LANZARÁ CUATRO ELÉCTRICOS EN DOS AÑOS

Para Audi el coche eléctrico representará el 25% de su negocio en 2025

Un directivo confirma que llegarán dos nuevos SUV y otro coche eléctrico además del Audi e-tron, el primer SUV eléctrico de la compañía presentado a mediados de septiembre en San Francisco.

Audi e-tron, el SUV eléctrico de Audi.
Audi e-tron, el SUV eléctrico de Audi.

La industria está a punto de ver como marcas como Audi, Mercedes o BMW, por citar algunas, inundan el mundo de vehículos electrificados. Además, dentro de este segmento, muchos modelos serán 100% eléctricos, empezando por el e-tron de Audi, el SUV eléctrico recién presentado por la firma de Ingolstadt. Jaguar, Porsche o Lucid son otras marcas que también lanzarán eléctricos.

Con el e-tron, un SUV coupé con 400 kilómetros de autonomía, Audi introduce el primer eléctrico en su oferta y, además, lo hace con un modelo de negocio distinto, apostando por las reservas como el método más favorable para conseguir que su primer eléctrico sea rentable. Sin embargo, no solo el e-tron llegará de parte de la marca alemana y, como sus rivales, planea lanzar varios modelos eléctricos próximamente para ocupar distintos segmentos del mercado en poco tiempo.

Cuatro en dos años

A parte de prototipos como el PB 18, presentado en la pasada edición del Concours d'Elegance Pebble Beach, que Audi no descarta producirlo en un futuro, su estrategia pasará por lanzar cuatro modelos eléctricos durante los próximos dos años contando la llegada del e-tron. "Continuaremos por este camino, creando otro SUV, el e-tron Sportback, otro vehículo más orientado a la carretera (podría ser el e-tron GT), que presentaremos en el Salón de Los Ángeles en noviembre. Después iremos a por un SUV más pequeño", confirma Filip Brabec, vicepresidente de producto de Audi América en la revista Forbes. "Continuaremos entrando en los segmentos más populares y asegurarnos de que tenemos una alternativa para ofrecer a los compradores, tanto los convencidos, como los que piensan en cambiarse a la movilidad eléctrica", añade.

1920x1080_170912_Audi_etron_Sportback_concept_Full_Side

De hecho, esa es la filosofía con la que Audi introduce el programa e-tron. "Queríamos entrar en un segmento muy concurrido, pero también muy popular, el de los SUV, donde ya tenemos el Q7, que compite con el BMW X5, Mercedes-Benz GLE y el Porsche Cayenne. Es el segundo segmento más grande del sector", explica Brabec.

Preguntado sobre si no es demasiado cuatro modelos para un tipo de coche que supone el 1% del mercado actualmente y crecerá un 5% durante los próximos dos años, Brabec explica que el 25% de su negocio será eléctrico en 2025 y que Audi cree que los eléctricos crecerán muy rápido. "Obviamente, no es algo que vaya a pasar de la noche a la mañana pero es algo que debemos evolucionar y debemos ofrecer múltiples opciones en el mercado. Esto es mucho más para nosotros que la creación de uno o dos coches con un volumen marginal de entregas", explica.

El diseño del e-tron

Brabec explica a Forbes que Audi abandonó el futurismo para centrarse en ofrecer coches increíbles que son eléctricos. "Hemos evolucionado nuestra forma de pensar. Creemos que los clientes quieren coches bonitos con mucha tecnología, no un diseño futuristas". Del mismo modo, Brabec no duda en afirmar que la inspiración procede directamente de su gama Q, adaptándolo a la movilidad eléctrica, con unas características propias, como la parrilla frontal, más clara en el e-tron, y con una evolución tecnológica evidente. "No queríamos buscar un nicho de mercado porque nuestros clientes no quieren eso. Queríamos que el e-tron fuera reconocible como un Audi. Es una combinación tratando de comunicar algo nuevo, muy tecnológico, con algo moderno", explica el directivo.

Conversaciones: