Híbridos y Eléctricos

POR MENOS DE 3.000 EUROS

Wellta Taiga: probamos un ciclomotor eléctrico de rueda alta y concepción práctica

Después de poner a prueba a la Ártica, toca probar el ciclomotor eléctrico de la firma, la Wellta Taiga. Un scooter eléctrico equivalente a 50 centímetros cúbicos, que por 2.950 euros que cuesta en España ofrece un enfoque eminentemente práctico.

taiga portada 2
Probamos la Wellta Taiga, el ciclomotor eléctrico de Wellta Motors.

Semanas atrás publicábamos la prueba de la Wellta Ártica, un scooter eléctrico equivalente a 125 que probamos durante varios días. Sin embargo no es el único modelo de Wellta que hemos probado, ya que también tuvimos acceso durante el mismo tiempo a la Wellta Taiga, el scooter eléctrico de rueda alta de Wellta Motors. Se trata de un ciclomotor que articula en torno a la manejabilidad y practicidad sus mejores armas.

Si bien durante los días de prueba nuestra atención se centró de manera más concienzuda en la Ártica, pues se trata del buque insignia de Wellta Motors, la Taiga también obtuvo parte de nuestra atención, y durante los días de prueba intentamos averiguar si se trata de un producto por el que merezca la pena desembolsar los 2.995 euros que la firma pide a cambio.

Aún habiendo dedicado ya varias entradas en Híbridos y Eléctricos a los productos de la firma española, conviene contextualizar su situación para rápidamente saber ante qué tipo de firma estamos. Wellta Motors es una empresa emergente que está aprovechando el auge de la movilidad eléctrica y la pasividad de los grandes fabricantes ante este movimiento. La principal figura dentro de la firma es Edu Blanco, fundador de Jaton Racing, el equipo autor del único todoterreno eléctrico que ha finalizado la prueba más exigente del mundo, el Dakar.

taiga 5

Frontal de la Taiga.

La razón de ser de Wellta Motors se centra en torno a promover la movilidad eléctrica y sostenible en nuestro país. Así lo sugiere su lema, con el que quieren cumplir el objetivo de "darle la Wellta a la movilidad en las ciudades". Por ello la protagonista de hoy luce un nombre por una región afectada por el cambio climático, al igual que la Ártica.

Hace pocos días Wellta Motors anunciaba de manera oficial su irrupción en el mercado español, pero semanas antes de que esto se produjera, nosotros pudimos catar sus dos primeros modelos. Sobre la Taiga hablaremos en este artículo, y a la Ártica ya dedicamos uno, incluso, más en profundidad que este mismo.

¿Qué tipo de scooter eléctrico es la Wellta Taiga?

Conforme a la Ártica, la Wellta Taiga se plantea como un scooter eléctrico de concepción eminentemente práctica gracias a la gran plataforma de carga que encontramos en su zaga, un suelo plano de grandes dimensiones y una guantera tras el carenado para depositar objetos.

taiga

Plataforma plana y guantera para depositar objetos de la Taiga.

Dada su potencia la Wellta Taiga está homologada como un ciclomotor, por lo  su ámbito de uso queda limitado al centro de las ciudades, y en base a su velocidad máxima, limitada por ley a 45 kilómetros por hora, sólo podrá hacer incursión en vías rápidas cuando no haya una vía urbana alternativa. Sin embargo lo pueden conducir personas desde los 15 con el permiso específico AM.

Tiene un precio, como mencionado, de 2.995 euros. Menos de 3.000 euros, y a cambio ofrece 90 kilómetros de autonomía teóricos con una carga completa de su batería de 1,92 kWh de capacidad. Dato que pasa desapercibido en su ficha técnica pero que la convierte en uno de los ciclomotores eléctricos con mayor autonomía del mercado español.

En su rango de precios hay pocos rivales, y si además los distinguimos entre ciclomotores eléctricos de rueda alta, la competencia se reduce aún más. Un scooters de NIU vuelven a hacer acto de presencia (igual que contra la Ártica), entre los que destaca el ciclomotor eléctrico NIU UQi GT Extended Range. El modelo chino anuncia una autonomía similar a la de la Wellta Taiga, de entre 70 y 95 kilómetros a cambio de un precio algo menor, de 2.599 euros. Contra el scooter de la firma china la Wellta Taiga ofrece más potencia (2 kW contra 1,5) y a priori un mayor aplomo en marcha gracias a un peso 20 kilos mayor; la NIU pesa 70 kilos mientras que la Taiga se va a 95, baterías incluídas.

batería Wellta Ártica

La Wellta Taiga cuenta con una batería de iones de litio de Samsung.

A la vista la Wellta Taiga ofrece una imagen típica de un scooter de rueda alta, pero hace justicia a su condición de eléctrica dejando percibir cierto aire innovador. La imagen de scooter de rueda alta se la da principal mente la rueda delantera , ya que tiene una llanta de 16 pulgadas de diámetro, por 14 pulgadas de la rueda trasera.

Un faro  con tecnología de led de formas cuadradas reside el frontal de la Taiga, mientras que la trasera sacrifica la parte del diseño para albergar la gran plataforma de carga mencionada antes, siendo este, tal vez, el único "pero" que podemos encontrar al ciclomotor eléctrico, ya que nos hubiera gustado más un diseño de la parte trasera más elaborado, pero la practicidad prima por encima de la estética en la Wellta Taiga.

taiga 3

El grupo óptico trasero queda alojado en el rack de carga de la Taiga.

Y es que la concepción de la Taiga es eminentemente práctica. A la plataforma de carga mencionada antes se le suma el piso plano en el que será fácil transportar objetos pesados, además de su guantera que goza de toma usb para cargar dispositivos móviles durante la marcha. Consta, incluso, de una pata de cabra a cada lado para agilizar a sus usuarios la parada, por lo que podrán bajarse y aparcar la Taiga indistintamente de un lado u otro de la misma.

Además, está homologada para dos personas, aunque a causa de la poca longitud del asiento que de nuevo sacrifica para albergar el rack de carga, esta ventaja tan sólo será aprovechable de manera puntual. Bajo el asiento hay un hueco suficiente para depositar la documentación de la motocicleta y objetos personales, y bajo este se sitúa la batería de iones de litio suministrada por Samsung. Se puede cargar en 3,5 horas a través de la toma de carga rápida. De no tener tomar de corriente en nuestro lugar habitual de aparcamiento y tener que cargarla extrayéndole de la misma, es fácilmente extraíble y tomará un total de siete horas para completar una carga en una toma de corriente doméstica

taiga toma carga

Toma de carga de la Wellta Taiga.

Todo lo anterior hace que la Wellta Taiga, además de apuntar a un público joven a los que un patinete eléctrico se les quede corto por limitaciones, se postule como una buena alternativa para empresas de reparto a domicilio. De hecho Wellta ofrece en la opción "Delivery" un baúl de gran capacidad de proporciones cuadradas para los profesionales del reparto.

¿Qué tal se comporta la Wellta Taiga?

Si en la prueba de la Ártica destacamos su comodidad de uso, en la Taiga de nuevo sale a relucir este aspecto pero sumando un atributo más. Su manejabilidad. No es que la Ártica fuera precisamente poco manejable, pero que la Taiga sea un scooter de rueda alta se deja notar en este apartado. Y es que los principales responsables del comportamiento ágil y sencillo de la Taiga son sus delgados y altos neumáticos.

taiga portada 1

Wellta Taiga.

Gracias a sus ruedas, pues, es sumamente fácil esquivar obstáculos que encontramos durante la marcha, a lo que suman agilidad sin duda sus 95 kilos de peso. Cuando no podemos esquivar estos obstáculos el tamaño de la rueda hace que la sacudida afecte menos al piloto, por lo que además de manejable también propician un punto extra de comodidad en carreteras en las que abunden los desperfectos, además de también hacer que sobrepasar badenes se convierta en un mero trámite del que apenas tendremos noticias.

Sus 2 kW a priori podrán parecer escasos, pero su condición de eléctrica hace que los entregue en su totalidad de manera inmediata, y sólo cuando lleguemos a su velocidad máxima limitada dejaremos de avanzar con contundencia. Hasta ese preciso momento, si el piloto lo desea, puede permitirse seguir el ritmo del tráfico con fluidez, aunque bien es cierto que dista de lo explosiva que parecía la Ártica en comparación.

Wellta promete los mismos 90 kilómetros de autonomía que para la Ártica. En nuestra prueba de autonomía su hermana mayor consiguió recorrer 70 kilómetros con una carga completa, y parece que la Taiga, en base a nuestra experiencia y aunque no pudimos someterla a una prueba de autonomía tan exhaustiva, podrá llegar a recorrer como mínimo 60 kilómetros antes de necesitar imperiosamente volver a ser cargada.

taiga 2

Wellta Taiga.

Se trata de una distancia que de sobra será suficiente para servir a un usuario medio durante varios días, o si por contra es una empresa de reparto tendrá en el scooter eléctrico español un aliado perfecto para el reparto de última milla, pues con 60 kilómetros bien puede cubrir un reparto diario y luego cargarse en 3,5 horas mediante su cargador incorporado.

Al igual que su hermana, la Ártica, la Wellta Taiga dispone de tres modos de conducción para limitar la velocidada máxima así como marcha atrás, lo que facilita enormemente maniobrar con ella en parado, especialmente en aparcamientos.

¿Merece la pena la Wellta Taiga?

La respuesta es corta y directa. Sí. Es cierto que es 1.050 euros más cara que otro ciclomotores eléctricos como es la Urbet Riazor, que tal vez es más atractiva para el público joven por ceñirse más al concepto de scooter tradicional, pero conforme a esta la Taiga ofrece una mejor autonomía y una fisionomía optimizada de cara a clientes profesionales.

Es especialmente cómoda para subir y bajar recurrentemente de ella (a lo que suman sus dos patas de cabra) y se desenvuelve con soltura entre el tráfico urbano hasta alcanzar su velocidad máxima, aunque nos han chivado desde Wellta que la velocidad real en las Wellta que se vendan de serie será de 55 kilómetros por hora, por lo que es un punto a tener en cuenta. Nuestra unidad, siendo una unidad de preserie no estaba adaptada aún a las condiciones que Wellta pretende venderla.

taiga 6

Faro de led de la Wellta Taiga.

De nuevo sus 60 kilómetros podrán en principio echar atrás a muchos compradores que valoren la compra de la Taiga, pero al igual que con las Urbet Gadiro y Ártica que hemos probado recientemente, en motocicletas de 50 y 125 centímetros cúbicos no gozaría de sentido recorrer distancias diarias de más de 15 ó 20 kilómetros diarios, ya que ahí entran en juego las aptitudes de motocicletas de mayor potencia.

Conversaciones: