Híbridos y Eléctricos

SINTONÍA DEL GOBIERNO CON LA MOVILIDAD ELÉCTRICA

El Gobierno empatiza con la movilidad eléctrica y el sector del automóvil se siente ninguneado

El Gobierno empatiza con la movilidad eléctrica y los representantes del sector del automóvil (Anfac, Faconauto, Sernauto y Ganvam) se sienten ninguneados.

Sara Aagesen
La secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen.

El Gobierno anunció el pasado lunes, en el primer webinario organizado por la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (Aedive), un nuevo Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible (Moves), unas medidas que pillaron por “sorpresa” a los representantes del sector del automóvil (Anfac, Faconauto, Sernauto y Ganvam). 

Así se recoge en una carta enviada a la ministra de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto, firmada por las asociaciones de fabricantes de vehículos (Anfac), componentes (Sernauto), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam), en la que señalan que el sector del automóvil es "clave" para la recuperación económica de España y subrayan el "compromiso" de las compañías en la ayuda en la lucha contra el coronavirus.

Los diferentes agentes que forman parte de la industria automovilística española aseguran que el Gobierno ha tomado estas medidas "de manera unilateral" y “sin comunicárselo previamente”, y piden medidas para contener la crisis y una mayor “coordinación” entre ministerios.

"Este tipo de medidas forma parte del plan de choque diseñado por las asociaciones, propuestas que van mucho más allá de estos anuncios, pues se integran en un esquema de actuaciones completo, en el que hay planes para el impulso de la demanda y el mercado, medidas fiscales y de apoyo a las empresas e iniciativas para la reactivación de la inversión en producción", han reivindicado.

La movilidad eléctrica sigue siendo una prioridad para el Gobierno

Todo esto después de que el pasado lunes, durante el primer webinario del décimo aniversario de AEDIVE, la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, y el director general del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), Joan Groizard, anunciasen la segunda edición del Plan Moves que incluirá ayudas de hasta 5.500 euros a la compra de un vehículo de energías alternativas y la obligación de achatarramiento de un modelo para obtener esta subvención pasará a ser opcional.

El Gobierno de España mantiene firme su apuesta por la movilidad eléctrica y por los ejes del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), que establece un objetivo de 5 millones de vehículos eléctricos en nuestro país para 2030.

La secretaria de Estado de Energía respondió con un sí categórico a que el vehículo eléctrico siga siendo una prioridad del Gobierno. “La movilidad eléctrica estimula la innovación, que es algo central en todas las economías. Cadenas de valor, eficiencia energética, electrónica de potencia o la gestión de la segunda vida de las baterías son ejes con potencial industrial y de empleo”, señaló Aagesen, para quien “no vemos una dicotomía entre la situación actual y la agenda energética hacia la descarbonización”.

El precio del petróleo

Sobre cómo puede afectar el derrumbe en los precios del petróleo a la agenda de descarbonización del Gobierno, la Secretaria de Estado de Energía señaló que los precios del crudo están sometidos a grandes volatilidades y que la solución no pasa tanto por invertir en combustibles fósiles que nos hagan más dependientes de terceros países, sino que es “una oportunidad para tomar medidas que reduzcan de forma ordenada esa dependencia y apueste por las energías renovables”, que son fuentes autóctonas y descarbonizadas.

Líneas de actuación

Tanto la Secretaria de Estado de Energía como el director general del IDAE desgranaron algunas de las de la línea de ayudas MOVES2020, “que hemos reformulado en base a los inputs de las comunidades autónomas y de documentos de trabajo como el Plan 60 remitido por AEDIVE de medidas fiscales para lograr el objetivo de 5 millones de vehículos a 2030”, dijo Aagesen.

Así, además de incrementar el presupuesto en un 40% respecto a 2019 hasta alcanzar los 65 millones de euros y de la opcionalidad del achatarramiento impuesta en el plan del año pasado para acceder a estas ayudas, ambos desvelaron durante el webinario que dichas ayudas serán de 5.500 euros si se achatarra un vehículo y de 4.000 euros si no se hace, lo que supone una ventaja para las empresas de flotas, que no disponen de vehículos para achatarrar pero que son grandes tractores en la matriculación de nuevos vehículos.

Además, se otorgará mayor flexibilidad en los porcentajes asignados a las 4 líneas de actuación del MOVES 2019 según las necesidades de cada territorio, la cantidad destinada a la compra de vehículos se incrementa a un 70%, se ampliarán las líneas de compra por renting, el precio máximo de los vehículos de 40.000 a 45.000 euros y con respecto al programa adicional del Moves singulares, que en 2019 tuvo más de 120 solicitudes, el objetivo es reactivarlo y reforzarlo en 2020.

Otras acciones del Ejecutivo anunciadas por Aagesen son el impulso de la red de puntos de recarga, que pasa por lograr una información más cercana al ciudadano, la reducción de los costes fijos de operación de la carga pública e incentivar en el Código Técnico de la Edificación el despliegue de la recarga vinculada.

Conversaciones: