Híbridos y Eléctricos

TECNOLOGÍA Y BUEN FEELING AL SERVICIO DE LA MOVILIDAD SOSTENIBLE

Probamos el e-Up! El primer coche eléctrico de Volkswagen

En el marco de la 3ª edición de EXPOelèctric Formula-E hemos podido probar y conocer de primera mano el primer coche eléctrico de Volkswagen, el nuevo e-up!: sus características técnicas, comportamiento, filosofía y estilo de este automóvil eléctrico.

En Barcelona, bajo el Arco de Triunfo, símbolo histórico de un pasado que fue puerta de entrada a la Exposición  Universal de 1888, hemos podido probar y conocer de primera mano el nuevo e-up!: sus características técnicas, comportamiento, filosofía y  estilo de este automóvil eléctrico. Para ello, hemos contado con la ayuda de Carlos López, Product Manager de VW,  que en el marco del coloquio organizado para el evento de EXPOelèctric Formula-E, nos ha descubierto los propósitos y objetivos de la marca. Unos objetivos que tienen para su primer coche eléctrico, el situarse a la cabeza de las propuestas de electromovilidad para un futuro próximo. De momento, en España lo esperamos a mediados de 2014, con un precio de partida de 26.300 euros (sin contar ayudas).


CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS Y DE USO
El e-up! es un coche para un uso diario con un destacable par motor máximo de 210 Nm. Prácticamente insonoro, este modelo está propulsado por un motor eléctrico que entrega una potencia máxima de 82 CV, acelera de 0 a 100 km/h en 12,4 segundos y logra una velocidad máxima de 130 km/h. Su consumo es de tan sólo 11,7 KWh/100 Km. y su batería de ion-litio de 18,7 kWh tiene una autonomía de hasta 160 kilómetros ofreciendo una garantía de ocho años.

Se puede cargar con 2,3 kW (9 horas) conectado a cualquier enchufe estándar de 230V, con 3,6 kW (7 horas) si se utilizan wallbox o con hasta 40 kW (cuando está conectado en una estación de carga rápida DC a través del CCS (Sistema Combinado de Carga), recientemente definido como estándar europeo. En este último caso, el 80% de la batería se carga en menos de 30 minutos. El enchufe de carga de batería se encuentra en la posición donde normalmente se ubica la tapa de gasolina.

Las baterías pesan 230 Kg  (de lo 1.139 Kg. de peso total del automóvil) y se encuentran dispuestas de forma plana en los bajos, con lo que su centro de gravedad queda más pegado al suelo, y de este modo le confiere una mayor agilidad al volante.

El e-up! se presenta a partir de una plataforma unificada con el resto de versiones de la marca y por tanto, no es específica para su modelo de coche eléctrico. Una solución que pretende también extender en cuanto a su equipamiento, al no querer destacar rasgos diferentes que lo separen del concepto de uso cotidiano del resto de las otras versiones. Por tanto, el modelo incorpora una estética que no pretende destacar ni en más ni en menos con el resto de los térmicos de la marca.


LA CONDUCCIÓN Y SU CIRCUNSTANCIA
En el terreno de las sensaciones, aporta mucha, pero mucha suavidad, así como una cómoda y fácil conducción, con un tacto y relación del pedal de aceleración y el freno bien conseguido. Encaja perfectamente en lo que hemos dado en llamar un especial “sonido del silencio” que aporta más feeling que otro tipo de vibración.

También el sistema de recuperación, con sus cinco posiciones, permite una nueva forma de conducción que aporta diferentes niveles de servicio. Con ello se consigue, al levantar el pie del acelerador, retener más el vehículo y además poder hacerlo en diferentes grados de intensidad, lo que nos permite no hacer uso directo del servicio del freno. Una opción que consideramos interesante, complementaria y única que hay que alabar.

De la misma manera que dispone también de dos modos de conducción “Eco” y “Eco+” que permiten, por una parte, ampliar la autonomía limitando la potencia y por la otra, reduciendo su velocidad máxima. Unas opciones que mejoran el consumo y aumenta el tiempo de uso de la batería antes de proceder a una nueva recarga.

En definitiva, pensamos que VW puede conseguir con su modelo e-up unos resultados que le afiancen a los objetivos de la marca. A nosotros su coche eléctrico e-Up! nos ha dejado una muy buena sensación y esperamos que las opciones que este vehículo nos ofrece para su uso en la movilidad urbana, sean cada vez más aceptadas como lo que son y por lo que nos ofrecen: una mejora para el usuario y el entorno para que contribuyan positivamente en este cambio de paradigma relacionado con la movilidad sostenible que se ha de imponer, por tecnología, necesidad y sentido común.

Conversaciones: