Híbridos y Eléctricos

MÁS PUNTOS DE RECARGA

Japón expande su red de cargadores rápidos para vehículos eléctricos

Honda, Toyota, Nissan y Mitsubishi han llegado a un acuerdo para promover la instalación de cargadores para vehículos eléctricos (PHV, PHEV, EV) y crear una red de recarga que ofrezca una mayor comodidad a los conductores en Japón.

Toyota, Nissan, Honda y Mitsubishi acuerdan el desarrollo conjunto de infraestructura de carga para vehículos híbridos y eléctricos en Japón.
Toyota, Nissan, Honda y Mitsubishi acuerdan el desarrollo conjunto de infraestructura de carga para vehículos híbridos y eléctricos en Japón.

Los principales fabricantes de automóviles del país han creado la nueva compañía Nippon Charge Service, LLC, que impulsará, a partir de finales de año, la instalación de estaciones de recarga para vehículos eléctricos (PHVs, PHEVs, EVs) con el objetivo de convertirlos en una opción real de movilidad urbana, cómoda y accesible para los conductores.

En la actualidad, según estimaciones de los cuatro principales fabricantes, en Japón hay cerca de 1.700 estaciones de recarga rápida y más de 3.000 de recarga normal, lo que es considerado un número insuficiente.

El gobierno anunció subsidios por 100,5 mil millones de yen (equivalentes a 1.025 millones de dólares estadounidenses) como parte de su política económica para el año fiscal 2013, con el objetivo de incrementar rápidamente la infraestructura de recarga y expandir el uso de vehículos eléctricos. Con este apoyo, las cuatro automotrices trabajarán en conjunto para instalar las estaciones de recarga.

El Banco de Desarrollo de Japón (DBJ) ya ha anunciado que apoyará el paso dado por las automovilísticas e invertirá en la nueva compañía a través de su “Fondo para la Competitividad Industrial de Japón”.

El pasado 12 de noviembre, los mismos fabricantes anunciaron conjuntamente un plan para ayudar financieramente a las empresas de instalación de estaciones de carga y a partir de ese momento llegaron multitud de solicitudes y empezaron a analizar las ofertas de potenciales proveedores de este servicio.

Este programa está dirigido a las instalaciones de recarga que tengan un gran valor público en los planes de desarrollo de la siguiente generación de infraestructura de recarga, los cuales han sido delimitados por el Gobierno y autoridades locales. Los puntos de carga se instalarán en lugares clave, como por ejemplo centros comerciales, viviendas, hoteles, zonas de aparcamiento o en determinadas rutas de carreteras transitadas.

Por otro lado, Nippon Charge Service gestionará los cargadores y los instaladores de las estaciones de recarga serán invitados a participar en la red de infraestructura operada por la nueva empresa. A través de la nueva empresa, los cuatro fabricantes proporcionarán a los propietarios de automóviles una tarjeta de carga universal. El sistema estará en funcionamiento a finales de año.

Conversaciones: