Híbridos y Eléctricos

PUNTO DE INFLEXIÓN

En 2023 Ford invertirá más dinero en coches eléctricos que en coches de combustión

En 2023 habrá un punto de inflexión en la historia de Ford: será el año en que comenzará a invertir más dinero en electrificación que en el desarrollo de nuevos modelos con motor de combustión interna.

ford-f-150-hybrid_portada

Detroit se erigió como la ciudad del motor y Ford era una "Las Tres Grandes" junto con General Motors y Chrysler. Lógicamente, el motor de Detroit hacía referencia al motor de combustión interna, al de gasolina, que alimentó millones de coches durante décadas. Sin embargo, la nueva era de electrificación está a punto de marcar un antes y un después incluso en Ford.

A principios de este año, Ford anunció sus planes sobre inversión en electrificación: no solamente nuevos modelos sino todo lo relacionado con ellos, desde nuevas fábricas de baterías hasta investigación en nuevas tecnologías. En mayo dio un paso más y dijo que aumentaría sus inversiones a los 30.000 millones de dólares hasta 2025, entre lo cual se incluía el desarrollo de dos nuevas plataformas, tres tecnologías diferentes para las baterías.

Y esta semana, según ha publicado The Detroit News, la directora de operaciones de Ford para Norteamérica, Lisa Drake, ha dicho en un evento organizado por el banco Barclays que 2023 será el año en que Ford empezará a invertir más en coches eléctricos que en coches con motor de combustión interna, revirtiendo el proceso que hasta ahora era "normal" (con la electrificación todavía en un segundo plano). Las inversiones de Ford van en línea con las de su mayor rival, General Motors, que también ha incrementado sus inversiones en vehículos eléctricos y autónomos, hasta 35.000 millones de dólares de aquí a 2025.

Ford se encuentra actualmente en un proceso de transformación total, que le llevará -según sus planes actuales- a que el 40% de todas sus ventas a nivel global sean vehículos eléctricos. La apuesta por la electrificación es un componente clave del plan de crecimiento Ford+, que también incluye más inversiones en conectividad digital y en vehículos comerciales eléctricos.

Lisa Drake dijo que en Ford están «encantados» con el éxito del Mustang Mach-E y de la F-150 Lightning, la primera pick-up eléctrica de Ford. Más del 70% de los nuevos clientes que han llegado a la marca vienen con reservas del Mustang Mach-E y la F-150 Lightning. Según Jim Farley, consejero delegado de Ford, la demanda de sus primeros vehículos eléctricos de gran volumen (obviemos aquí el Focus Electric) ha superado «claramente» las previsiones más optimistas de la marca. Según las últimas informaciones, la F-150 eléctrica acumula ya más de 120.000 reservas, de las cuales aproximadamente el 75% son clientes procedentes de otras marcas.

Ford F-150 Lightning.

El año que viene Ford empezará a entregar las primeras F-150 eléctricas.

Drake también subrayó la importancia de la política federal para moldear las ambiciones de los fabricantes de automóviles, ya que la demanda natural de vehículos eléctricos por parte de los consumidores estadounidenses sigue siendo baja. Según Lisa Drake, «vamos a depender en gran medida de algunas políticas de infraestructura y de la aspiración de la administración de hacer esto un poco más omnipresente. No podemos hacerlo solos», reconociendo estar «muy contentos» por el trabajo conjunto entre Demócratas y Republicanos para sacar adelante medidas enfocadas a impulsar la movilidad eléctrica.

Drake se refería al proyecto de ley anunciado recientemente por la Casa Blanca, que contempla 1 billón de dólares (billones en castellano, $1,2 trillion anglosajones) para impulsar la implantación de los vehículos eléctricos en Estados Unidos mediante incentivos directos para su compra, financiar nuevas fábricas de baterías y vehículos eléctricos y expandir la infraestructura de recarga.

Conversaciones: