Híbridos y Eléctricos

PRIMERAS IMPRESIONES

Probamos la Ford E-Transit, una furgoneta eléctrica que ya es un éxito en España

La Ford E-Transit eléctrica ya está disponible en España, y en Híbridos y Eléctricos la hemos podido probar para dar fe de nuestras primeras impresiones. Sus entregas ya han comenzado en nuestro país, donde parte de 70.170 euros antes de ayudas.

Ford-E-Transit-portada-h-y-e
Probamos la Ford E-Transit eléctrica.

La Ford Transit es, tal vez y con permiso de la mítica Volkswagen Transporter y ahora de la ID. Buzz eléctrica, la furgoneta más popular de Europa entre profesionales. Tomando este contexto como base, es de entender que el modelo tenga especial peso dentro los planes de producto que más a corto plazo tiene Ford Pro, la  división de vehículos comerciales de Ford. Ahora, además, la firma americana acaba de lanzar la E-Transit eléctrica en España, y es su primera furgoneta eléctrica. Un modelo que en Híbridos y Eléctricos ya hemos podido probar para dar fe de nuestras primeras impresiones.

Tal y como sentencian desde la propia Ford, la E-Transit eléctrica está superando sus propias expectativas, pues aunque apenas acaba de iniciar sus primeras entregas en España, Ford Pro dice estar ya recibiendo pedidos de las empresas de reparto y logística más importantes que actúan en nuestro país (por motivos de privacidad no han podido detallar de qué empresas se trata), con pedidos que superan con creces el centenar de registros.

La que es la primera furgoneta eléctrica de Ford ha comenzado su andadura comercial en España con todas las versiones en las que llegará al mercado disponibles desde el primer momento, algo sin duda llamativo en tiempos de retrasos y problemas de suministro.

Ford-E-Transit-electrica-2
Ford E-Transit eléctrica.

Gama y precios de la Ford E-Transit eléctrica en España

En total son cuatro carrocerías las que componen la gama de la E-Transit, y estas a su vez son conjugables con dos alternativas mecánicas, lo que da lugar a 34 combinaciones posibles entre opciones para el tren motriz y configuración de cabina y zona de carga.

Al igual que el resto de la gama Transit, la versión eléctrica se ofrecerá en forma de furgón, furgón de batalla extendida, furgón con doble fila de asientos y espacio de carga recortado y en formato chasis y cabina, para que cada cliente adapte la furgoneta a sus necesidades. Según Ford, no hay prevista una versión de pasajeros, por lo que la capacidad máxima en cuanto a ocupantes está en las seis plazas de la versión don doble fila de asientos.

En el apartado mecánico, una única opción de batería estará disponible. Ésta tiene una capacidad de 68 kWh netos (75 kWh brutos). Mide 2,12 metros de largo, 1,47 de ancho y tiene un grosor de 20 centímetros,  y aún con ello no resta capacidad de carga a la zona destinada a ello, por lo que es igual de capaz que las versiones diésel en términos de espacio.

ford-etransit-2022-08
Zona de carga de la Ford E-Transit eléctrica.

Será posible elegir entre un motor cuya potencia máxima puede ser de 130 kW (184 CV) o 198 kW (269 CV), con un par máximo de 430 Nm en ambos casos. La capacidad de remolcado es de 750 kilos, y el volumen de carga oscila entre 9,5 y 15,1 metros cúbicos.

Otro interesante dato está en la carga doméstica, ya que es donde más sentido cobra cargar al ser cuando más barato y rentable sale cada kWh repuesto. Ford especifica que la E-Transit tardará 7 horas en pasar del 10 al 100 % de la batería con un cargador de tipo Wallbox de 11 kW de potencia, y serán 4 horas si la potencia se eleva hasta los 22 kW, que es lo máximo que admite en corriente continua.

Así es y así se comporta la Ford E-Transit eléctrica

Tal y como sucede entre las rivales de Stellantis de la E-Transit, Ford ha optado por no distinguir demasiado a esta versión 100 % eléctrica del resto de variantes convencionales. La versión que hemos probado es la que representa el acceso de entrada a la gama E-Transit y el motor de 130 kW de potencia. Ford la denomina 'FT 350 L3 Chasis Simple Trend N1', y es la que tiene un precio de 70.170 euros, el más atractivo de toda la gama al ser el más económico. Se puede consultar todas las posibilidades de personalización, equipamiento, carrocerías y motores en la página web española de Ford.

Ford-E-Transit-electrica
Ford E-Transit eléctrica.

En el exterior de la E-Transit, no encontramos nada que nos haga pensar que estamos ante un coche 100 % eléctrico más allá de las lamas horizontales de la parrilla delantera acabadas en color azul (y de la denominación E-Transit en su zaga), por lo que pocas serán las personas que se den cuenta, en parado, que estamos ante una furgoneta completamente eléctrica.

Esta tónica se extiende al habitáculo de la E-Transit, pues sólo los más ávidos serán capaces de percatarse de la ausencia del cuentavueltas y del indicador de combustible, ya que en el lugar de cada uno encontramos un indicador de eficiencia energética y del estado de carga de la batería, que sustituye el surtidor de combustible de las versiones diésel por al anagrama de una batería.

En comparación con furgonetas diésel, conducir la E-Transit es un ejercicio de relax absoluto, aunque se trata de una ventaja de la que también presumen sus rivales conforme a sus versiones térmicas. Aquí, obviamente, no hay un bloque diésel que hay que revolucionar para poder ir al compás del resto del tráfico cuando más cargada se encuentra la furgoneta, ni una caja de cambios con la que tengamos que pelearnos para encontrar las marchas a causa de una palanca con acentuadas holguras entre recorridos. Sólo es acelerar y frenar en completo silencio, con la única filtración en la cabida del sonido del viento al ganar velocidad.

Ford-E-Transit-electrica-3
Ford E-Transit eléctrica.

 

Puede parecer algo obvio al tratarse de un vehículo eléctrico, pero en el día a día de un profesional a bordo de una furgoneta de este tipo será algo de agradecer dado lo poco refinado que es habitualmente el funcionamiento de una furgoneta diésel.

La E-Transit funciona, en términos prácticos, como un automático. Se elige el modo de conducción en la ruleta giratoria del salpicadero, que es la misma que la de un Mustang Mach-E (al igual que su motor y casi toda su batería). La entrega de potencia no sucede de manera demasiado radical, aunque sí acelera con solvencia suficiente, sobre todo desde parado. No cabe dudas que cuando más cargada se encuentre será capaz de moverse con total soltura. Sin embargo, si el cliente buscara potencia por encima de cualquier otro aspecto, el motor de 193 kW será el más apropiado.

En términos de sensaciones al conducir, la E-Transit deja notar su sobrepeso en algunas ocasiones muy concretas, como al sobrepasar badenes de altura pronunciada, aunque lo cierto es que luego al exigirle un poco más al conjunto (como cuando el repartidor lleva prisas), y siempre y cuando se lleve una conducción ordenada, la E-Transit no se descompone.

Ford-E-Transit-electrica-4
Ford E-Transit eléctrica.

El recorrido efectuado tuvo lugar en todo tipo de escenarios posibles. Fueron 95 kilómetros repartidos entre vías rápidas, subida y bajada de un puerto de montaña, y muchos recorridos urbanos por ciudad. Al final del mismo la E-Transit arrojó un consumo medio de 26 kWh a los 100 kilómetros, habiendo llegado a estar en unos 33 kWh al culminar la subida al puerto de montaña. Una cifra alta en comparación con un turismo, pero muy buena si se tiene en cuenta que el peso de la furgoneta es de 3.500 kilos.

Bien es cierto que durante nuestra prueba, con conductor y pasajero a bordo, con aire a condicionado funcionando toda la prueba y lo más determinante, el compartimento de carga estaba vacío. En en el día a día de un profesional, pues, este será el mejor consumo que pueda aspirar a conseguir.

¿Puede una furgoneta eléctrica cumplir con el día a día de un profesional?

Una furgoneta, ya sea diésel, gasolina o eléctrica, es en el día a día de un autónomo o de una empresa una herramienta más de las muchas que usan al cabo del día, y en muchos casos casi se podría llegar a catalogar como un auténtico caballo de guerra expuesto al uso más intenso.

Es por esto mismo por lo que muchas empresas y profesionales dudarán entre si dar el salto a una furgoneta eléctrica o volver a optar por una diésel convencional, ya que un fallo de la furgoneta supondrá un efecto negativo casi inmediato en su productividad, y por tanto en sus ingresos.

Ford-E-Transit-electrica-3
Ford E-Transit eléctrica.

La Ford Transit eléctrica presume de hasta 317 kilómetros de autonomía en base al ciclo WLTP, y se homologa con el 30 % del peso que puede transportar un vehícul comercial. En términos generales y en comparación con los últimos turismos que están llegando al mercado puede parecer una cifra corta, lo cierto es que es superior a la de sus rivales de Stellantis, y además supera con creces la distancia media que recorre un profesional al cabo del día. Esta autonomía es relativa a la versión limitada a 90 kilómetros por hora, si se quiere elevar el límite a 130 kilómetros por hora, la autonomía homologada será de 254 kilómetros.

Según la propia Ford, en Europa sus clientes recorren un kilometraje medio diario de 111 kilómetros, por lo que sólo aquellos clientes cuya actividad se centre en efectuar largos recorridos entre puntos de carga y descarga, tendrán una excusa sólida (más allá del precio) para descartar por completo optar por la alternativa eléctrica.

Para el resto con un cargador de tipo wallbox en el lugar habitual de aparcamiento nocturno, en una furgoneta eléctrica con la E-Transit tendrá su mejor aliado profesional, y para largos viajes puntuales con sus 115 kW de potencia de carga se puede aprovechar cualquier parada para comer o estirar las piernas y reponer de manera muy rápida la energía consumida. 

Conversaciones: