Híbridos y Eléctricos

ELON MUSK RESPONDE EN TWITTER

Por qué Elon Musk no quiere un nuevo Tesla Model S

Tesla ha estado trabajando para simplificar la producción de todos los modelos, reduciendo las opciones de pintura y ajustando los precios de un mes a otro. Éste, entre otros factores ha derivado en el no desarrollo de un nuevo Tesla Model S. 

Por qué Tesla no quiere un nuevo Model S.
Por qué Tesla no quiere un nuevo Model S.

¿Por qué Tesla no quiere un nuevo Model S? El Tesla Model S ya tiene siete años y no es que se muestre anticuado, pero el primer modelo producido en serie de Tesla está llegando al punto en el que un fabricante de coches ordinario ya estaría trabajando en su reemplazo durante los últimos tres años y preparándose para un debut en un Salón del Automóvil. Pero Tesla no es un fabricante de coches ordinario. Es por eso que Tesla no está trabajando en una nueva generación del Tesla Model S y tampoco está desarrollando un reemplazo para el Tesla Model X, que ha estado en producción desde 2015. 

A Elon Musk le han preguntado a quemarropa en Twitter con respecto al Tesla Model X de próxima generación, el CEO de Tesla vertió un poco de agua fría en rumores de un Model S y un Model X de próxima generación, un mes después de que dos sedanes misteriosos con faros levemente diferentes fueran vistos en Los Ángeles. Musk ha indicado en varias ocasiones que Tesla introduciría cambios graduales en los coches. Cabe destacar que el Tesla Model S recibió una actualización de la parte delantera hace unos años, pero que los cambios en un futuro próximo se limitarían a otra actualización. 

El mes pasado surgieron rumores acerca de tal actualización para el Tesla Model S, que podría incluir la adición de una opción de batería de gran autonomía de 643 kilómetros, en medio de la discusión de que Tesla ha estado moviendo las cosas en su planta de Fremont antes del inicio de la producción del Tesla Model Y. 

tesla-model-s-blanco

Tesla podría no actualizar el Model S.

¿Un futuro sin el Tesla Model S?

Lo creas o no, hay una razón bastante buena para no actualizar el Tesla Model S, y no es muy diferente de la razón por la que Dodge no ha rediseñado el Charger en bastante tiempo. El Model S, por ahora, no es el líder de ventas de Tesla, ese papel lo desempeña el Tesla Model 3, y el futuro de las berlinas, eléctricas o no, se ve bastante sombrío en este momento. Otros fabricantes de automóviles están teniendo problemas para vender sedanes recientemente rediseñados, mientras que otros buscan formas de recortar los modelos existentes.

Tesla está experimentando una disminución en las ventas, pero rediseñar el Model S desde cero sería costoso sin importar cuándo se lleve a cabo, mientras que la compañía está trabajando para lanzar la producción del Tesla Model Y y lanzar más Model 3 en más mercados. Desde ese punto de vista, invertir en un nuevo Tesla Model S sería una extravagancia en este momento.

El caso de un nuevo Model S supondría un aumento en las ventas, ya que los primeros usuarios se apresurarían a comprarlo, como un nuevo iPhone, pero ese golpe sería de corta duración para Tesla, y probablemente no lo suficiente como para justificar la inversión. En los últimos meses, Tesla ha estado trabajando para simplificar la producción de todos los modelos, reduciendo las opciones de pintura y ajustando los precios de un mes a otro.

El Tesla Model 3 tendrá en Canadá una versión de acceso a la gama con 150 km de autonomía.

Tesla Model 3.

Al fin y al cabo, un Tesla Model S rediseñado aún sería una berlina grande con aproximadamente la misma autonomía, ya que no ha habido un gran salto en la tecnología de baterías que pueda duplicar su autonomía de la noche a la mañana.

Conversaciones: