Híbridos y Eléctricos

Comienza el proyecto piloto con el Audi A1 e-tron en Munich

Desde el pasado 28 de octubre, 20 unidades del Audi A1 e-tron circulan por las carreteras y calles de Munich como parte de un proyecto piloto para evaluar la movilidad eléctrica en las grandes ciudades.

20 unidades de Audi A1 e-tron circulan por las calles de Munich.


Audi ha entregado una flota de vehículos Audi A1 e-tron a sus socios en el proyecto y a los participantes en este ensayo, en el que E.ON y SWM han instalado una infraestructura de recarga que ofrece energía generada exclusivamente mediante el uso de energías renovables. Este ensayo forma parte del proyecto “Movilidad Eléctrica en Munich como Región Piloto”, patrocinado por el Ministerio de Transportes, Obras Públicas y Desarrollo Urbano del Gobierno Federal de Alemania, que ha invertido en la región unos diez millones de euros. El proyecto evaluará cuestiones como el estudio de la red eléctrica necesaria o la transferencia de datos entre conductores, vehículos y estaciones de recarga. El uso de teléfonos inteligentes como la principal interfaz con el conductor será uno de los objetos del estudio.

El Audi A1 e-tron es un vehículo eléctrico de autonomía extendida. Su motor eléctrico, con una potencia de 102 CV (75 kW), permite al A1 e-tron alcanzar una velocidad máxima de 130 km/h. Un compacto motor de combustión —el “range extender”— se pone en funcionamiento para recargar la batería si ésta se agota, lo que permite aumentar la autonomía operativa del vehículo durante al menos otros 250 kilómetros. Este compacto coche eléctrico diseñado para ser conducido a diario en zonas metropolitanas es por tanto un vehículo de emisiones cero durante los primeros 50 kilómetros. La batería consta de un paquete de módulos de iones de litio dispuestos en el piso del habitáculo por delante del eje trasero. Su consumo en modo de autonomía extendida o “range extender” es de apenas 1,9 litros cada 100 kilómetros, lo que supone unas emisiones equivalentes de CO2 de solo 45 gr/km.

Por su parte, E.ON ya comercializa un paquete para los usuarios privados en Alemania: energía verde y punto de recarga para ser utilizado en los hogares. Para ello, E.ON primero realiza una inspección de seguridad, pues no todas las tomas de corriente e instalaciones de cableado están diseñadas para soportar las pesadas cargas que conlleva la recarga de un vehículo eléctrico durante horas. E.ON también suministra estaciones de recarga para el público, fundamentalmente para clientes comerciales, en las que dos coches eléctricos pueden recargar sus baterías al mismo tiempo. Ambos tipos de estaciones de recarga están siendo utilizados por la flota de Audi A1 e-tron en Munich. Además, E.ON promueve la continua mejora centrándose en la tecnología de recarga rápida, así como en nuevos sistemas de recarga que no necesitan cables.

TUM se encarga de recopilar y analizar todos los datos sobre movilidad personal durante el proyecto. ¿En qué situaciones la gente conduce los coches eléctricos y en qué grado los utiliza? ¿Cómo va a influir está tecnología en el uso de otros medios de transporte? Para responder a estas cuestiones se ha desarrollado una aplicación móvil que todos los participantes en la flota del proyecto pueden utilizar en sus teléfonos inteligentes. Al mismo tiempo, se está realizando un estudio que permita determinar los modelos más adecuados para la facturación de la movilidad eléctrica.

 

Conversaciones: