Híbridos y Eléctricos

EUROPA

Así es la estrategia de Ford para vender más de 600.000 vehículos eléctricos al año para el 2026

Ford presentará tres nuevos vehículos eléctricos de pasajeros y otros cuatro de modelos comerciales en Europa para 2024 y prevé vender más de 600.000 unidades eléctricas en la región para 2026.

produccion Ford F-150 lightning
Produccion Ford F-150 lightning.

Ford espera vender más de 600.000 vehículos eléctricos en Europa al año para el 2026, gracias a la introducción de siete nuevos vehículos eléctricos para el año 2024.

En el evento 'Ford Europe: Spring 2022', la compañía ha dado a conocer su estrategia para el mercado europeo, que contempla la introducción de tres nuevos turismos y de cuatro nuevos vehículos comerciales en el mercado europeo.

La marca con sede en Dearborn (Estados Unidos) ha reafirmado su compromiso de conseguir un 6% de margen neto de explotación (EBIT) en Europa para el año 2023 y del 10% en todo el mundo para el mismo ejercicio.

A principios del mes de marzo, el grupo Ford confirmó su objetivo de fabricar más de dos millones de vehículos eléctricos globalmente al año para 2026, lo que supondrá un tercio del volumen mundial de fabricación de la empresa y llegará al 50% para el año 2030.

La multinacional prevé invertir 5.000 millones de dólares (4.500 millones de euros al cambio actual) este año en materia de movilidad eléctrica a nivel global y ha confirmado su objetivo de cerrar el ejercicio con un beneficio operativo ajustado de entre 11.500 y 12.500 millones de dólares (entre 10.360 y 11.260 millones de euros).

"Nuestra marcha hacia un futuro totalmente eléctrico es una necesidad absoluta para Ford para dar respuesta a las necesidades de movilidad de una Europa en transformación. También se trata de la necesidad apremiante de un mayor cuidado de nuestro planeta, realizando una contribución positiva a la sociedad y a la reducción de emisiones en línea con el Acuerdo del Clima de Paris", ha señalado el presidente de Ford Europa, Stuart Rowley.

En este sentido, la compañía ha anunciado que tiene como objetivo alcanzar las cero emisiones para todas las ventas de vehículos y neutralidad de carbono en toda su huella europea de fabricación, logística y proveedores para 2035.

La nueva gama

En 2023, Ford comenzará la producción en Colonia (Alemania) de un turismo completamente eléctrico, un crossover de tamaño medio, con un segundo vehículo eléctrico que se añadirá en 2024 a la gama fabricada en Colonia. Además, el Ford Puma también tendrá una versión eléctrica producida en Craiova (Rumanía) desde 2024.

El crossover totalmente eléctrico contará con una autonomía de 500 kilómetros con una sola carga. Este vehículo y su nombre se anunciarán a lo largo del ejercicio actual y su producción comenzará en 2023.

Mientras que de vehículos comerciales, la gama Transit incluirá cuatro nuevos modelos: la completamente renovada furgoneta Transit Custom de una tonelada y Tourneo Custom de uso mixto en 2023 y la nueva generación de la furgoneta Transit Courier y la versátil Tourneo Courier en 2024.

La producción prevista de vehículos eléctricos en Colonia se espera que sea ahora de 1,2 millones de vehículos en seis años, con una inversión total en producto de 2.000 millones de dólares (1.824 millones de euros).

Nueva fábrica de baterías en Turquía

Por otro lado, Ford ha firmado un acuerdo no vinculante para la puesta en marcha de una nueva empresa conjunta para crear una planta de baterías en Turquía. La sociedad estaría localizada cerca de Ankara y producirá celdas de NMC con alto contenido en níquel para ensamblaje en módulos de baterías. Se prevé que la producción comience a mediados de la década con una capacidad anual aproximada en el rango de 30 a 45 gigavatios hora (GWh).

Ford utilizará la plataforma MEB de Volkswagen

La compañía también planea producir modelos eléctricos para el mercado europeo basados en la plataforma 'Modular Electric Toolkit' (MEB) del grupo Volkswagen, esperando duplicar su volumen previsto hasta 1,2 millones de unidades eléctricas con esta plataforma en un plazo de seis años.

Diseñado como una plataforma de vehículos abierta, permite a los fabricantes de automóviles electrificar su cartera de forma rápida y rentable, según han informado el consorcio Volkswagen y Ford en un comunicado.

El primer modelo de Ford que utilizará la plataforma MEB será un crossover totalmente eléctrico que se espera que salga de la cadena de montaje del Centro de Electrificación de Ford en Colonia (Alemania) a partir de 2023.

En un principio, el fabricante estadounidense había previsto fabricar un único modelo basado en la plataforma MEB de Volkswagen, con un volumen total de unas 600.000 unidades. La empresa aún no ha dado detalles sobre el segundo modelo previsto.

Para Volkswagen, la ampliación de la colaboración con Ford le acerca a convertirse en proveedor de plataformas para vehículos eléctricos como un pilar más de su negocio principal.

La plataforma MEB, que puede ser utilizada por varias marcas y fabricantes, proporciona la base tecnológica para diez modelos eléctricos de cinco marcas. En 2021, fue utilizada para fabricar aproximadamente 300.000 unidades.

La plataforma ofrece una base de costes mucho más competitiva en comparación con otros vehículos eléctricos gracias a la utilización de economías de escala en todo el mundo. Se fabrica principalmente en las instalaciones alemanas de Volkswagen Group Components en Braunschweig, Kassel y Salzgitter.

La unidad de negocio Platform Business, de reciente creación, es responsable de estas asociaciones con otros fabricantes. La futura plataforma SSP de Volkswagen también se compartirá con sus socios; es por ello que el uso por parte de varias marcas y fabricantes ya se está teniendo en cuenta en el desarrollo desde el principio.

Conversaciones: