Híbridos y Eléctricos

238.559 PUNTOS DE RECARGA EN 2015

China crece en estaciones de carga rápida

Las ventas de vehículos eléctricos están siendo bien acogidas en China. Una serie de modelos combinados con fuertes incentivos y una alta contaminación del aire se traduce en un rápido crecimiento de la demanda de coches eléctricos.

En un país con las ciudades extremadamente pobladas, la rápida construcción de infraestructuras de recarga es fundamental para una verdadera revolución del vehículo eléctrico.

En Estados Unidos, el mercado de vehículos eléctricos más grande hasta la fecha, casi el 100% de los propietarios de coches eléctricos tiene un garaje en el que poder cargar sus vehículos. En Guangzhou, Shanghai, Beijing, Shantou, Shenzhen y Tianjini, cada uno de estas ciudades tiene una población de más de 10 millones de habitantes, una revolución del coche eléctrico solo será posible con una buena red de cargadores y sobre todo cargadores rápidos.

Un informe de la Agencia Internacional de Energía publicado en 2013, señaló que, “China ha tomado la delantera en la construcción de las instalaciones de infraestructura para la recarga de vehículos eléctricos.” Declaró que había 13.283 puntos de recarga AC en funcionamiento, así como 243 estaciones de carga estándar para el intercambio de baterías.

Sin embargo, muchos más serán necesarios para que los vehículos eléctricos se conviertan en el segmento dominante de la industria automotriz. La buena noticia es que el gobierno chino, los fabricantes de vehículos eléctricos y las empresas de infraestructura de recarga, son conscientes de eso.

“48 grandes ciudades chinas están planeando ambiciosos planes de expansión para aumentar el número total de estaciones de carga de 243 a 1.549, y el número de postes de recarga de 13.283 a 238.559 en 2015”.

Además, ABB anunció a principios de este año un acuerdo con Shenzhen BYD Daimler New Technology Co., Ltd. (BDNT) para desarrollar la mayor red mundial de estaciones de carga rápida de vehículos eléctricos en China.

Las primeras entregas se esperan a mediados de 2014 y la solución de carga, de montaje en pared, se venderá a través de comercializadores DENZA.

El gobierno de China ha adoptado la norma de carga rápida en corriente continua “GBT”, para favorecer la innovación técnica y estimular la aceptación por el mercado de los vehículos eléctricos. Las infraestructuras urbanas de carga serán un factor clave para la adopción de los vehículos eléctricos. La norma GBT otorgará a los consumidores chinos la oportunidad de cargar cómodamente sus vehículos en casa o fuera. Se espera que los cargadores rápidos públicos de corriente continua estén disponibles en breve en China.

Se espera que el mercado chino de vehículos eléctricos evolucione rápidamente en los próximos años debido a las innovaciones tecnológicas y de mercado, a la norma nacional GBT de carga rápida, y a los favorables incentivos.

Conversaciones: