Híbridos y Eléctricos

EL FACTOR HUMANO Y LOS CAMBIOS DE PODER

Convulsión en la automoción global: de Nissan a Tesla pasando por Volkswagen y Daimler

Grandes cambios en las cúpulas de las automovilísticas: García Sanz deja Volkswgen; el 'visionario' Musk es sustituido en la presidencia de Tesla y Zetsche anuncia su retirada de Daimler.

automocion
automocion

Las detenciones de los directivos Rupert Stadler y Carlos Ghosn han hecho tambalear el sector de la automoción en 2018, un año en el que la Justicia alemana ha castigado a Audi y al grupo Volkswagen con multas de 800 y 1.000 millones de euros, respectivamente, por el caso del software que alteraba las emisiones en algunos vehículos diésel.

Stadler, en mayo de 2017, renovó por otros cinco años su contrato como presidente de Audi, sin embargo, en junio de este año, la fiscalía germana incluyó al directivo entre los sospechosos de fraude y publicidad falsa por el 'diéselgate'.

La firma de los cuatro aros admitió un año antes que sus motores V6 de 3.0 litros estaban equipados con un dispositivo que se consideraba ilegal en Estados Unidos (EE.UU.) y que permitía a los automóviles evadir los límites de emisiones. En este contexto, Stadler, junto otros directivos, saltó a la palestra por su supuesto consentimiento a comercializar vehículos con dicho dispositivo en el mercado europeo.

En junio de 2018, Stadler fue detenido cuando se encontraba en su casa de Ingolstadt (Alemania), por lo que fue suspendido temporalmente de sus responsabilidades corporativas. Tras cuatro meses y medio en prisión preventiva, fue puesto en libertad y los consejos de vigilancia del grupo Volkswagen y de Audi dieron su consentimiento para cerrar un acuerdo con el directivo para la terminación en el seno de la compañía.

De este modo, no volverá a trabajar para el consorcio con sede en Wolfsburg (Alemania) y Bram Schot le sustituye ahora en presidencia de la firma. Además, Audi, también en el contexto del 'dieselgate', aceptó pagar una multa de 800 millones de euros por parte de la Fiscalía de Múnich.

La sanción contempla el abono de una multa máxima de cinco millones de euros, según lo dispuesto en la legislación del país, así como la devolución de beneficios económicos por parte de la empresa de 795 millones de euros. De su lado, el grupo Volkswagen también aceptó el pago de una multa de 1.000 millones de euros por parte de la Fiscalía de Braunschweig por el mismo caso.

Ghosn, también cayó 

Otra de las sorpresas en el sector de la automoción en 2018 llegó desde Japón. El 'gurú' Carlos Ghosn, que reflotó a Nissan cuando la compañía atravesaba su peor momento y una de las figuras más relevantes del sector de la automoción en todo el mundo, fue detenido en Japón el 19 de noviembre por una supuesta violación de la ley sobre instrumentos financieros del país.

La Fiscalía de Tokio procedió a la detención del máximo responsable de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi por incumplimiento de la legislación fiscal del país asiático en relación con sus ingresos personales. La noticia hizo reaccionar al mismo presidente del Gobierno francés, Emmanuel Macron, para preservar la estabilidad financiera en Renault (en la que el Ejecutivo galo posee un 15% del capital).

Nissan y Mitsubishi destituyeron a Ghosn de manera fulminante como presidente de ambas compañías, pero Renault aún lo mantiene en 'stand by' (como presidente y director general) tras no encontrar irregularidades en una auditoría preliminar y ha nombrado a Thierry Bolloré como sustituto de forma interina.

Ghosn fue acusado formalmente en Japón de haber declarado unos ingresos inferiores a los que percibió en realidad como máximo responsable de Nissan. En concreto, publicó una compensación de menos de la mitad de los 88 millones de dólares (77 millones de euros), que recibió entre 2010 y 2015.

Además, cuando el directivo de origen libanés parecía que ya había tocado fondo, la Fiscalía de Tokio sorprendió con una nueva acusación contra él. Supuestamente, traspasó a la compañía operaciones personales, generándole un impacto por valor de 16,6 millones de dólares (14,5 millones de euros).

Según las autoridades niponas, también provocó "daños" al fabricante nipón al hacer que le depositara un total de 14,7 millones de dólares (12,8 millones de euros) entre junio de 2009 y marzo de 2012 en una cuenta bancaria

Baile de directivos

En este curso también ha habido un vaivén constante en las cúpulas de las principales firmas automovilísticas de todo el mundo. El español Francisco Javier García Sanz fue hasta abril de este año uno de los directivos nacionales con un cargo de mayor responsabilidad en un gran corporación internacional.

Tras 17 años como vicepresidente mundial de Compras del grupo Volkswagen, salió del consejo de administración y de la compañía a petición propia, como parte de la reorganización de la estructura del órgano de gobierno que ha llevado a cabo la empresa y que también supuso la salida del consejero delegado, Mäthias Müller.

El español era también presidente de los consejos de administración de Seat, Volkswagen Navarra y Volkswagen Group España Distribución y, entre 2008 y 2012, fue presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).

Por su parte, Herbert Diess sustituyó a Mäthias Müller al frente del grupo Volkswagen. Antes de comenzar su andadura en Wolfsburg en 2015, ocupó el puesto de director técnico de Planificación y Mantenimiento de la planta que Bosch tiene en la localidad cántabra de Treto, entre otros.

Despedida en Daimler

Dieter Zetsche anunció también a finales de septiembre que dejará su cargo de presidente de la junta directiva de Daimler tras más de trece años en el cargo y que será sucedido por el sueco Ola Käellenius.

La intención del consorcio automovilístico alemán es que Zetsche renuncie a su cargo durante la junta anual de accionistas de 2019, y que pase a formar parte del consejo de vigilancia durante dos años, para después suceder al actual presidente de este organismo, Manfred Bischoff, durante la junta de 2021.

Zetsche ha sido miembro de la junta directiva de Daimler desde diciembre de 1998 y fue nombrado presidente de este órgano en enero de 2006. Además, ha sido máximo responsable de Mercedes-Benz Cars desde 2005.

Cambios en Tesla

La Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC) abrió una investigación a Elon Musk por fraude tras anunciar en Twitter una privatización de la compañía que nunca se produjo y el directivo se vio obligado a dejar la presidencia de la junta directiva de la compañía y a pagar una multa de 40 millones de dólares (35 millones de euros) a cambio de la retirada de los cargos presentados.

De este modo, Tesla y Musk pagarán cada uno 20 millones de dólares (17,5 millones de euros) para resolver el caso y Musk renunciará como presidente de la empresa, aunque seguirá siendo su director ejecutivo.

Tras varios días en confusión en Palo Alto (EE.UU.), Robyn Denholm fue nombrada presidenta del consejo de administración de Tesla en sustitución del fundador de la compañía.

Triste noticia

El 25 de julio el mundo del motor lloró la pérdida de uno de sus principales actores durante las últimas décadas. El ex consejero delegado de Fiat Chrysler Automobiles (FCA) y Ferrari Sergio Marchionne fallecía después de varios días ingresado en un hospital de Zúrich (Suiza) por complicaciones derivadas de una cirugía.

Al 'hombre del jersey', que tenía prevista su salida del grupo automovilístico italoestadounidense para 2019, se le atribuye haber rescatado a Fiat y también a Chrylser de la bancarrota desde que tomara el volante del fabricante italiano hace catorce años.

La muerte de Marchionne sacudió a Fiat Chrysler en pleno desarrollo de su plan estratégico, presentado por él mismo en junio y a través del que prevé invertir 9.000 millones de euros en vehículos híbridos y eléctricos durante los próximos cinco años, con el fin de eliminar de su producción todos los motores diésel antes del año 2021.

Conversaciones: