5.000 KM DE AUTONOMÍA

Simca Fulgur Concept: viajamos al Salón de Ginebra de 1959 en coche eléctrico

El Simca Fulgur Concept, presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra 1959, fue diseñado para utilizar un sistema de propulsión híbrido atómico-eléctrico que le brindaría 5.000 kilómetros de autonomía.

Simca Fulgur Concept: un viaje en coche eléctrico a través del tiempo.
Simca Fulgur Concept: un viaje en coche eléctrico a través del tiempo.

En la década de 1950, la publicación francesa Journal de Tintin invitó a los fabricantes de coches a crear un vehículo futurista, específicamente uno que reflejara cómo lucirían los automóviles en el año 2000. Muchas compañías y diseñadores pusieron manos a la obra para crear sus conceptos, incluyendo el diseñador galo Robert Opron, quien en 1958 presentó el Simca Fulgur Concept, un vehículo parecido a un platillo volador que sería presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1959.

1958_Simca_Fulgur_06

Con motivo de la celebración del Salón de Ginebra 2018, que inicia mañana martes 6 de marzo y culmina el domingo 18 de marzo, hemos querido recordar este atrevido modelo que tuvo mucha repercusión en su época. Si bien los coches de la actualidad no se parecen al prototipo de Opron, fue un claro ejemplo del carácter visionario del diseñador, sobre todo por el sistema de propulsión que usaba aquel vehículo.

1958_Simca_Fulgur_11

La mayoría de las fuentes consultadas coinciden en que el Simca Fulgur contaba con un sistema híbrido atómico-eléctrico, una tecnología sumamente futurista para la época, tomando en cuenta que los coches eléctricos recién comienzan a popularizarse en la actualidad. La autonomía era absurda: 5.000 km. El conductor estaba dentro de una cabina en forma de cápsula, y en la parte trasera del vehículo vemos un alerón que se asemeja a las alas de un ave.

1958_Simca_Fulgur_09

La imaginación era lo más importante en este concurso, ya que realmente el Simca Fulgur no contaba con ningún motor. Previo a su presentación se instaló un motor para un paseo en París, y el resultado fue que el conductor temrinó siendo multado por un policía de tránsito.

Precursor del coche autónomoSimca-fulgur-pub

El vehículo contaba con un “cerebro electrónico” que incluía un radar para detectar los obstáculos en la carretera, y no se controlaba por medio de un volante sino por voz. La forma en la que conduciría el coche era muy peculiar y poco práctica, ya que necesitaría rieles especiales en las vías públicas para guiarse y conducir a una velocidad superior a 150 km/h. Cuando el vehículo alcanzara mucha velocidad, el eje delantero se despegaría el suelo y solo quedaría apoyado en las ruedas traseras. Después de ser exhibido en el Salón de Ginebra 1959, fue presentado en los salones de Nueva York y Chicago en los años posteriores.

1958_Simca_Fulgur_02

Conversaciones: