Híbridos y Eléctricos

EL GOBIERNO CHINO INSTA A LOS FABRICANTES A FUSIONARSE

China quiere crear un gigante automotriz estatal en torno al coche eléctrico

China quiere construir un gigante automotriz estatal en torno al coche eléctrico mediante una alianza masiva de los principales fabricantes motivada por el gobierno de la República Popular.

China quiere crear un gigante automotriz estatal en torno al coche eléctrico
China quiere crear un gigante automotriz estatal en torno al coche eléctrico

China quiere construir un gigante automotriz estatal en torno al coche eléctrico, así como ha hecho en el pasado con otras industrias como la siderurgia y la minería del carbón. Tres fabricantes de automóviles estatales anunciaron que compartirán tecnología, trenes motrices y sus plataformas en pos de este mega proyecto. Con este fin FAW Group, Dongfeng Motor y Chongqing Changan Automobile firmaron un acuerdo el 1 de diciembre en la ciudad de Wuhan, donde Dongfeng tiene su sede.

La hoja de ruta está definida. Se establecerá un centro de Investigación y Desarrollo para la tecnología de los vehículos eléctricos, la conectividad y los materiales livianos. Estas compañías compartirán la producción y coordinarán las compras, así como gestionarán la producción y distribución de vehículos en el extranjero.

El sitio Automotive News cree que las tres empresas están negociando una fusión, aunque eso no está expreso en la declaración conjunta. Una de las razones para considerar que se trata de una fusión es que la sociedad se encargará de todos los aspectos en la fabricación de los coches. 

El congreso del Partido Comunista hizo un llamado en el mes de octubre a las empresas estatales para "crear empresas de primer nivel" en la industria manufacturera.

En la declaración conjunta se describe a la asociación como "una nueva exploración" para consolidar la industria automotriz de China. El gobierno les pidió a varias empresas nacionales que procuren competir en el top 10 de los principales fabricantes de automóviles del mundo.

No obstante, tenemos razones para dudar si realmente Beijing pueda sacar adelante esta sociedad. Hace algunos años BAIC Motor Group falló en el objetivo de comprar a Fujian Motor Industry Group, a pesar de que ambas empresas habían firmado un acuerdo. Varios problemas de burocracia impidieron que se cumpliera con lo acordado.

También es cierto que en la fusión de FAW, Dongfeng y Changan, el único ente regulador será el gobierno central, y eso contribuiría con el éxito del proyecto. China ha logrado unificar otras empresas estatales en el pasado, como ocurrió en la industria del acero; Baosteel Group, que era la mayor siderúrgica de China, absorbió a la firma Wuhan Iron and Steel en 2016.

Aunque la unión de estas tres empresas de la industria automotriz no será sencilla, debido a que cada una cuenta con miles de empleados y tienen sus propios productos, parece que les conviene apoyarse entre sí para superar los problemas que han tenido para expandirse al extranjero y debutar en el mercado de los vehículos eléctricos a nivel internacional.

Será interesante saber cómo manejarán el tema de las empresas que cada una de estas compañías han creado con fabricantes extranjeros. Changan ha creado empresas conjuntas con Mazda, Ford, PSA y Suzuki; FAW tiene alianzas con Volkswagen, Toyota y Mazda; mientras que Dongfeng ha hecho lo propio con Nissan, PSA Group, Renault, Honda y Kia Motors.

Conversaciones: