalto a nuestras manos. Es por ello por lo que permite pasar por rotos y zonas en mal estado de manera más cómoda que su hermana, que sí acusa un enfoque más deportivo acorde al nerviosismo de su sistema eléctrico.

Conclusión, ¿para qué tipo de cliente va dirigida la Super Soco TS Street Hunter?

Tras haber probado la que es la equivalente a 125 más barata de la gama de Super Soco, podemos decir que ni por potencia ni por velocidad punta está pensada para hacer incursiones en autovía ni llevar a dos pasajeros, pues para quienes necesiten cubrir este tipo de necesidades ya tienen disponibles las CPX y TC MAX.

En este sentido, y dado la potencia que ofrece y cómo la entrega, la Super Soco TS Street Hunter se desenvuelve en la urbe como un ciclomotor que no tiene que estar sometido a la limitación de 45 kilómetros por hora, y que además se puede beneficiar de la ayuda de hasta 1.300 euros que aporta el Plan Moves para equivalentes a 125.

Super Soco TS Street Hunter 7
Super Soco TS Street Hunter.

Además de su estética también juega a su favor el hecho de contar con baterías extraíbles, lo que hará posible la recarga diaria a quienes no disponen de una plaza de garaje o toma de corriente en su lugar habitual de aparcamiento.

Por cómo se comporta y por la autonomía que logrará equipando dos módulos de baterías (no recomendaríamos equipar sólo uno) podemos decir que la Super Soco TS Street Hunter resultará apropiada para personas que busquen un moto eléctrica de imagen distinguida y la necesiten para hacer desplazamientos diarios sin acompañantes, y cuyo un ámbito principal tendrá lugar en la ciudad, con ninguna o pocas incursiones en vías rápidas.

Conversaciones: