Híbridos y Eléctricos

55 PUNTOS DE RECARGA Y 300 BICICLETAS ELÉCTRICAS

Circontrol desarrolla el sistema de recarga del Bicing eléctrico

Circontrol ha desarrollado y fabricado los cargadores para las bicicletas eléctricas así como la plataforma física y lógica para dotar las estaciones de recarga de la conectividad con los servidores del sistema de registro de datos.

FOTO: Jan van Dijk / bicing.cat
FOTO: Jan van Dijk / bicing.cat

Desde hace unos meses el Bicing, servicio de bicicletas públicas de la ciudad de Barcelona, ha empezado un proyecto para introducir la bicicleta eléctrica manteniendo la estructura actual del bicing. Estas bicicletas han sido ideadas, diseñadas y fabricadas con la participación de distintas empresas de ámbito  Nacional e Internacional.

Circontrol, empresa de Viladecavalls líder mundial en su sector, ha sido la encargada de fabricar y desarrollar los cargadores para las bicicletas eléctricas así como la plataforma física y lógica para dotar las estaciones de recarga de la conectividad con los servidores del sistema de registro de datos. El software diseñado por Circontrol envía los datos con el estado de carga de cada una de las baterías para que el software de gestión decida si están listas para ser liberadas y empezar a rodar.

Joan Hinojo, director general de Circontrol, asegura que “El proyecto piloto consiste en 55 puntos de recarga repartidos en toda la ciudad, con un total de 300 bicicletas eléctricas. El tiempo de recarga, en el caso de que una bicicleta esté completamente descargada, es de aproximadamente 2 horas y dispone de una autonomía de 45 km.”

La prueba piloto del Bicing eléctrico, que finaliza a finales de 2015, dispone de una bolsa de 4.000 abonados registrados y actualmente hay lista de espera para acceder al servicio. De media, el servicio se utiliza 115 veces al día i la distancia media recorrida es de 2,7 km en relación con los 1,9 km de la bicicleta mecánica y de 20 minutos respeto a los 13 minutos de la bicicleta mecánica.

El Bicing tiene más de 95.000 abonados registrados y más de 5 millones de usos anuales. Además de Barcelona, ​​otras ciudades se han interesado por la tecnología de Circontrol para implementar en sus servicios públicos de bicicletas eléctricas. Es el caso de Milán o París. En la capital francesa las primeras pruebas podrían verse circulando a finales de 2015 o principios de 2016.

La Cámara le ha otorgado, el día 18 de junio, el premio a la internacionalización sostenida. "Hemos pasado la crisis y ha resultado que ahora, el 90% de nuestras ventas son internacionales y hemos crecido: hoy somos el doble de personas que hace 5 años y nuestra facturación es el triple", dice Hinojo.

Actualmente, la empresa de Viladecavalls factura 14 millones de euros al año y cuenta con más de 20.000 puntos de recarga de vehículos eléctricos de todo tipo repartidos por todo el mundo.

Conversaciones: