Híbridos y Eléctricos

El "City Car", un vehículo eléctrico Made in Euskadi

Un consorcio vasco lo desarrollará en colaboración con el Massachussets Institute of Technology.

Un consorcio vasco lo desarrollará en colaboración con el Massachussets Institute of Technology.

Hiriko, un vehículo eléctrico made in Euskadi. FOTO: City Car

“Hiriko, driving mobility” así se denomina el proyecto a través del cual un consorcio empresarial vasco realizará el desarrollo industrial del prototipo “city car” en el que el MIT-Media Lab (Massachussets Institute of Technology) lleva seis años trabajando en su diseño. Fruto del acuerdo de colaboración entre el consorcio vasco y el MIT-Media Lab, en el Parque Tecnológico de Álava se desarrollará este prototipo pensado para la movilidad urbana cuya comercialización está prevista para 2012.
 
El consorcio vasco lo componen AFYPAIDA, la Asociación para el Fomento y Promoción de Actividades Industriales y Deportivas de Álava y DENOKINN, el Centro Vasco para la Innovación, Emprendizaje y Desarrollo de Nuevos Negocios. El Centro de Innovación Tecnológica Epsilón Euskadi, que acoge el desarrollo de ingenierías, coordina este proyecto.
 

Un innovador sistema de producción

El proceso de producción del “city car” es innovador porque no se va a fabricar en la tradicional cadena de montaje. En su caso, la producción toma como punto de partida un sistema modular en el que los distintos fabricantes realizan el módulo que les corresponde. Prácticamente todos los elementos del “city car” serán realizados por siete industrias vascas que cada una de ellas desarrollará íntegramente un módulo. Se pasa, así, a un concepto de producción distribuido donde cada uno de los módulos será fabricado íntegramente por cada una de las empresas responsables del módulo. Posteriormente, cada módulo se entregará al nuevo espacio diseñado y pensado para el montaje de los módulos y la venta del propio vehículo. Esta sistema de producción “modular” fusiona distribución y punto de venta y acorta los tiempos de fabricación y  

Los módulos del “city car”, ahora fabricados por cada proveedor de forma autónoma, son: chasis y estructura mecánica; energía (se incluye aquí la carga y descarga de la batería necesaria); electrónica de control; carcasa externa y sistema de iluminación; seguridad integral desarrollo del habitáculo interior y, finalmente, el módulo robo-ruedas.

 

El City Car como concepto

Entrando en detalle con el “city car”, apuntar que este vehículo tendrá un tamaño muy reducido y está pensado para su uso en ciudad; prueba de ello es que no rebasará los 50 kilómetros por hora. Los impulsores de este proyecto adelantan que su autonomía será de 120 kilómetros y se podrá recargar en tan solo doce minutos.

Un       concepto para agilizar la movilidad urbana. FOTO: City Car

El desarrollo de este vehículo se enmarca en el proyecto “mobility-on-demand” en el que MIT Media Lab lleva varios años trabajando y que investiga e intenta dar soluciones a la movilidad urbana. Actualmente, en el 80% de los desplazamientos internos por las ciudades el conductor va solo en el coche por lo que el “city car” se erige como una óptima solución para estos conductores, por su reducido tamaño, y por su carácter ecológico ya que, al ser 100% eléctrico, no emite emisiones contaminantes derivadas de quemar combustibles fósiles.

Partiendo del concepto “mobility-on-demand" de agilizar la movilidad urbana y evitar las emisiones contaminantes, el “city car” se basa en tres aspectos:

1. Simplicidad: está pensado para un uso exclusivo en ciudad y desarrollado para facilitar el desplazamiento por las grandes urbes.

2. Accesibilidad: el “city car” da prioridad a cuestiones como la fácil entrada y salida del vehículo y a la accesibilidad a nivel económico: se pretende que tenga un precio contenido y que se pueda acceder a él mediante otras fórmulas como el alquiler el “Pay per use”.

3. Sostenibilidad: el objetivo es que el “city car” sea un vehículo para todos: desde directivos hasta estudiantes o jubilados y para cualquier extracto social ya que por su sencillez todo el mundo pueda acceder a él. Un uso generalizado de un vehículo 100% eléctrico supondrá reducir notablemente las emisiones contaminantes, la gran garantía para la sostenibilidad de nuestro planeta. {jcomments on}

Un concepto para uso en ciudad. FOTO: City Car
Conversaciones: