Híbridos y Eléctricos

VEHÍCULO ELÉCTRICO Y COMUNICACIONES

España ocupa puestos de liderazgo en tecnologías para vehículos eléctricos

El director de AEDIVE, Arturo Pérez de Lucía, ha indicado que actualmente España ocupa puestos de liderazgo industrial en el mundo en cuanto a la fabricación de vehículos eléctricos y puntos de recarga.

ntv20151
Arturo Pérez de Lucía, director de la Asociación Empresarial para el desarrollo e impulso del vehículo eléctrico (AEDIVE).

El director de la Asociación Empresarial para el desarrollo e impulso del vehículo eléctrico (Aedive), Arturo Pérez de Lucía, en un acto que ha congregado a empresas, instituciones y profesionales relevantes del sector de las Telecomunicaciones y Sistemas de Información de la Comunidad Valenciana, ha augurado un crecimiento importante del parque móvil de vehículos eléctricos entre los particulares en dos años, que llevará a este mercado a un despegue "en vertical".

El director de Aedive ha recalcado que las "desorbitadas" expectativas que se plantearon en 2009 cuando se comenzó a impulsar el mercado del vehículo eléctrico no se han cumplido ni en España ni en ningún país, y defiende que la implantación del vehículo eléctrico está siendo "normal" como en cualquier otra tecnología "disruptiva" y de la misma manera que se ha producido con la telefonía móvil.

Pérez de Lucía, aseguró que actualmente España ocupa puestos de liderazgo industrial en el mundo en cuanto a la fabricación de vehículos eléctricos, con fábricas en Cataluña, Galicia, País Vasco, Castilla y León y Murcia, donde se producen para el mercado nacional e internacional furgonetas 100% eléctricas, cuadriciclos y vehículos para usos logísticos, así como motos eléctricas, autobuses y microbuses.

“Igualmente, España destaca como fabricante de puntos de recarga, con empresas ubicadas en Cataluña, País Vasco, Navarra, Madrid, Castilla y León y Valencia, que cuentan con el reconocimiento de los mercados internacionales por la calidad tecnológica de sus productos”, ha asegurado.

Pérez de Lucía recordó que el vehículo eléctrico es una tecnología disruptiva, como antaño lo fue el ordenador o el móvil, muy vinculada a la investigación y desarrollo para mejorar la capacidad y autonomía de las baterías y las infraestructuras que permitan optimizar cada vez más los tiempos de recarga.

A su vez, se trata de un sector ligado a los desarrollos en tecnologías de la información y la comunicación, no sólo para comunicar al usuario con su vehículo a través de dispositivos móviles, sino también con las infraestructuras de recarga y de control para una gestión eficiente de la demanda.

Por tanto, estamos ante “un vehículo conectado que será más eficaz en sus objetivos medioambientales, energéticos y económicos cuanto mayor sea el flujo de información y comunicación en toda la cadena de valor”.

Pérez de Lucía, señaló que gracias a las tecnologías de la información la movilidad eléctrica ha cobrado fuerza en el último lustro como una solución medioambiental sostenible y eficiente energéticamente para trasladar a personas y mercancías.

“El vehículo eléctrico está permitiendo reducir drásticamente los niveles de emisiones de gases de efecto invernadero y permiten aprovechar la generación eléctrica con fuentes renovables y autóctonas, equilibrando nuestro mix energético y reduciendo la dependencia de combustibles fósiles procedentes de terceros países”.

Destacó el potencial generador de empleo directo y desarrollo de nuevos modelos de negocio como el carsharing, o la especialización en sectores tradicionales como el del taxi, el reparto capilar de mercancías o el rent a car, donde la electrificación de los modos de transporte, unidos a las tecnologías de la información y la comunicación, permitirán optimizar la intermodalidad del transporte.

Finalmente recordó que la movilidad eléctrica aporta también, desde un punto de vista energético, ventajas en el equilibrio de un mix donde el papel de las energías renovables será cada vez más destacado por el hecho de que la recarga nocturna de los vehículos eléctricos, cuando no se están utilizando, permitirá optimizar el aprovechamiento de energías autóctonas y no contaminantes.

Conversaciones: