Híbridos y Eléctricos

TICS, LOGÍSTICA, INNOVACIÓN

Industria de automoción: de la cadena de valor tradicional a los sectores complementarios

La industria del automóvil de las comunidades autónomas de Aragón, Cataluña, Madrid y Valencia tiene potencia para generar un tejido de 1.400 empresas, según se aprecia en el Estudio de la Composición de la Cadena de Valor de la Industria de Automoción.

Estudio de la Composición de la Cadena de Valor de la Industria de Automoción.
Estudio de la Composición de la Cadena de Valor de la Industria de Automoción.

Ha finalizado el Estudio de la Composición de la Cadena de Valor de la Industria de Automoción. El proyecto, realizado con la participación de los clústers de automoción de Aragón, Cataluña, Madrid y Valencia refleja que la industria de automoción de esas cuatro Comunidades Autónomas tiene un potencial de 1.400 empresas relacionadas con el sector.

La cadena de valor tradicional del sector comparte protagonismo con sectores complementarios como las TICS, la Logística y la Innovación.

Esta es una de las principales conclusiones que se desprenden del estudio realizado en colaboración entre los clústers de automoción de Aragón, Cataluña, Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana, con el apoyo de la Consultoría S&F, y que ha contado con el impulso del Ministerio de Industria Energía y Turismo, a través de su programa de ayudas a las Agrupaciones Empresariales Innovadoras. 

Afrontar los nuevos retos del sector automoción, como la industria conectada 4.0, los vehículos con energías alternativas, la seguridad y la incorporación de las TIC.

Este proyecto surgió hace unos meses como una iniciativa común puesta en marcha por los cuatro clusters de automoción mencionados con el objetivo de identificar las PYMES del sector automoción de la cadena de valor aguas abajo, incluyendo TIERs de nivel 3, 4 y 5, que van a tener un papel cada vez más relevante en la innovación y el desarrollo tecnológico de los procesos y productos de la fabricación de componentes a fin de afrontar los retos a los que se enfrenta el sector automoción, como la industria conectada 4.0, los vehículos con energías alternativas, la seguridad y la incorporación de las TIC. 

La labor innovadora del sector de componentes tiene un gran efecto multiplicador en los demás integrantes de la cadena de valor de automoción.

España, que se consolida como el octavo país del mundo en producción de automóviles (2.733.201 unidades en 2015), basa el éxito de esta industria y su diferenciación frente a países competidores, entre otras cosas, en la alta competitividad de la industria de componentes. La labor innovadora del sector de componentes tiene un gran efecto multiplicador en los demás integrantes de la cadena de valor de automoción: al producir bienes intermedios de consumo industrial, las mejoras asociadas a las inversiones en I+D+i benefician a todos los agentes situados aguas arriba, fundamentalmente fabricantes de vehículos y usuarios finales que obtienen productos de mayor calidad y menor coste. 

Los actores que componen la cadena de valor de la fabricación del vehículo y que actualmente operan en esta industria, representa un 10% del PIB de nuestro país.

En este contexto surgió la oportunidad de desarrollar un proyecto global que permitiera la identificación de todos los actores que componen la cadena de valor de la fabricación del vehículo y que actualmente operan en esta industria, que representa un 10% del PIB de nuestro país. Cabe destacar que el sector de componentes es el pilar básico de la industria de automoción, representando un 70% del valor del vehículo frente al 30% representado por los fabricantes. Además destaca el hecho de que el 50% del gasto en I+D+i lo realizan precisamente los fabricantes de equipos y componentes.

La realización de este estudio ha permitido a los clústers participantes disponer de un mapa actualizado de los actores situados a lo largo de la cadena de valor de la fabricación de vehículos en sus respectivas regiones, identificando sus actividades principales en materia de innovación.

La dificultad de la identificación reside en la falta de una clasificación sectorial clara de estas PYMES, ya que la mayoría de ellas no se encuentre clasificada dentro del CNAE Rama 29, de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas 2009 (sector de fabricación de automóviles). 

En efecto, muchas de estas empresas están ubicadas en otros códigos CNAEs de sectores industriales diversos como el Textil, la Química, el Plástico; sin embargo, el volumen mayoritario de su facturación se focaliza en el sector automoción. La realización de este estudio ha permitido a los clústers participantes disponer de un mapa actualizado de los actores situados a lo largo de la cadena de valor de la fabricación de vehículos en sus respectivas regiones, identificando sus actividades principales en materia de innovación. 

Del análisis se desprende que el sector en la Comunidad de Madrid está formado por más de 150 empresas, en Aragón más de 200, en la Comunidad Valenciana supera las 320 empresas y en Cataluña se acerca a las 700.

Los resultados del estudio se darán a conocer a los principales decisores encargados del desarrollo de políticas de apoyo a las PYMES y al sector industrial de componentes de automoción en las diferentes administraciones. Asimismo permitirá a los Clústers enfocar su estrategia en relación con las PYMES, y poner en marcha acciones de cooperación entre sus miembros en aras de la mejora de competitividad global del sector automoción.

Conversaciones: