Híbridos y Eléctricos

INFRAESTRUCTURA DE RECARGA

BeePlanet e Iberdrola se lanzan a por las baterías de segunda vida para recargar coches eléctricos

BeePlanet Factory e Iberdrola utilizarán baterías de segunda vida de automoción para la infraestructura de recarga de vehículos eléctricos, un proyecto que surgió a través de la plataforma Energía Positiva, cuando BeePlanet quedó entre los 12 primeros.

BeePlanet e Iberdrola se lanzan a por las baterías de segunda vida para recargar coches eléctricos.
BeePlanet e Iberdrola se lanzan a por las baterías de segunda vida para recargar coches eléctricos.

BeePlanet Factory, la empresa selecciona por Iberdrola en la iniciativa Energia Positiva+, y la compañía energética trabajarán juntas en un proyecto de economía circular, que permitirá reutilizar aquellas baterías que han llegado al fin de su vida útil en la automoción para implantarlas en las estaciones de recarga de vehículo eléctrico.

BeePlanet Factory lidera en España la fabricación y gestión integral de baterías de segunda vida de ion-litio provenientes del vehículo eléctrico, desarrollando aplicaciones de almacenamiento sostenible de energía de pequeña, mediana y gran escala.

Su proyecto ha sido uno de los 12 elegidos por la plataforma Energía Positiva+, entre 396 propuestas innovadoras focalizadas en crear impacto económico y social contra la COVID-19, con soluciones para la descarbonización, energías renovables, eficiencia energética, almacenamiento, movilidad sostenible y economía circular.

El proyecto seleccionado por Iberdrola surge de la apuesta de esta empresa por la transición energética, la movilidad eléctrica y la descarbonización. Junto con la instalación de producción renovable, el almacenamiento de energía sostenible basado en baterías de segunda vida de ion-litio conseguirá dotar de robustez y flexibilidad al sistema eléctrico.

Iberdrola sigue apostando por la electrificación del transporte en su estrategia de transición hacia una economía descarbonizada, como palanca clave para la reducción de las emisiones y la contaminación de las ciudades, así como para la recuperación verde en el mundo postCOVID.

La compañía desarrolla un plan de movilidad sostenible, al que destinará un total de 150 millones de euros, para intensificar el despliegue de puntos de recarga de vehículo eléctrico. La iniciativa prevé la instalación de cerca de 150.000 cargadores para vehículo eléctrico, en hogares y empresas, así como en la vía pública en los próximos cinco años. La apuesta por el despliegue de la recarga en autovías y corredores priorizará las estaciones ultra rápidas (350 kW), súper rápidas (150 kW) y rápidas (50 kW).

Conversaciones: