INFORME SOBRE LA INDUSTRIA DE LAS BATERÍAS

Los costes de las baterías, el gran escollo para el coche eléctrico

El paradigma del coche eléctrico está a punto de cambiar entorno a sus baterías, que pronto mejorarán sus prestaciones y bajarán drásticamente de precio.

Los costes de las baterías, el gran escollo para el coche eléctrico
Los costes de las baterías, el gran escollo para el coche eléctrico

Los precios de las baterías necesitan reducirse a más de la mitad antes de que el coche eléctrico pueda competir con el tradicional motor de combustión interna. Así lo ha asegurado Bloomberg New Energy Finance durante el simposio Future of Energy que se ha llevado a cabo durante los dos últimos días en la ciudad de Shanghai. Según el informe, esto sucederá a partir de 2026, cuando el coste de las baterías caerá hasta $100 dólares por kilovatio hora de capacidad.

El paradigma del coche eléctrico está a punto de cambiar entorno a sus baterías, que pronto dejarán los iones de litio para solidificarse. Las nuevas baterías de electrolito sólido prometen mayor densidad energética y más seguridad para el usuario. Compañías como Toyota, Dyson o Fisker ya han movido ficha en este sector, anunciado sus primeras baterías dotadas de esta tecnología para inicios de 2020.

La japonesa Panasonic, la china BYD y la surcoreana LG son los principales productores de baterías de ion-litio a día de hoy, según el informe de BNEF. Como consecuencia de su creciente demanda de materias primeras, compañías extractoras de litio como Stella Chemifa y Sociedad Química y Minera de Chile están viendo como sus acciones suben de forma notable en la bolsa de valores. Esto se traduce en un enorme mercado multimillonario que necesita una importantísima cantidad de metales, cuya demanda puede llegar a alcanzar cifras tan abrumadoras como 300.000 toneladas de cobre, níquel y aluminio en 2030 o más de 100.000 toneladas de litio, manganeso y cobalto para el mismo año.

800x-1-2

Demanda estimada de litio, manganeso, cobalto, cobre, aluminio y níquel. Fuente: BNEF.

Por otro lado, aunque van en aumento, las ventas de vehículos eléctricos todavía tienen que despegar. Para ello será necesario que los costes de producción se rebajen de forma drástica, y esto implica reducir el precio de las baterías, que se llevan prácticamente la mitad de lo que pagamos hoy por un coche eléctrico. Según las estimaciones de BNEF, durante los próximos nueve años, el coste de las baterías se reducirá en un 67%, lo que permitirá equiparar el precio del vehículo de cero emisiones al de gasolina.

800x-1

Evolución del coste de las baterías de ion-litio ($/kWh) Fuente: BNEF.

Pero no toda la movilidad eléctrica y de cero emisiones pasa por las baterías, sino que el vehículo de pila de combustible también tiene su parte de protagonismo. Según informa Bloomberg, el Gobierno Chino ha decidido abrir las puertas a inversiones extranjeras que quieran apostar por el desarrollo de la pila de combustible y el vehículo de hidrógeno en su país. En cambio, China ya no admite nuevos inversores extranjeros para la producción de baterías dedicadas al coche eléctrico.

Conversaciones: