Híbridos y Eléctricos

BORGWARNER Y ROMEO POWER TECHNOLOGY

BorgWarner entra en el negocio de las baterías de coches eléctricos junto con ex ingenieros de Tesla

Los módulos y paquetes de baterías que producirá la ‘joint venture’ contarán con sistemas inteligentes con sus propios algoritmos para mejorar el rendimiento de la batería, y gestionar el sistema térmico para el enfriamiento activo y pasivo.

BorgWarner entra en el negocio de las baterías de coches eléctricos junto con ex ingenieros de Tesla.
BorgWarner entra en el negocio de las baterías de coches eléctricos junto con ex ingenieros de Tesla.

El proveedor de trenes motrices BorgWarner anunció la creación de una empresa conjunta con Romeo Power Technology, un proveedor californiano de módulos y paquetes de baterías fundado por ex ingenieros de Tesla, SpaceX y Samsung. Inicialmente, la nueva compañía se centrará en la fabricación de baterías para coches híbridos y eléctricos, complementando la cartera de productos del proveedor que incluye motores eléctricos, electrónica de potencia, cargadores de a bordo, entre otros.

Los módulos y paquetes de baterías que producirá la ‘joint venture’ contarán con sistemas inteligentes con sus propios algoritmos para mejorar el rendimiento de la batería, y gestionar el sistema térmico para el enfriamiento activo y pasivo. BorgWarner tendrá una participación mayoritaria del 60% en la empresa conjunta y el 20% de participación en Romeo Power, incluyendo dos asientos en su junta directiva. Se espera que la compañía conjunta comience a emprender sus proyectos a partir del segundo trimestre de este año.

“Esta ‘joint venture’ no solo complementará nuestra sólida cartera de propulsión, sino que llenará un vacío en el mercado de celdas de batería y para los clientes de vehículos híbridos y eléctricos”, dijo Joel Wiegert, presidente de BorgWarner. Por su parte, el CEO de Romeo, Michael Patterson, aseguró que la empresa conjunta ayudará a su compañía a ganar mayor protagonismo en el sector de la batería aplicada al transporte.

BorgWarner, con sede en el estado de Michigan, se ha convertido en los últimos años en un proveedor importante para la industria de vehículos electrificados. En septiembre del año pasado, la compañía anunció que suministraría motores eléctricos e híbridos a tres empresas chinas, incluyendo el gigante Great Wall y su marca de vehículos eléctricos ORA.

BorgWarner pagó 950 millones de dólares (850 millones de euros) en 2015 para adquirir al fabricante de motores eléctricos e híbridos Remy International. Seguidamente, compró la compañía de electrificación Sevcon en 2017 y, en febrero de este año, fundó su filial CascadiaMotion, en la que se fusionaron otras dos compañías recién adquiridas: AM Racing y Rinehart Motion Systems.

Conversaciones: