BATERÍAS DE NUEVA GENERACIÓN

Honda y General Motors se asocian para fabricar baterías más baratas y capaces

General Motors y Honda han acordado asociarse para desarrollar una nueva generación de baterías destinadas a la próxima generación de vehículos eléctricos, con las que pretenden reducir los costes del coche eléctrico y aumentar su autonomía.

Honda y General Motors se asocian para fabricar baterías más baratas y capaces.
Honda y General Motors se asocian para fabricar baterías más baratas y capaces.

General Motors y Honda han acordado asociarse para desarrollar una nueva generación de baterías destinadas a la próxima generación de vehículos eléctricos con las que pretenden reducir costes y acelerar el proceso de electrificación de ambas compañías. A raíz de este acuerdo, que tendrá vigencia durante múltiples años pero del que se desconocen los detalles financieros, Honda comprará módulos de baterías de nueva generación a GM con el fin de instalarlos en sus próximos coches eléctricos, entre los que se encuentra un ‘city car’ basado en el Urban EV con fecha de lanzamiento para finales de 2019.

Esta nueva asociación amplía la relación existente a través de una alianza estratégica para compartir tecnología avanzada de propulsión eléctrica. Desde el pasado año, GM y Honda han estado trabajando en nuevas pilas de combustible, más avanzadas y eficientes, para el despliegue de nuevos coches de hidrógeno a partir de 2020.

Las dos empresas han revelado que tienen como objetivo principal reducir los costes de desarrollo y mejorar el rendimiento de las baterías de los coches eléctricos. Como consecuencias de la alianza, General Motors y Honda esperan obtener una mayor densidad de almacenamiento energético, mucha más autonomía, paquetes de celdas más compactos y ligeros, y tiempos de carga más rápidos.

Las baterías en desarrollo llegarán a través de los futuros vehículos eléctricos que GM y Honda comercializarán principalmente en América del Norte. En cambio, una portavoz de GM reveló que los coches eléctricos que tienen planeados para China no se incluyen en el acuerdo. En cuanto a la extensión del acuerdo para sus productos en Europa, no se ha mencionado nada al respecto.

El desarrollo de los componentes de la batería para coches eléctricos de próxima generación, incluida las celdas y el módulo, tendrá lugar en el Centro técnico de GM situado en la localidad de Warren, Michigan, a la vez que en el Centro de I+D que tiene la división automovilística de Honda en Tochigi, Japón. Por el momento General Motors no ha mencionado dónde se fabricarán las baterías de nueva generación que compartirá con Honda.

Los planes eléctricos de GM y Honda

GM asegura que su próxima generación de vehículos eléctricos, que llegará al mercado a partir de 2021, convertirá el coche eléctrico en un producto rentable. La compañía norteamericana tiene planes de introducir al menos 20 vehículos totalmente eléctricos, ya sean a batería o con pila de combustible, para el año 2023. "Este nuevo acuerdo plurianual con Honda demuestra aún más la capacidad de General Motors para innovar hacia un catálogo eléctrico rentable", dijo el jefe de productos de GM, Mark Reuss.

Honda ha sido uno de los fabricantes que más tiempo se ha tomado para adoptar una estrategia en torno al coche eléctrico, creando una división de vehículos eléctricos a finales de 2016. El fabricante japonés quiere que sus vehículos electrificados representen dos tercios de sus ventas globales para el año 2030, incluyendo híbridos, híbridos enchufables, eléctricos a batería y de pila de combustible. Honda pronostica que para entonces venderá 3 millones de vehículos anuales a nivel global, por lo que aproximadamente dos millones serán propulsados por algún tipo de sistema eléctrico.

Según Takashi Sekiguchi, jefe de operaciones de Honda Cars, el nuevo acuerdo ayudará a acelerar los planes de Honda para lanzar vehículos electrificados. "Nos permitirá dar un nuevo paso hacia la realización de una sociedad sostenible", dijo.

Conversaciones: